Translate

lunes, 30 de enero de 2017

EL ÚLTIMO BESO...


                   Mi corazón se está rompiendo, se está cayendo a pedazos. Te hablo a ti, a ese ser, incapaz de sentir, a ese ser discapacitado para el amor…A ese ser que en cada una de sus palabras, viven dos mentiras:  La suya y la que provoca. Sentí con fuerte tristeza tu último beso, un beso que tu codicia desfiguró en mi mejilla y lo pegó a mis labios, un beso que anudó por siempre mi garganta…Un beso que pintó por siempre, el adiós en mi alma.
                   Infectada boca que disimulas con el suave enjuague de superficiales sentimientos, tu alevosía. Blanco artificial que amagas dientes vampirescos que solo chupan sangre y huelen a formol. Espesa saliva incapaz de contener una burbuja de vida, grietas iluminadas por un caro labial que sudan gota a gota y noche tras noche,  el pus de tus pensamientos. Transformas ruidos en palabras y las creemos versos, escribes copiadas poesías y en tu sensualidad las creemos originales, cuentas que respiras amor y la única verdad, es que transpiras infierno.
                   Historia que llenas recuerdos de tantos últimos besos: Judas vendió por uno, Magdalena suplicó por uno, amantes murieron por uno, silenciosos masturbadores sueñan con uno,  princesas viven por el beso de su azul príncipe, perros mueven su cola por el beso del amo y políticos venden falsas promesas por el beso del pueblo…Pero tu último beso no vendió, no suplicó, no soñó, no vivió, nada movió y nada prometió…Solo fue, un maldito beso.
                   Permíteme entrar en tu ignorancia de cabecera y explicarte que un beso, es una bendición. Un beso es el arte de un sentimiento cuando nace del alma, un beso es regalar un latido de tu corazón, un beso es dar un poquito de ti. Porque cuando dos labios se juntan, pegan pasión a la libertad, dejan que su lengua los humedezca, vuelan ansiedades y sus dientes los acarician de ternura, llenan calor, juntan deseo y escriben vida en otra piel… Jamás un beso así tatuado, será un último beso.