Translate

jueves, 29 de septiembre de 2016

POETA ANÓNIMO


    Comenté silencio cuando leí tus versos. El atrevido impulso se agarrotó entre mis dedos pero esos sentimientos,  arrancaron una lágrima de mi alma. Otra vez, leí tu poesía y en mis ojos sembraste un deseo…Otra vez dormí entre tus rimas y humedeciste mi cuerpo.  Ser que en la distancia alborotas mis instintos y marcas tu huella en la fragilidad de mis anhelos, música de hermosos vientos que atraviesas mis paredes y embraveces mis ceras.
     Me fundí con tu intensidad, abracé sueños que no eran míos, conversé querencias olvidadas y hasta mi orgullo se arrodilló al sentir tanta pasión. Destroné miedos, arrugué paciencia y fue la desesperación la que quiso saber más de ti. Embelesé mi conciencia con tus escritos, reduje espacios, amé tus comas y gocé el tiempo en cada uno de tus puntos y aparte. Reclamé tus tildes como si fueran mías porque en ellas sentí ansiedad, acaricié con mis manos tus títulos porque en ellos identifiqué mis querencias, besé con mis labios tus fotos porque en ellas, dibujaste mis colores.
      Renací en tu poesía, tumbé muros y tomé en mi mano la libertad del amor.  Conocí sirenas y entre ellas nadó mi ternura, comprendí mares que no eran míos y entre ellos,  abracé infinitos. Vencí miedos, les hablé de frente a los Centauros de mis laberintos, cosí las alas de mis hadas desprotegidas y en la mágica afirmación de tanta dulzura, acaricie los gnomos de mi alcoba y escurrí sus lágrimas en las mejillas de mis precipicios.

     Ser de luz que relativizas la distancia con tus escritos, magia y poesía que devuelves a mi vida las esperanzas perdidas, búsquedas y momentos que hechizan el olvido del amor, perversa mordida en la yugular que despiertas los perdidos instintos de mi cuerpo. Pasión que resbalas despacito por mi piel cada vez que te leo, chocolate fundido que nace en tu boca y acaricia mi espalda, miel en tus palabras y dulce sentimiento de tu alma.
      Un día escuché tu silencio, durmió tu poesía en los brazos del Creador y un pedazo de mi alma, cerró sus ojos. Mi corazón menguó sus latidos, mi lengua secó su saliva, mis labios agrietaron consistencias y tu recuerdo abrazó por siempre mis letras. Poeta que un día encendiste mi vida...Gracias.


MEMORIA DE VIDA


         Engreída memoria, putrefacto baúl que día con día retas mis emociones, cicatriz de vida y silencio de mis deseos.  Te guardé un atajo para que en él, camines tus recuerdos. Insulté tu permanente orgullo para que tu rencor,  no destile más hiel en mi corazón. Medité despacio tu osadía y comprendí  que nunca podré arrancar los miedos que siembras en mi alma.

         Llegaste con el permiso del cielo, enraizaste tus neuronas en mi cerebro y fotografiaste mi vida. Demandaste supervivencia y te di oxígeno, reclamaste espacio y el Creador te dio eternidad. Envolviste ajenos y superfluos sentimientos en tu archivo, vengaste imágenes cada vez que cerré los ojos y envenenaste mis oídos cuando no quise escuchar.

          Inmortal memoria que tratas por igual a pobres y ricos, a intolerantes y a los poetas de la libertad, a sabios y a los homicidas de nuestra sociedad, a solitarios y a los amantes de la concupiscencia. Memoria que eres letal cuando afilas los ganchos de tus garfios, que resplandeces tu belleza entre las sombras de la nostalgia y que pones cada noche, tu ruleta rusa en mi cabeza.
        
          Despiadada memoria que rompes las reglas del querido desconocimiento, infiel maraña de neuronas que desafías mi destino en tu reflejo, maldita suerte de virtud que engañas la experiencia con la fuerza del remordimiento. Permanente memoria de vida, te confieso que a veces quisiera atraparte entre mis puños  y exprimirte hasta que tus gemidos ericen mi alma.




          

miércoles, 28 de septiembre de 2016

HOY, TE SOÑÉ


           Te vi correr despacito, muy despacito. Viajabas en una nube y el viento te llevaba de norte a sur. Entre hilos de vapor, imaginé transparencias. Entre algodones reconocí la dulzura de tus labios y entre diferentes aires, gocé la pureza de tu alma. Acortaste distancias y llenaste de ternura mi paisaje, bajaste de tu nube y palideció mi poesía al observar tanta hermosura, tanta belleza cubierta de lluvia y miel.
            Con tus ojos encendiste mis ceras, con tu boca descorchaste mi añejo tinto  y con tu voz, pusiste música a nuestra velada. Descalzaste tus pies, deshojaste tu blusa y  en mis brazos, dejaste caer tu sensualidad. Me pediste un deseo y mis labios tocaron tu lengua, te pedí un instante de pasión y sentí tu pecho pegado a mi cuerpo, me pediste caricias y dejé que mis dedos  resbalaran por tu espalda, te pedí  amor y me entregaste tu alma.

             Bendito cielo que pusiste una de tus nubes en mi almohada, dulce paraíso que invadiste mi noche con tu intimidad.  Perversión sobrenatural  que arrancaste mis instintos de la profunda soledad, alas de amor que abriste el candado de mi puerta  con la fuerza de tu viento, ansiedad eterna  que no dejas que entre la luz del amanecer.
           

             Rezo a mis miedos para que este sueño no sea efímero, reto con mi espada a los demonios del olvido para que no lo saquen de entre mis sábanas. Lucho contra la tempestad de la razón para que este sueño se alargue en mis noches y pido un segundo a la eternidad,  para  seguir gozando la intensidad de tanto amor.


martes, 27 de septiembre de 2016

FANTASÍA


        Me subí al caballo de los héroes muertos, relinché pasiones entre las temerosas crestas de aquellas olas, abrí mares y enredé mi osadía entre los poderosos vientos de sus huracanes.  Envainé la espada  del trueno, cargué con suavidad las balas del silencio, reté a duelo extrañas naturalezas y cuando el miedo arrugó mi alma, corté de tajo las siete cabezas de mis dragones.  Recogí entre mis manos los fuegos de sus secas bocas y grité a la tempestad, el eco de mis ansiedades.

