Translate

domingo, 31 de julio de 2016

A TI QUE FUISTE PADRE...Y TAMBIÉN MADRE


       Sembraste puños de esperanza en sus vidas,  machacaste tus nudillos desde el amanecer hasta que el ocaso rendía tus fuerzas y en tu gran don de madre, nunca permitiste que una pesadilla se entrometiera en sus sueños.

       Juzgado desde el trono de la intolerancia social, herido por los puñales de la infidelidad, señalado una y otra vez por los dedos del “qué dirán” y cuestionado por tus capacidades en el laberinto de la ignorancia política.

      Nunca bajaste los brazos del cariño, jamás estacionaste tiempo ante la duda, siempre pisaste con firmeza el destino para que tus huellas fueran la luz de sus caminos. Recorriste mundos diferentes, buscaste oportunidades distintas, rasguñaste con profunda fe los desalientos de la vida y con tu poder de padre…Inventaste ternuras donde solo había dolor.

      Tu enseñanza permeó por siempre en la madurez de sus inteligencias, escribiste la palabra libertad en sus almas y les dio capacidad e independencia, recogiste tiempo de donde no había y llenaste de calidad la espera de sus silencios. Desde la tierra de tus principios, amarraste sus raíces…Desde tus caricias, llenaste de sonrisas sus corazones.
     

      A ti que fuiste padre…Y también madre… A ti que cada vez que abres tus ojos, los ves crecer en la distancia…A ti que aún cuando no vean las lágrimas de tus recuerdos, siempre sabrán que sus vidas no caben en el olvido…A ti que llenaste manos de generosidad y ahora los abrazas en su libertad…A ti que te dieron ese gran regalo de vida, pues fuiste padre…Y también madre.

      Para ti mi reconocimiento porque quizás...Nadie te lo dará.