Translate

sábado, 25 de junio de 2016

DIÁLOGOS EN LA DISTANCIA


                                                                                                                                                                     Pintaste tus lágrimas en el viento y cuando sentí su fuerza, supe que llorabas mi ausencia.
Escribí un deseo en la arena y cuando se lo llevó la marea,  recogiste mi abrazo en otro mar.
Respiraste los recuerdos de nuestra pasión y en tu exhalación pude sentir tu aliento.
Besé músicas, atrapé melodías y al pensar en ti, supe que estabas bailando.

Sentaste los dedos sobre el papel y escribiste la última poesía de nuestro amor.
Recité tus versos y llené mis entrañas del extraño cosquilleo de la eterna ansiedad
Adornaste tus tintas de tanta sinceridad que ni una de mis miradas se atrevió a dudar.
Envolví mi fé en tanta intensidad que otra vez ví nadar la desnudez de mi cuerpo entre las aguas de tus brazos.

Mujer que robaste mi corazón y lo guardaste bajo las siete lunas de tu cielo
Hermosa compañera que un día embriagaste mis noches de rosas y vainillas
Diosa del amor que supiste como iluminar de ternuras y caricias mi cuerpo.
Piel de seda que prometiste siempre estar en mis sueños y los conquistaste.

Te sueño desnuda bajo tu luna, estremeciendo estrellas y erizando tus pechos ante el parpadeo de tantas luces
Te saboreo y convierto mis momentos en miel, siento el roce de tu lengua entre mis labios  y la fiebre de tu boca al recorrer mis piernas.
Te imagino en la soledad ocultando mis vacíos entre tus manos y acariciando con ternura mi fotografía.
Te pienso y te dibujo, te deseo y te idolatro…También yo te lloro y por siempre te extrañaré.