        Corrí sin cesar entre los desafíos de mis nieves, desesperé angustias, corregí brújulas, besé polvo, fundí deseos y en mis huellas solo quedó la solitaria razón de mi poesía. Amagué intentos, solapé falsas lujurias y mentiras, escarbé entre los lechos de mi memoria y en un acto de profunda fé, imaginé en mis ojos los verdes gnomos que viven en mi alcoba, las imperfectas hadas que lloran mis tintas y a los extraños seres que atraviesan limbos y dimensiones… Costras de vida que cubren las cicatrices del recuerdo.


         Y en el camino me convertí en peregrino de muchas sendas, en habitante de lo oculto, en sombra de la oscuridad y en leyenda de mi propia historia. Respiré atrevimientos que no exhalaban mi aliento, induje pecado y olvidé arrodillar perdón. Quise arrancar lenguas que blasfemaban de la herencia de mi sufrida inteligencia, quise encarcelar en el calabozo de la eternidad la palabra “rencor” pero  el ego del orgullo, logró cortar los barrotes de tanta impotencia.

          Fantasma que te subiste a un caballo que estaba muerto, pendenciero mendigo de amor que aún crees en los sueños, pobre poeta que recitas esperanzas donde la vida se topa ante el muro del remordimiento...Sutil fantasía que alimentas mis pesadillas.


lunes, 26 de septiembre de 2016

ES MUY TARDE


     Es tarde, es muy tarde para lamentar recuerdos, para desprestigiar memorias, para olvidar nuestra historia y para retar viejas poesías que un día escribieron la dulzura de un amor. Mi libertad le dijo al pensamiento que abriera la boca y de esta manera expreso las obligaciones que contraté conmigo. Es muy difícil regresar al león a su zoológico cuando durante un año la vida le dio la oportunidad de disfrutar de las llanuras y selvas del mundo libre. Es muy difícil sentir verdad,  cuando alguien grita una emoción en mis versos cuando por años estuvieron escondidos en el ostracismo de mi silencio. Es muy difícil volver a sentir la sinceridad de una caricia cuando tantas sombras se diluyeron entre los humos de mis tintas.
     Es tarde, es muy tarde para recibir cuando sé que nací solo para dar. Es tarde para obedecer mentiras, es tarde para reescribir ajenos sueños que nunca creyeron en mí, es tarde para arrodillarse ante libertades que lo único que maman es su propio orgullo, es tarde para que alguien me venda un espejo que solo refleja la sutil ansiedad de sus miedos. Pondré de pie a los diablos de cualquier infierno que ose tentar mi libertad, cortaré cabezas y vomitaré sus pobres cerebros hasta que la bilis de mis remordimientos me lo permita.

       Es tarde, es muy tarde para que mi pobre ignorancia pueda comprender tanta intolerancia, tanta mezquina conciencia que vaga entre calles y alcantarillas, entre lodos y barros entumecidos en las salivas de la profunda irracionalidad. Es muy tarde para que la hipocresía de un beso finja sedas, para que la idea de un político permee en la historia de mis héroes, para que las sombras de la noche reten mi amanecer.
       No se atrevan, porque para mí...Ya es muy tarde.


domingo, 25 de septiembre de 2016

AHÍ ESTARÁS TÚ


          Enloqueció la música de los ángeles cuando recité tu pensamiento, tembló la luna cuando de tu alma nacieron tan hermosos versos, calló el trueno cuando tu poesía abrazó la tempestad de mis miedos. Dulce hada de amor que atravesaste con tu hechizo mi corazón, gota de miel que lubricaste mis labios con tu pasión, exótica seda que cubriste mis noches de cariño y ternura.
           Estuviste en mi vida y te seguiré disfrutando en mis sueños. Escribiste lucha en mi cansado espíritu y les diste un “porque” a mis paisajes. Mareaste silencios en mi tristeza, interrumpiste con tu sonrisa los ecos de mis nostalgias, retaste sombras cuando te cubrían mis infiernos y en la enfermedad,  nunca permitiste una pausa en los latidos de mi corazón.
           Seguiré las huellas de un camino donde cada senda  recorra las purezas de la soledad, donde  cada atajo me recuerde un momento contigo, donde el cielo me cubra todos los días con el polvo de estrellas de la dulce poesía y donde las noches solo sean un sueño que amanece otra vez en tus brazos.

           Seguiré mi vida,  aún cuando la memoria traicione día con día lo que queda de mis sentimientos. Seguiré respirando la melancolía de no poder ver tus ojos, de no poder acariciar tu piel y de no sentir otra vez un beso de tu boca en mi alma. Seguiré escribiendo un destino y bien sabes que en mis tintas dejaste un enorme vacío.  Seguiré escuchando aquella música, sabiendo que sus acordes ya no significan lo mismo.
            Venderé cara mi derrota en tu amor, porque es de valientes reconocer y de sabios aprender. Arrancaré las gotas de hiel que llora mi luna, callaré mi corazón cuando sus latidos reclamen tu sangre, rasguñaré mi piel cuando mis instintos reclamen tu cuerpo, pero cuando el silencio perturbe un nuevo anhelo...Ahí estarás tú.


sábado, 24 de septiembre de 2016

UN CUENTO UNIVERSAL...

…DEDICADO CON MUCHO AMOR A MIS NIETAS FRIDA, LUCÍA Y JULIA.

         Ven y escucha con atención. Dame tu mano porque necesito sentir el pulso de tu corazón entre mis dedos, necesito la quietud de tu alma y el silencio de tu boca. Guarda tu sueño porque esta noche escucharás el cuento del amor universal.

