Translate

jueves, 31 de marzo de 2016

UNA CARICIA

     Haz que tus manos abran mis ojos, haz que tus dedos expandan mi mente. Siente el momento en que mis lágrimas mojan tu historia...El poder de la ternura explora tu piel, llora el error y sonríe mi soledad, llueve en mi alma y se encoge tu cuerpo.
     Expliquemos el principio, es fácil, es tangible...Por ti seré ley y nunca el adiós expondrá mis deseos en otros vientos...Por ti seré aire y en él respirarás mi oxígeno...Por ti seré verdad y en ella la caricia crecerá en tu alma.
     Regresaré a mis raíces porque en ellas está la suavidad de mis caricias, en ellas está la ternura perdida de mis dedos, en ellas está el cariño que añoras en tu carne.
     Enséñame tus deseos porque en ellos escribiré las pasiones de mis letras, porque en ellos regaré mis humedades...Porque en ellos soñaré mis anhelos.
     Recogiste mis lágrimas en tus hombros y en ellos perpetuaron las caricias de mis nostalgias, envenenaste mi saliva de tu profunda humedad y en ella nació la sonrisa en mis labios.
     Amor que convertiste el pensamiento en palabras, amor que cortaste en dos la tela del cariño para darme el doble de tus caricias.
     Y cuando me enseñas tu intensidad, recuerdo mis días de añoranzas y mis noches perdidas de lujurias mal entendidas, recuerdo mis días de rock and roll y los atardeceres llenos de ansiedad, recuerdo mis días de pizzas a diez dólares y mis noches comiendo vacíos.
     Mejor sembremos música, mejor gocemos el ritmo de los sentidos, mejor callemos el silencio con los sublimes acordes de una guitarra...Mejor poseamos la eternidad de nuestras caricias.
     Una caricia es el infinito del momento y en ella recreamos la intensidad de ese verso que crece y crece hasta que surge la poesía en ese instante maravilloso.