Translate

martes, 23 de agosto de 2016

ANGOSTURAS


    Sentí que de pronto se estrechaba mi camino, busqué atajos y topé con intereses, busqué dulces praderas y encontré leyes, busqué escalar nevadas montañas y encontré la antesala de la muerte, busqué precipicios…Y estaba solo, escuchando el eco de mi alma.
    Robé un segundo al tiempo para preguntarle cuanto me quedaba, robé un segundo a la vida para preguntarle mi destino, robé un segundo a la eternidad para preguntarle mi muerte…Y las respuestas fueron una: Tú decides.
    Le pedí un minuto al Creador y en mi osadía conseguí su paciencia. La pregunta insistió en su eterna misericordia y completó la respuesta:   “Respira y llenarás tus pulmones con mi aliento porque yo te dí la combinación de mi oxígeno. Piensa con tu mente, siente con el corazón y cuando completes el círculo…Atrévete con tu alma. Y es entonces cuando la magia de mi amor, funde historias y escribe destinos.”
     No fuimos creados para estar solos, no fuimos hechos para llorar soledades…Fuímos concebidos en el eterno amor para dar y recibir ternuras, para dar y recibir momentos, para dar y recibir cariño, para dar y recibir poesía. Porque Ël es el gran dador de versos, Él es el gran inspirador de vidas…Él es el gran Creador de Amor.   
      …Y en nuestra terca confusión, queremos que el destino lo escriban otras manos, queremos que nuestra muerte la reciban brazos que ni conocemos, queremos “querer” sin saber quién nos quiere y queremos escribir una poesía, cuando ni siquiera entendemos el sentimiento de un verso.
         Angosturas que firman la inocencia de nuestros falsos merecimientos, estrecheces que abrazan la mente cuando abrimos los ojos, frágiles hilos de algodón que sostienen nuestra apariencia… Gotas de aire que convierten efímeros alientos en profundas nostalgias.
         Angosturas que convierten nuestro idilio con la vida, en una sórdida búsqueda por ser…Angosturas que cierran puertas y abren infiernos…Angosturas que prohíben pasiones y regalan llorados celibatos…Angosturas que dan soledad y cortan vida.