         Cuentan antiguas leyendas que un día llegó un nuevo sol, un sol lleno de dedos que en su osadía quiso tapar con uno de ellos nuestra luna. Ésta embraveció su cara oscura, llenó sus cráteres de incandescente lava y escupió su aurea boreal como escudo a la  amenazante prepotencia. No logrando su propósito, dejó que los latigazos de su intermitente fuego minaran las posibilidades de su enemiga. La hostigó, la vejó, la menospreció y en su falso gobierno del universo…Compró estrellas, redirigió cometas y provocó explosiones donde creyó caminaría su adversaria.

          Amaneció el segundo día y el maldito orgullo permanecía incandescente entre sus brazos ,  la vieja avaricia reinaba por doquier y la envidia roía los segundos por poseer la magia de esa luna. Magia de dioses y poetas, magia de amantes y proxenetas, magia de amor y de los ángeles.

         Anocheció y ya era el tercer día. La luna ensombreció su paisaje y menguó su apariencia. Recibió poquito a poquito y en secreto, la energía de otros universos. Llamó a la paciencia y le dió un lugar a su izquierda, encontró entre los olvidos de nuestro mundo a la inteligencia y le dió un lugar a su derecha. Leyó entre las leyendas de perdidos héroes, rescató sus figuras y los sentó a un lado de la paciencia. Desbarató los ecos de tantos gemidos que algún día provocó su reflejo y los convirtió en afiladas lanzas.
         
         Amaneció y el cuarto día despertó con toda su arrogancia, El nuevo sol invadió con todo su poder las cuatro caras de la luna, arremetió su desmedida fuerza para arrancarle el corazón, luchó minuto a minuto con infame encono para arrebatarle los sentimientos de su alma y en su jodida valentía, invitó a otros soles para que absorbieran toda su energía y apagaran por siempre su reflejo.

         Anocheció y en la espera del quinto día, la luna menguó su luz como la cera derrite los años de mis velas, alcanzó su plenitud y se escondió tras el verdadero sol, ese sol que la acompañó en su vida, ese sol que apadrinó su nacimiento…Ese sol que la ayudó en sus primeros pasos. Lloró su soledad, cerró puños y vió que no estaba sola, que podía luchar, que podía sobrevivir a tanta maldad.

         Amaneció el sexto día y la inquietud hizo mella en su falso letargo. Se despertó con la paciencia, esperó que la inteligencia respirara un aliento y armó con las lanzas de los antiguos gemidos,  a los héroes de nuestra raza. Solo esperó el atrevimiento del enemigo y cuando éste arremetió el ataque final, la inteligencia suspiró una idea…la paciencia se hizo a un lado y nuestros héroes tomaron la enjundia de nuestra historia y con sus lanzas atravesaron el corazón del nuevo sol.


          Anocheció y en espera del séptimo día, nuestra luna por fin descansó.




CAREYES


      Viajamos kilómetros sin encontrar una salida, descubrimos paisajes que jamás hubiéramos imaginado, navegamos sin luces en la oscuridad de una carretera, soportamos curvas y dormimos infinitas rectas…Pero ahí estabas tú.
      Sin querer llegamos a un incierto destino, sin querer sus cuatro luces de cera invitaron nuestro deseo, sin querer nos acogió esa playa entre los ladrillos de tanta riqueza, sin querer aparcamos un pedazo de vida en una noche que escribiría historia…Y ahí estabas tú.
      Nos recibieron entre algodones con sabor a limón que quitaron sudores, toallitas de hierbabuena que saciaron labios, educación de primera que hizo temblar los presentimientos de mi cartera y una bandejita con cuatro dulces  que cobijaron mi azúcar en el temor de la cara noche…Siempre tú a mi lado.
      Habitación de cristal, real jacuzzi que resbalaba espejos entre la desnudez de mis pies, sedas entretejidas entre reales algodones en nuestras sábanas,  verdaderas plumas de ganso en blancas almohadas y un añejo tinto,  rodeado de exóticas frutas de bienvenida… Y tú a mi lado.

       Anunciada velada entre el erotismo de la realeza, romántica cena entre falsos gazpachos de diez dólares y requemados cafés de antigua molida. Impertérrito sueño que descubrió cansancios y vomitó silencios. Lluvia de estrellas en Careyes,  que en mi soledad te gocé… Y ahí, ya no estabas tú. Primera crónica de un desamor anunciado.

viernes, 23 de septiembre de 2016

INSOMNIO


    Extraña contorsión enredada entre mis sábanas, esotérico malabarismo que abres mis ojos ante la imposibilidad de conciliar mi sueño,  incapacidad de los sentidos por dar reposo a mi alma y escalofrío entre mis piernas por calmar los instintos de mi noche. Vigilia que encela inspiraciones y mata tiempo, descontrol organizado de mis pesadillas, caos de soledad entre las paredes de mis infiernos.

     Leo estrellas en el incesante goteo de la pertinaz lluvia, recito imágenes que entumen perdidas miradas, inspiro silencio y exhalo nerviosos temblores. Busco razones donde solo hay vacíos, veo las líneas de mis manos en la oscuridad y no reflejan ninguna sonrisa en el tiempo, reclamo a las  sombras que duerman mi anhelo y solo escucho el grito de la profunda desesperación. Ahogo momentos entre las perdidas letras de un viejo libro y en mi afán por seducir la poca luz que le queda a mi luna, enfado los oídos de mi ángel con el letargo de un desidioso poema.

     Precoz insomnio en mi larga noche, maldita inquietud  que desvaneces el abrigo de mis párpados, infiel presentimiento que recorres mi mente con raras películas, gotas de lluvia que truenan humedades en el techo de mis silencios.
       

     Ansiedad y locura, castigado deseo y búsqueda desenfrenada, catarsis pasional por entender mis emociones, paisaje subliminal que pintas prisas en mi falso sueño…Insomnio que retratas las carencias de un destino, que hoy no pude escribir.


