Translate

miércoles, 16 de noviembre de 2016

CAMINANDO CALLES...


      Suspiros de sombras que solo enmarcan viejas puertas, quejidos que iluminan portales en su luna menguante, viento que revientas fríos y ensordeces los oídos del silencio. Calumnia pactada entre el sol y las estrellas, versos agotados de cansados poetas, vírgenes perforadas en el ardor de sus amantes…Caminado calles, caminando entre las ubres de la vida.
      Ardor que revientas mi pecho al escuchar tanta melancolía, piedrita en el zapato que te atreves a desdibujar mis huellas, pensamiento de vida que escondes tus miedos en las aceras del recuerdo. Calles y calles, vida e infierno, camino y destino, constancia y arrogancia en mis pasos…Experiencia y vejez que narras mi historia, entre las paredes de mis calles.
      Ladrillos que esconden gritos, vigas que sostienen pecados en el credo de cada religión, apagadas y sucias farolas que no merecen un centavo de nuestros impuestos, basura que callas tus alientos…Polvo que solo esperas ese viento que te arrulle en su hamaca. Sabor de calle que eres virtud de pobres y pasaje de ricos, olor de calle que impregnas tristeza y desvaneces sueños, sentir de calle que retas inseguridades y desdoblas personalidades.

       Calle que naciste para recoger mi camino, calle que te renuevas por una hipócrita promesa…Calle que dejas a medias los sentimientos de mi nostalgia…Calle que te dejan al dulce albedrío de tu soledad, cuando no eres importante. Calle que callas lo que algunos ni siquiera alcanzan a comprender, porque tu historia es más inteligente, que nuestra memoria..
        Renaces entre tantas indolentes pisadas, día con día renuevas tu solidez en los vacíos que escupen tus gobernantes, estrechas lazos de vida con tus vecinos y cuando la lluvia perfora tu piel, solo vemos un mal cosido parche de aquellos cretinos que un día, te vendieron por una simple promesa de poder.
        Calle que viste mi vida nacer, calle que verás mi vida morir...A ti te escribo porque nadie se atreverá, a menos que quieran vender tu alma por un voto y después, como siempre, te olvidarán.