Translate

sábado, 20 de mayo de 2017

EL ÚLTIMO DIARIO...


               No me dejes pensar porque huiré de mi realidad y temo huir porque mi pensar está inacabado. No aprietes mi tiempo porque todavía no le doy espacio, no receles de mi Luna porque todavía no la llenas. Escoge un motivo y lo llenaré de razón, imagina una caricia y le pondré ternura, sueña conmigo y te enseñaré las espinas de mi camino. Lamento tanta frustración y deshago mis puños en paredes que ya no siento. Mis pies ya no caminan, solo resbalan sobre sendas de tristeza. Mi boca ya no espera tu aliento, solo vomita la hiel de la desesperanza, mis ojos ya no miran, solo están abiertos, incluso en el sueño de la pesadilla.
              Empezar de cero es una opción, dejar que mis manos arranquen tu blusa una necesidad, y por eso, mataré al gallo que canta y dejaré ronco al lobo cuando de reojo mire mi Luna. Lastimaré a la persona que más amo y de mi haré un poema, le pediré al cielo que detenga el mar y en su osadía, crearé un cuento. Seré el más altruista de los humanos y regalaré amor calle por calle, cantina por cantina y semáforo por semáforo. Sepultaré lacayos bajo tierra sin conquistar para que de una vez sean libres, escribiré una esperanza en el corazón de la libertad para que de una vez se atreva a ser y preguntaré al Creador porqué demonios me puso aquí, para que de una vez sepa, para que soy, que valor tengo y para que sirvo.
             Me llenaré de poder y leeré, leeré y leeré. Leeré cuando se abre el mar, cuando el hombre pisa la Luna, cuando el fuego es lava y cuando el frío deslava montañas. Leeré la incógnita del ser, la membrana del alma y la sinrazón del corazón. Leeré cuando veo perdido sin mirar, cuando mis manos no te pueden cerrar y cuando mi piel no se te puede pegar. Leeré la mudez del silencio, la vanidad del viento y las tormentas de arena que apagan mi pasión. Leeré hasta que las ceras salpiquen de blanco mis páginas, hasta que los tintos descuelguen gotas en mis tapas y hasta que el dulce disparo, cierre la noche de mi vida.
            Depresión y soledad, presión y dulce espasmo, antítesis de vida, juego de muerte y esclavitud del alma. Detiene la razón la bala en su atrevida explosión, huele el aire a pólvora mojada y se engarrota el dedo en el gatillo de la infamia. Vive el calambre en la piel y la duda revienta emociones, suda el ego, los ojos miran vacío y cantan los Soles un nuevo amanecer. Muestra su equilibrio la balanza de la vida y la muerte, explota la naturaleza y su luz atraviesa mis paredes, busco valentía en la cobarde decisión y solo puedo imaginar la renovación silenciosa y constante de una gota de agua, en el río que llena mi mar.
            Gota de vida que transformas oxígeno en necesidad, transparencia en espejo de mi destino, densidad en naciente espuma de pasión. Gota que conviertes tu camino entre piedras,  en obstáculos al fracaso y tu osadía en motivo de razón. Gota que arrastras preciosidad en tu profundidad, verdad en tu intensidad y deseo en tu parida humedad. Gota que llenas mis lágrimas de la sublime emoción del autoconocimiento, que robas sonrisas a tus paisajes y las tatúas en mi boca…Gota de cielo que dejaste que mi alma te abrazara, que a través de ti mis ojos vieran y que mi corazón se empapara con los latidos del Universo. En ti me fundiré y seré parte de tu agua, contigo nadaré tus ríos y cruzaré mares, explicarás que mi vida tiene sentido y me recordarás, que no merezco ser explicado y es por eso que ahora escribo, mi último diario.