CRUDA MORAL


        Te dije que sentí y entre mis poros rasguñó la mentira. Te dije que goce tu piel y todavía siento esa aspereza en mis manos, te dije que te quería y ahora el silencio ahoga mi vida. Fingí pasión, desdoblé personalidad y llegó el temblor a cobrar mis miedos. Colapsé los sentidos del querer en la esquizofrenia del momento, embarré deseos entre los hielos del alcohol y cuando el amanecer sacudió mis sábanas, entendí  las culpas de mi noche.

         Cruda moral, inquietud solapada de mi nervio existencial, helada cerveza que disipas mis instintos, coraje emocional, libro endiablado de una luna sin reflejo. Catarsis de vida que enredas neuronas en la profundidad de mis sentimientos, poema corrido sin puntos ni comas que expresas prisas y ocultas miedos. Valor desconocido en la valentía por reconocer el error, alegoría inventada que explicas mi nostalgia y  disfrazas excusas con el manto de tu metáfora.


          En cinco minutos creé un mundo, en una hora expliqué ignorantes razones a mi cuerpo, en un día desperté poco a poco mi mente y en un segundo borré de mi teléfono su nombre.  Cruda moral que no entiendes de amores pasajeros, cruda moral que no comprendes pasiones de un momento, cruda moral que desvistes mi alma en el exilio de una noche.


jueves, 22 de septiembre de 2016

ME ENAMORÉ...


         Vi caer esa gota de tus labios y enamoré mis humedades, sentí silencio en tu mirada cuando recorrió mi piel y en ella enamoré mi pasión, gocé la ternura de tus dedos cuando acariciaron en círculos mi pecho y entre ellos enamoré mi alma. Vigilé despacito, muy despacito cada uno de tus gestos, cada uno de tus deseos, cada uno de tus besos y en ellos enamoré mi corazón.
         Cubrí mi noche con el mantel de tu cuerpo. En él imaginé el sutil baile de tus fresas con el vaivén de las burbujas de mi cava, mi mente derritió blancos chocolates en cada uno de tus poros, tu lengua resbaló quedita entre los sudores de mis añejos tintos y entre los maduros humos de nuestra velada, inventamos el prólogo de nuestros gemidos.
         Tiré con fuerza del mantel para que no cayera ninguna copa en el desperdicio del tiempo, arranqué botones, rasgaste mi camisa, rasguñé elegancia en tus sedas y empapaste con tu fuego mis algodones. Contuve y contorsionaste sensualidad, excitaste mi vigor y sembré inquieta paciencia en tus manos, tomé por asalto tu cuerpo y poseíste mi fuerza.

         Grita mi amor porque mis paredes convertirán en poesía tu eco. Deja que mi gemido complete la dulzura de tu orgasmo porque en la locura de tanta pasión se escribe la música de los ángeles. Convierte en sueño esta fusión porque la luna partirá en dos cada uno de sus cráteres  y en cada gota de su lava, escribirá la osadía de nuestra sangre. Empaña con tu vaho las ventanas de nuestro amanecer porque en ellas escribiré…”Me enamoré”.


miércoles, 21 de septiembre de 2016

NO INSULTEN NUESTRA INTELIGENCIA.


           Hoy amaneció diferente. El viento pintó de rojo los algodones de mis nubes, el cielo aturde las mentes y la intolerancia cubrió el rocío de mi poesía. Escribiré lo que siento y disfrazaré mi pluma de osadía y atrevimiento.
            Quizás te voté, quizás no. No te conozco pero quiero que sepas que te permito abrazar, mas no matar, te permito pensar más no robar, te permito amar mas no odiar. Quizás el poder malversó tus ideas, las ideas que un día casi lloraste para intentar llegar a nuestro entendimiento, las ideas que quizás leíste en un libro de quien sabe que mente privilegiada y que te llevaron a poder gobernar.
             NO entendiste lo que necesitamos, no entendiste por lo que luchamos día con día con nuestras manos, no entendiste que la vida tiene un sentido más allá del poder y el dinero, más allá del orgullo y la posesión, más allá de tu ignorancia y de tu perversión.  Cimentaste votos que jamás oliste en su esencia y ahora callas con tu arrogancia las voces que te dan de comer. Cultivas perlas donde hay pobreza, comes caviar donde solo se come lo que se puede y en tu simplicidad, explicas ataúdes que un día sangrarán tus manos.
             Políticos del mundo que se olvidaron de sus pueblos, políticos que sembraron ignorancias para poder sostener sus pobres argumentos, políticos que destruyen vidas para poder prolongar su herencia.
             No insulten nuestra inteligencia porque más allá de nuestra paciencia vive la revolución, la revolución de los sentimientos, la revolución de las ideas y la revolución de los instintos por sobrevivir. Entiendan que más allá de su mandato existe vida y más allá de nuestra malentendida ignorancia, existe la oficina de “Cuentas por cobrar”.



              

PUDISTE SER Y...


       Permití que tu cuerpo poseyera mi corazón, consentí tu abrazo más allá de mi razón, lloré en silencio porque presentí tu adiós, pero debes saber que en mi dolor no estás tú…Sólo está una página en blanco,  en el libro de mi poesía.
       Un día imaginé un hermoso cielo, una cálida noche llena de caricias, una luna llena protegiendo mi sombra. Un día dibujé en mi mente el esbozo de la ternura, pinté despacito el color de mis sábanas, iluminé con ceras el paisaje de mi alcoba y escribí en mi alma el aliento de tu boca, llenando de besos nuestro instante.
       Te busqué entre las infinitas oportunidades de la vida, analicé mis gustos, reté coincidencias, deseché miedos y brinqué precipicios sociales. Preparé mi amor para el encuentro, aceité mis manos con el agave de tu tierra, entumí pasiones para que tu energía fluyera y en el error, quizás dejé que mis versos confundieran tu corazón.
        Machaqué con mis nudillos la ira de la sinrazón en cuanto te vi y comprendí en un segundo que en tus palabras no cabían mis labios. Entendí,  cuando la puerta abrió la silueta de tu alma, que en mi piel nunca tatuarías un sentimiento, observé la dulce armonía de tus encantos pero la sutil imaginación desafió la realidad.            

