Translate

jueves, 29 de diciembre de 2016

TE ESCRIBO EN MI REFLEXIÓN...


         El único error que tuve en mi vida fue dejar de sentirte cuando me sentías…Y ahora que necesito estar a tu lado, eres tú la que no me sientes. Sentir un amor no es vivir palabras ni recitar sentimientos, es unir tu corazón con su alma y conseguir que su alma, viva en tu corazón.
        Te veo en cada una de mis noches, te respiro en mis días y en el recuerdo de tu abrazo, arranco las nostalgias de mi almohada. Te sueño esperándome y en mi pesadilla veo tu adiós, sueño con tus ojos abrazando mis labios y en mi despertar,  ni el rocío del amanecer llena las humedades que siempre en mí, acariciabas.
        Respiraba cada una de tus sonrisas y abrigaba con mi calor tus lágrimas, abrazabas mis tristezas y contenías mis errores. Sentirnos no era opción, era destino. Nuestro amor no fue casualidad porque ya estaba escrito, nuestra felicidad no fue coincidencia porque desde la eternidad los ángeles ya gozaban de nuestras ternuras. Quizás nuestro error solo fue una mal interpretada equivocación, una desidia estudiada y una  efímera debilidad porque somos humanos,  Quizás la simplicidad, ahorcó razones…Quizás el orgullo, rompió un cielo que jamás supo esperar…Quizás el sueño, jamás tuvo una ilusión para seguir viviendo.
        Y ahora que te escribo en mi reflexión, le pido perdón a la vida. Le pido perdón al destino, porque lo que en él está escrito no lo supe recitar, lo que en él está pensado no lo supe vivir y porqué todo el amor que te pude dar…Solo lo he podido expresar en mis versos, porque ya no tengo tu alma para llenarla con mi poesía.