Translate

miércoles, 21 de septiembre de 2016

ME ENAMORÉ...


         Vi caer esa gota de tus labios y enamoré mis humedades, sentí silencio en tu mirada cuando recorrió mi piel y en ella enamoré mi pasión, gocé la ternura de tus dedos cuando acariciaron en círculos mi pecho y entre ellos enamoré mi alma. Vigilé despacito, muy despacito cada uno de tus gestos, cada uno de tus deseos, cada uno de tus besos y en ellos enamoré mi corazón.
         Cubrí mi noche con el mantel de tu cuerpo. En él imaginé el sutil baile de tus fresas con el vaivén de las burbujas de mi cava, mi mente derritió blancos chocolates en cada uno de tus poros, tu lengua resbaló quedita entre los sudores de mis añejos tintos y entre los maduros humos de nuestra velada, inventamos el prólogo de nuestros gemidos.
         Tiré con fuerza del mantel para que no cayera ninguna copa en el desperdicio del tiempo, arranqué botones, rasgaste mi camisa, rasguñé elegancia en tus sedas y empapaste con tu fuego mis algodones. Contuve y contorsionaste sensualidad, excitaste mi vigor y sembré inquieta paciencia en tus manos, tomé por asalto tu cuerpo y poseíste mi fuerza.

         Grita mi amor porque mis paredes convertirán en poesía tu eco. Deja que mi gemido complete la dulzura de tu orgasmo porque en la locura de tanta pasión se escribe la música de los ángeles. Convierte en sueño esta fusión porque la luna partirá en dos cada uno de sus cráteres  y en cada gota de su lava, escribirá la osadía de nuestra sangre. Empaña con tu vaho las ventanas de nuestro amanecer porque en ellas escribiré…”Me enamoré”.