        Ser que llegaste a mi lado desafiando distancias y nunca pudiste robar mi protegida intimidad, sueño que pudiste abrigar mi noche y te cobijaste en la enredada alquímia de tus falsos miedos. Narrativa esquizofrénica que embriagaste mis sentidos en la espera, perversa duplicidad  que retratas miel en tus fotos y música en tu poesía. Mujer que en el intento de abrazo, abriste tus manos y solo sentí el eco de tu gran vacío…Sabes que pudiste ser y…


martes, 20 de septiembre de 2016

VERGUENZAS



 Pensé un verso, lo teñí de rojo y en mi sueño vi sangrar tus dedos
Imaginé tus deseos, percibí su intensidad y en mi pesadilla sentí  impotencia
Juré tu amor, escribí su ternura y en mi vida solo quedó un anhelo
Intenté besar tu cielo, amagué tu luna y las nubes de la vergüenza  taparon mi pasión.

Engañaste mi líbido, emborrachaste mi cuerpo y tu interés se adueñó de la noche.
Sonrojé la cara de mi orgullo y en mi ego solo encontré cicatrices
Viajé lejos en la memoria y entumí mis manos con ese recuerdo
Caminé y trabajé calles, tragué y escupí vergüenza y en mi tristeza, solo escuché tu silencio.

Vagué sin rumbo, descifré sombras que no eran mías y sufrí ajenas ansiedades
Permití al infierno adueñarse de mis miedos y entre tanta  ignorancia conversé con su oscuridad
Firmé un pacto de no agresión, pero tanto fuego quemó mi firma
Arranqué un verso de su lengua, pero entendió que la palabra odio no puede vivir en mi alma.

Vergüenza que destilas hiel  entre las pobres salivas del profundo lamento
Vergüenza que asumes tu papel en el sutil teatro de la vida
Vergüenza que enarbolas la bandera de la sublime impotencia
Vergüenza que naciste en el infierno,  para el goce de sus diablos.








domingo, 18 de septiembre de 2016

AUNQUE NO QUIERAS...


        Aunque no quieras, siempre me recordarás. Porque en tus labios siempre vivirá una gota de mi música, en tu corazón día con día renacerá la enredadera de mis sentimientos  y en tu alma, tus pensamientos recitarán cada noche mi poesía. Vigilaré tus pasos e iluminaré tu sombra cuando pases por mi lado, romperé barreras y moldes sociales para soñarte en la distancia, sembraré más amor en cada uno de los versos para que mi tentación sobrepase los límites de tu pecado.

        Aunque no quieras, nunca me olvidarás.  Porque en mi trato de amigo soy maestro en el arte de amar, en mi silencio recubro el tiempo con los pétalos de mis deseos y en mi soledad escribiré la pasión que por ti siento  en las paredes de la eternidad.  Seré el sereno de tus llaves cuando abras el portal de tu intimidad, encelaré tu luna hasta que sus cráteres escupan el fuego de mis anhelos y cuando el abrigo del cielo cierre tus ojos, bajaré una a una sus estrellas para que destellen mi amor en cada uno de tus sueños.

       Aunque no quieras, un día serás mía.  Porque el destino así lo exige, el lamento del universo funde ecos de espera con sus gemidos, el mar embravece humedades entre los espacios vacíos de tanto tiempo sin ti y la dulce perversión, despierta una y otra vez los acordes de tanta pasión. Explicaré a mis atajos como robar tu camino, tenderé trampas que extingan lobos y callen para siempre los aullidos de mis celos, construiré un hogar a tu lado donde cada leño exhale amor y ternura.
    

      Aunque no quieras,  juntos escribiremos un sueño. Abrazaremos el libro de nuestro destino y página a página escribiremos dulzura con las tintas de nuestras manos, verso a verso callaremos recuerdos y sonreiremos libertad. Fracasaremos rencores y viviremos la plenitud de tanto amor, envolveré con el celofán de tu corazón mi alma y cada vez que un dedo de tus sentimientos recorra mi espalda…Le contaré al Creador, que conocí el paraíso.

      Aunque no quieras...Te amo.


viernes, 16 de septiembre de 2016

MOMENTOS CONTIGO


Viste de seda mi corazón que mis dedos aterciopelarán tu piel
Humedece mi boca para que tus labios saboreen tanta pasión
Piensa despacio para que mis manos envuelvan tus versos
Háblame,  dime cuánto pesa tu elegancia y compraré su oro.

Discute querencias y cuando tengas mi cielo, las abrigarás
Corta las lágrimas de tu recuerdo porque tu destino está escrito
Siembra amor porque en tu cosecha estaré esperando con el cesto de la ternura
Llora perdón porque no hay magia en una palabra que exprese tanta sinceridad del alma.

Castiga tus defectos porque en mí encontrarán  consuelo
Guarda tus virtudes porque en mi corazón no caben orgullos
Deja que descubra tu esencia porque en ella, desnudaré  mi espejo
Sonríe vida porque mis ojos todavía reclaman lágrimas.

Funde tu deseo en la bravura de cien mares  y tendrás mi amor
Recita tus sentimientos y escribiré sus intensidades
Moja tu cuerpo porque aún en la distancia, sentiré tus instintos
Muerde tus labios porque en mi sueño, siempre serás mía.





jueves, 15 de septiembre de 2016

LO HICISTE...


          Encendiste el motor de mis suspiros,  convertiste el aire en tentación para mis instintos, pintaste de rojo pasión el silencio de mi noche y en tu dulce atrevimiento, robaste el sueño de mis noches. Juntaste alucinaciones entre tus hierbas y bebí de su té, fotografiaste la dulce perversión del pecado y lo pusiste en mi mesita de noche, calculaste espacio entre las arrugas de mis sábanas y supiste como y cuando arañar mis deseos.

