Translate

martes, 15 de noviembre de 2016

AMANECÍ SIN TÍ


       Amanecí oliéndote, extrañándote y sabiendo que por lo menos, me debes una caricia. Amanecí de un sueño, un sueño que empezaste a escribir, un sueño que enredó mi alma entre los latidos de tu corazón…Un sueño, que en su intensidad le di ilusión y que ahora en su nostalgia, solo es una distante esperanza.
       Amanecí queriéndote y respirando tu vacío en mis brazos. Amanecí entre el frío de mis sábanas y el terciopelo de tu recuerdo. Amanecí  suspirando vida, una vida que sin ti, carece de sentido.  
       Le pregunté por ti a mi piel y respondió el cariño, le pregunté por ti a mis manos y contestó el escalofrío, le pregunté por ti a mis labios y mis dientes mordieron sus grietas, le pregunté por ti a mis ojos y sentí como nacían las gotas de mis lágrimas.

       Abrí el viejo baúl de los sentimientos y en él escondí tu ternura. Abrí el cofre de las emociones y en él guardé tu mirada. Abrí el calabozo de las pasiones y en su cama de piedra, puse una gota de tu fragancia. Tenía tres llaves y ninguna de ellas explicaba mi vida sin ti… Fue entonces que  abrí el corazón de tu ángel y en él escribí mi destino. 
       Hoy amanecí sin tí y siento que por lo menos, me debes una caricia.