domingo, 29 de mayo de 2016

CONTRATO DE AMOR

CONTRATO DE AMOR……
            Vi las cortinas recorrer el viejo camino de tus ventanas, poco a poco desplegando su tela y dejando que la luz sonriera tu rostro. Despacito y de reojo abracé la lividez de tu mirada, en silencio observé la nostalgia de tu pureza cuando tus dedos despintaron el impertinente vaho del amanecer…Aguardé el momento en que tus ojos abrigaran el frío de mi alma, esperé la emoción que diera sentido a mis lágrimas y en la intensidad del suave rocío, sentí las primeras pinceladas de un amor.

            Amor, gran castillo de arena que creces entre mis ilusiones, castillo de fuego que hundes tus chispas en la querencia de mis ansias, río de pasión que nunca llenas las espumas de mi mar. Tu distancia recoge poesía  y tu extrañez provoca tanta furia en mi espíritu, que aún después de mi muerte todavía escribiré tu intensidad, sentiré tu vulnerabilidad y cuando recuerde tus rarezas, comprenderé que  aún cuando crea que no estás…Ni te entenderé ni te podré descifrar.

            A través de la ventana, tu ausencia provoca mi soledad y tu vacío penetra en mi piel. Fotografías que invaden las miradas de mis recuerdos y en su elegancia solo puedo admirar sus viejos paisajes. Juntos creamos poemas que escribieron luz en los reflejos de la luna, discutimos olas que abrazaron otros cuerpos y  ahora solo escupen amargas hieles entre vecinas arenas.

           Dulce y amargo sabor a dura melancolía cuando beso el olvido de tu almohada, llorada tristeza cuando me arrugo entre el recuerdo de tus sábanas…Profundo frío cuando absorbo mi café y tú no estás.  Quizás solo seas el sueño de un poeta que cubrió de acentos tu eternidad, quizás solo seas una alucinación en los espejismos de las querencias de mis infinitos,  porque sabes lo que fui para ti y te enredaste en la enciclopedia de las mentiras, porque sabes lo que sufrí por ti y solo dejaste que otros labios besaran tus miedos, porque sabes lo que siento por ti y cada día alargas distancias en el pecado de tu soberbia.

          Amor que alguna vez fuiste primero y ahora rasguño tu añoranza,  amor que alguna vez humedeciste mi cuerpo en tu pasión y avergonzaste mis principios, amor que arrugaste mi alma por querer tener otro corazón y aplacaste la sinrazón, amor envejecido en las lágrimas de mi destino…Solo espero una oportunidad que no nazca del puro deseo y que no muera en la oscura confusión.

          Escribiré un contrato contigo pero por favor lee la letra pequeña, donde dice que nunca cambiarás tu nombre: Siempre te llamarás amor. Donde dice que nunca olvidarás mis abrazos y jamás recordarás mis lágrimas, que en tu vida llevarás la mochila de la lealtad y que en tu verdad, solo vivirá la sinceridad.
         Fírmalo !!!.