           Le mentiste a mi lujuria, engañaste mi espera, sufriste los escalofríos de la intensa emoción y cuando tu espalda erizó tanta pasión, robaste las yemas de mis dedos y las tatuaste en tu piel. Quisiste arrancar una lágrima de mi alma y besaste la humedad de mi orgasmo, quisiste oler el sudor de mi cuerpo y resbaló tu lengua en las vainillas del exótico azabache, retaste la fragilidad de tus cabellos entre mis manos cuando el gemido rompió la fragilidad del cielo.


          Enciende tu cigarro que absorberé tu erotismo en mi añejo tinto, no dejes que tu mirada se aparte de mis labios porque mis ojos siguen embelesados en tus transparencias. Dame tu mano porque quiero escribir lo que acabo de sentir, acércame una caricia porque sequé mi tinta en tu cuerpo, dame un poco de tu aliento porque mi corazón se resecó de tanto latir.

          Lo hiciste!!!...No hay palabras, solo el recuerdo. No hay historia...Solo libertad !!!


martes, 13 de septiembre de 2016

DESECHOS...


           Quisiera desplegar un viejo periódico, envolverte en él, guardarte junto a mi chimenea…Y esperar tu maduración. Quisiera abrir tus ojos y engrapar en su memoria tantos recuerdos que ya olvidaste. Quisiera ver por la cerradura de tu vida…La intimidad de tanta nostalgia.

           Ya perdí la poesía de tu desnudez, olvidé cada una de tus transparencias en nuestro amanecer,  robé tus fotografías pero mi corazón ya no siente ternura en ellas…Quise oler tu vieja ropa en mi baúl pero mis sentimientos ya olvidaron tu fragancia.

           Casi toda una vida contigo y pude desechar tu historia, como una lágrima deshecha un lamento…Casi todo un sueño a tu lado, hasta que convertiste mis nubes en pequeñas pesadillas de tormenta… Casi lograste robar mi destino, hasta que la inteligencia revitalizó mi pobre ignorancia.
          

           Frágil anochecer en nuestra memoria, difícil soledad que retas a duelo la esgrima de mis deseos, dulce libro de la vida que dejaste páginas en blanco para que mis dedos escriban su música, sublime ajedrez que dejaste en jaque el laberinto de mis pasiones.

           Te conocí, te creí, me enamoré, crecí en ti, viví por ti y cuando vi que tu cielo abrazó otra luna...Te deseché.


SEDAS Y TACONES


           Vístete de seda, alegra tu silueta con los tacones de la dulce perversión y cuando veas que mi memoria duerme en el silencio de la melancolía, desviste tu sensualidad y enamórame con el suave ruido de tu seducción.
            Deja que mis manos se embelesen con las curvas de tu ternura, consiente las miradas que solo recuerdan vacíos y cuando el baile de tu hermosura encienda mi sangre…Solo sigue, sigue y sigue.
            A veces la timidez doblega nuestro sentir, a veces las culpas resurgen en el recuerdo y a veces el tiempo amaga nuestras pasiones. Déjate llevar por el síndrome de su viento, acaricia la novedad  y no temas, porque en el aire no hay distancia, solo oxígeno.
            Permítete sentir, permítete reír, permítete divertir y permítete gozar…Gózala hasta que el peso de tus brazos derrumbe su pasión, hasta que el último grano de polvo quede pegado en la desnudez de tus pies, hasta que tu aliento no pueda arrancar un solo beso de sus labios.
            Descubre tu alma ante sus ojos y verás la sencillez de su corazón, envuélvela con tu cuerpo y sentirás el calor que recorre por sus venas, escribe  con tu saliva una letra en sus hombros y  quizás esa noche,  gozarás su paraíso.

            Sedas y tacones, baile y desahogo, ritmo y nostalgia…Ansiada perversión y provocación encontrada.


ANGUSTIAS


      Entre dos tierras quise escribir la odisea de mi vida, entre diferentes mares cultivé amores y en sus ríos ahogué mis errores. Dibujé sombras donde la luz irradiaba en su máxima intensidad, escribí ajenos despechos cuando era el amor el que necesitaba de mi tiempo, escuché acordes de viejas guitarras cuando las trompetas de la vida ahogaban mis querencias.

     Llené mochilas de culpas que no quise compartir y nunca entendí, machaqué una y otra vez mis nudillos en las duras puertas de la soledad, arañé momentos y embarré mi alma con los recuerdos de un  pasado que nunca supe borrar. Sembré herencia y recogí olvido, escribí pasión y coseché dolor y en mi equivocada osadía quise ver transparencias en espejos que jamás reflejaron una gota de sentimiento.

      Angustia que recoges nostalgias y las envuelves con tu melancolía en mis momentos, angustia que perviertes emociones y provocas temblores, angustia  que vives en el escalofrío de mi piel y penetras con tu lanza los vacíos de mi estómago. Angustia que naciste en la necesidad del miedo, angustia que permeas las profundas capas de mi alma, angustia que permites que la historia llore en tus brazos  y dejas que viva la fiel inseguridad en mi destino.

      Angustias que roban tiempo a la vida y mecen en sus brazos la cercana palidez de la muerte, angustias que visten de oscuras formas las siluetas de mis calles, angustias que absorben letras y escupen las hieles de mis infiernos…Angustias escritas,  en el caparazón de mi timidez.


     

      

lunes, 12 de septiembre de 2016

TU LIBRO....


     Empecé a leer tu libro y entre sus líneas perdí la cordura del tiempo, entre sus versos brincaron mis lágrimas, entre sus tildes comprendí la incertidumbre de tu destino y entre sus espacios, pude imaginar otra vez la sonrisa que siempre dibujabas cuando te miraba. Recorrí otra vez tu mundo en el profundo mar de los sentimientos, plasmé en mi mente los escondites que iluminaba tu narración y entre tanto silencio escuché el grito de tu sombra cuando en tu epílogo pedía una oportunidad.

      Poco a poco engullí la bravura de unos deseos que ya no son míos, poseí una vez más las pasiones de tus pesadillas cuando otros brazos abrazaban tanto desdén y en medio de tus infiernos sentí el tronar de aquellas brasas,  que un día te hicieron mía. Como pude,  deshice la angustia del recuerdo y por un momento olvidé tus comas y escribí mis propios puntos y aparte.

      Maldito instante en el que permití a la profunda locura rasguñar las arterias de mi alma, envenenado cosquilleo que invadió mi corazón al abrir tu libro, intenso presagio de un caos anunciado cuando tus tintas se fueron borrando entre las humedades de mis manos…Rabia contenida cuando mis puños arrugaron las páginas de tu vida, destrozada poesía que un día llenaste de oscuras formas mi destino.


     Cerré tu libro, porque tu historia ya no es mía.


EL LABERINTO DEL CENTAURO II


   Nací, viví y me reproducí.  Amé, abracé….Lloré, reí, vibré y a veces, solo a veces me atreví a ser lo que creo que soy. Acaricié y sentí, sonreí y expresé mi alma, lloré y nadie exprimió mis lágrimas. Ordené mi animal y su corazón enceló mi alma, desaté furias y mi ángel devolvió la calma, desordené mis sentimientos y el caballo de la mente pateó mi razón.

    Navegué entre bosques de fieras hierbas, caminé en mares donde las olas arañaban mi espalda, crucé desiertos entre hostiles vientos de arenas y construí iglúes en los mantos de mi luna. Convertí el tiempo en silencio y cuando la noche cerró mis ojos, le arranque mil segundos a su reloj de arena, tomé el espacio entre mis puños y al vencer su arrogancia destruí  los kilómetros de su elegancia, le dí cara al infinito y fotografié el sonrojo de su impotencia.

     Arrodillé mis penas, abracé quien sabe qué oportunidad y en el azul llanto del cielo tatué mis lágrimas en cien nubes, en cien truenos que jamás  imaginaron un rayo. Encendido universo que desprestigias nuestra minimiedad, soles de otros mundos que avergüenzan la sinfonía de nuestra música, cáliz de dolor que impregnaste en nuestra piel historias de pecado y religiones de temor.


    Vida que escondes sentidos y embarras búsquedas sin saiida. Vida  que confundes amor con dolor, tristeza con alegría y  esperanza con muerte. Laberinto que destruyes razones con la bestia que llevamos dentro, laberinto que confundes instintos con nuestra inteligencia, laberinto del ser que no distingues el animal de la persona…Laberinto del Centauro , laberinto de nuestra vida.


domingo, 11 de septiembre de 2016

TE VI PASAR


      Te vi pasar frente a mí en el autobús de tu vida. Te vi triste, ojerosa, débil y sin ganas de vivir. Tu vergüenza me negó el saludo y en tus apagados labios solo percibí las grietas de tanta melancolía. Sentí la profunda nostalgia de tantos años abrazando juntos sueños y esperanzas, sentí el himno de tu tristeza desparramar sus acordes sobre el frío asfalto, lloré tu hermoso y lacio cabello cuando lo vi tan maltratado en un desairado nudo sobre tu cabeza.

      Te vi pasar frente a mí en la palidez de las ventanas de aquel autobús.  Ojos caídos y tan secos que ni una lágrima respiraba en ellos, piel demacrada en la búsqueda de un perdido orgullo, manos marcadas por el duro trabajo que endulza noches ajenas. En ese instante solo pensé que la amargura no se compra, solo se consigue por la perseverancia de nuestros actos. En ese momento solo dejé que tu sombra pasara ante mis ojos sin que ninguna palabra rompiera tanto silencio consentido.


      Te vi pasar frente a mí entre los humos de aquel autobús. Quise cruzar el vaho de aquella ventana pero el alma del rencor, enmudeció mi espíritu.  Quise que vieras el saludo de mi mano pero desviaste tu mirada. Por un momento quise abrazarte pero comprendí que ese destino que un día escribimos juntos, ahora se recitaba por diferentes caminos. Te vi pasar, te vi pasar en el autobús de tu elegida libertad, en el autobús donde viajan los recuerdos.



sábado, 10 de septiembre de 2016

CREO EN TI


         Creo en ti, creo en la verdad que dibujan tus ojos cuando me miran, creo en cada una de esas gotas de pasión que tú llamas lágrimas cuando nadie está a tu lado. Creo en tus palabras, en tus versos y en tu poesía, Creo en tu alegría cuando sonríes y creo en tu tristeza cuando tiemblan tus manos al pedir un abrazo.

          Creo la historia que me contaste, creo en tanto sufrimiento cicatrizado en tu corazón y creo que las pagos de la vida ya trabajaron en el olvido de tanto abandono. Creo en tu silencio cuando el látigo fustigaba tu cuerpo, creo en tu resistencia cuando el maltrato chantajeaba tu herencia, creo en ti que llevaste el orgullo de ser mujer más allá de la infame y animal ignorancia de un hombre.

          Creo que el bagaje que llevas es muy pesado y creo que en tu lucha, dejarás mucho lastre en el camino. Creo que en tus manos se escriben las arrugas de un mal pagado trabajo, creo que en tus pies descansan tantos remordimientos que sus pisadas ya no hunden tus valientes huellas,  creo que tus brazos están tan cansados... Que entre ellos pondré una almohada llena de besos para que en sus noches,  recuerden que hay otros cielos.


          Creo en tu nuevo destino y te ayudaré a escribirlo porque en el buen pedir está el buen dar y en tu vida te prometo que jamás una sombra pondrá un dedo que tape el sol de tus ilusiones. 


viernes, 9 de septiembre de 2016

DULCES SUEÑOS, MI AMOR (VIDEO)

video

QUIERO Y NECESITO...


        Necesito cerrar los ojos y sentir tu boca provocar el éxtasis de mi vigor
        Quiero erizar tu espalda hasta sentir el profundo temblor entre las piernas mi deseo
        Necesito sentir verdaderas humedades que llenen de vida los mares de mi pasión
        Quiero tocar tu cielo y saber que mi luna, abrigará ese momento.

        Necesito escribir caricias en tu cuerpo y que las recites entre mis sábanas
        Quiero tatuar chocolate en tu alma y que se derrita en mi corazón
        Necesito escuchar ese gemido de ansiedad que encele los acordes del silencio
        Quiero que seas mía, porque mi piel se fundirá por siempre en tu memoria.

         Necesito sentirme dentro de ti,  para que mi pasión robe tus sentimientos
         Quiero ver de cerca el blanco de tus ojos cuando mimes tanta excitación
         Necesito que llores tu orgasmo para sentir en mi boca una lágrima de tu corazón
         Quiero cubrirte con los pétalos de la dulce poesía hasta que tus latidos enciendan mi sangre.


          Necesito la música de tu amanecer entre mis brazos y así escuchar el arpa de los ángeles
          Quiero fotografiar ese momento cuando tus labios me digan “te amo”
          Necesito  y quiero despertar contigo, oliendo a café
          Quiero y necesito escribir mi destino,  con el perfume de tu alma.


         



         

jueves, 8 de septiembre de 2016

ABISMOS


           Sentí lo profundo. Escuché el llanto de unos gemidos sin alma, arranqué lágrimas en el corazón del silencio, rasguñé besos en los labios de las sombras y cuando sentí  las antenas de una mariposa acariciar mi piel…Entendí la eternidad  de sus versos.
           Amagué los fuegos de la desidia, triunfé en el reto del despecho, copié querencias y desdoblé mi espíritu atravesando las paredes de la infame soledad.  Rompí las reglas del  orgullo, destrocé alquimias y cuando creí respirar libertad, solo exhalé el morbo de la suciedad. Voluntad que te creíste acero y ahora solo escribes desde las ubres de mi nostalgia, perseverancia que bebes de la inocuidad de mis sentimientos, constancia que aburres los celos en la distancia del tiempo.
           Insoportable aire, correo de imágenes y palabras, cruel desafío de preguntas sin respuestas, oscuridad en el bíceps de mi memoria. Letras que van y vienen  entre los susurros de  tanta ignorancia, surrealismo virtual que invades la pureza de nuestra inteligencia…Caos existencial que burlas principios y deshaces educaciones.
           Escribiré un cuento que desafíe tanto abismo en mi vida, un cuento que envuelva en el celofán del deseo las pesadillas de tanto desdén, una historia que relate el día a día de las letras de mis sueños…Una poesía que cante la añoranza de tanta melancolía.

          Abismos de vida que invaden ajenas intimidades, abismos que cargamos en la mochila de nuestra historia, abismos que guardan el secreto  de nuestras vergüenzas…Abismos que reflejan risas,  en el espejo de nuestras lágrimas.


miércoles, 7 de septiembre de 2016

INTENTOS DE VIDA...


 Forjarás hierros, más nunca ablandarás la estaca de tu olvido
Soñarás vida,  pero en el alma quedará tatuada la historia de tu corazón
Iluminarás paisajes con mil palabras, pero siempre tus tintas escribirán la misma pasión
Sentirás caricias que invaden celos, pero tu piel seguirá erizando ese recuerdo.

Saciarás ajenas lágrimas con tus labios, más tu lengua jamás abrazará otra saliva
Dejarás que tus manos recorran otras espaldas, pero en tus yemas siempre llevarás mi amor
Mirarás el color de otros ojos, pero en tu memoria solo mis pestañas te darán sombra
Darás y recibirás besos, pero en tu boca nadie mecerá nuestra larga historia.

Perseguirás sombras y siempre te perderás al recordar mi luz
Querrás escribir nuevos destinos y en el primer atajo, me verás copiando tus pasos
Correrás alturas,  saltarás precipicios y en el infinito te estaré esperando
Sonreirás hipocresías, llorarás amarguras y siempre verás mi pañuelo desplegado.

Vivirás intentos, soñarás pesadillas, pero siempre estaré esperando tu tiempo
Intentarás nuevas vidas, abrazarás otros soles pero mi luna siempre guardará tu deseo
Explicarás y convencerás tus errores, más tu verdad solo vivirá en la palaba “perdón”
Intentos de vida, intentos de duda, intentos de muerte…Intentos de Amor.






PRESENTIMIENTO


         Invadiste la intimidad de mi aire, cortaste el escalofrío del viento, copiaste tu alma en el aura de mi mente y mientras el mar arrastraba tus pensamientos…Sentí tu luz. En ella perdí la inocencia del silencio, en ella aprendí el valor de mis deseos, en ella acaricié el lado oscuro de mi soledad y cuando abrí los ojos del corazón…Ahí estabas tú.

         Siéntate a mi lado y escucharemos en silencio, los caminos del tiempo.
         Acortemos espacio y arrullemos sentimientos.
         Dame tu mano que sentiré las asperezas de tu historia
         Acaricia mis dedos porque en sus yemas está escrito el teatro de mi poesía.

         Exigencia del corazón y pausa en el alma. Abrázame y enamórame, poséeme y destroza mis instintos. Deja que los leños del amor chispeen estrellas, deja que mis caricias arranquen los vellos de tus recuerdos…Deja que mi cuerpo se pegue por siempre en el sudor de tu piel. Porque en mi frenesí, hasta por tu saliva lloro…Ahí donde mi lengua envuelve sentimientos e inventa locuras, ahí donde el recuerdo exprime ansias y el placer escribe pasión, ahí donde los ángeles componen música y los paisajes se visten con tus colores. 
       
         Silueta que renaces entre humos cuando piensas en mí, sabor a mujer que distingues elegancia entre los labios de mi añejo tinto, gota de miel que tapas cada uno de los poros de mi conciencia…Seducción y distancia. Eco de pasión que desatas la furia de mis latidos, sensualidad mordida entre los dientes de mis recuerdos, fragancia de luna que un día empapaste de tu sangre la encarnizada lucha de mis sentimientos, rincón de sueño que te escondiste en un pedazo de mi alma…Ven y deja que este presentimiento reviva en mi noche.

          Un momento contigo, un instante de dulce eternidad.