martes, 31 de enero de 2017

VÍVEME...


              No me esperes en mi alcoba si todavía no me conoces, no intentes comprenderme si nunca me has escuchado…No me juzgues, si jamás me has vivido.
              Primero víveme y luego, sé capaz de sentirme. No te conviertas en un parásito más, en alguien que absorbe energías, sin dar nada a cambio. Lee la historia del alma, deja que tus dedos tomen el pulso del corazón y entenderás que hay vidas que hundieron huellas en senderos muy complicados, que nadaron por mares de oscuros fondos y que para conquistar Lunas, tuvieron que vender su propio Sol.
              Deja que la experiencia te enseñe para poder hablar de ella, deja que la libertad fluya y que la posesión muera, deja que el viento silbe cuando le dé la gana y que el volcán se apague cuando quiera, deja que un libro te conozca y quizás un día, podrás escribir en el blanco de una de sus páginas.
              Cuando la razón muere ante el deseo, jamás nace la pasión. Cuando el orgullo juega con los sentimientos, viven las prisas. Cuando un silencio es excusa, se crea la fragilidad del desamor y cuando la distancia solo es un pretexto, aflora la inseguridad del alma.
              Víveme o muere en ti. En el amor no hay opciones, las reglas están dadas, las enseñanzas vividas y las poesías escritas. El poder de unas letras no debe ser imán de un imaginado amor, porque detrás de ellas hay un ser que tuvo que vivir para poderlas escribir, que tuvo que sufrir para poderlas sentir, que tuvo que amar para poderlas entender y que tuvo que tener el valor de leerlas una y otra vez,  para qué transcendieran.
              Si quieres amarme, primero víveme…Y luego, me dejaré sentir.


      

      

lunes, 30 de enero de 2017

EL ÚLTIMO BESO...


                   Mi corazón se está rompiendo, se está cayendo a pedazos. Te hablo a ti, a ese ser, incapaz de sentir, a ese ser discapacitado para el amor…A ese ser que en cada una de sus palabras, viven dos mentiras:  La suya y la que provoca. Sentí con fuerte tristeza tu último beso, un beso que tu codicia desfiguró en mi mejilla y lo pegó a mis labios, un beso que anudó por siempre mi garganta…Un beso que pintó por siempre, el adiós en mi alma.
                   Infectada boca que disimulas con el suave enjuague de superficiales sentimientos, tu alevosía. Blanco artificial que amagas dientes vampirescos que solo chupan sangre y huelen a formol. Espesa saliva incapaz de contener una burbuja de vida, grietas iluminadas por un caro labial que sudan gota a gota y noche tras noche,  el pus de tus pensamientos. Transformas ruidos en palabras y las creemos versos, escribes copiadas poesías y en tu sensualidad las creemos originales, cuentas que respiras amor y la única verdad, es que transpiras infierno.
                   Historia que llenas recuerdos de tantos últimos besos: Judas vendió por uno, Magdalena suplicó por uno, amantes murieron por uno, silenciosos masturbadores sueñan con uno,  princesas viven por el beso de su azul príncipe, perros mueven su cola por el beso del amo y políticos venden falsas promesas por el beso del pueblo…Pero tu último beso no vendió, no suplicó, no soñó, no vivió, nada movió y nada prometió…Solo fue, un maldito beso.
                   Permíteme entrar en tu ignorancia de cabecera y explicarte que un beso, es una bendición. Un beso es el arte de un sentimiento cuando nace del alma, un beso es regalar un latido de tu corazón, un beso es dar un poquito de ti. Porque cuando dos labios se juntan, pegan pasión a la libertad, dejan que su lengua los humedezca, vuelan ansiedades y sus dientes los acarician de ternura, llenan calor, juntan deseo y escriben vida en otra piel… Jamás un beso así tatuado, será un último beso.



                   

EL MANTO DE LA LUNA...


             Necesito estar solo, necesito juntarme para entender mi parte,  en esta pequeña fracción de Universo. ¡Que destilen lágrimas y revienten sueños! ¡Que revivan los infiernos para que mi cielo muestre su poder! ¡Que viva el silencio para que renazca la poesía! ¡Que muera el recuerdo, pues la experiencia ya recogió la buena siembra! ¡Que suenen mis latidos! ¡Que tiemblen los ecos del Amor y den un escalofrío a mi alma!...!Que baje la Luna y me regale su manto, pues en él, escribiré nuevas ternuras!
             Viajero de vida, guerrero de la reflexión, usurpador de tradiciones y legados, vividor de costumbres y torpe bailador. Mezquino viejo que te crees cuerpo  y amaneces entre arrugas y el sorbo de un amargo y dulce café. Terco poeta que sueñas un día, con escribir sobre el manto de la Luna y no te das cuenta que tu imaginación solo alcanza para soñarla. Cazador de ilusiones que solo de lejos, sientes corazones amarse en sus reflejos y pieles abrazarse en su romanticismo.
             ¡Ay mi luna!, que nunca te tendré…Entonces me convertiré en un soñador de utopías, en fragancia en la cola de un cometa o en un pequeño verso de la gran poesía de las estrellas. Escribiré la primera palabra y despacito colocaré con ternura su tilde, la pronunciaré con toda la sinfonía de mi garganta y la exhalaré con la humedad de mis labios. Al final le pondré una coma y esperaré la respuesta del viento, esperaré la corrección del cielo y en la afirmación de su silencio, dejaré que el verso fluya, que nade suavecito…Que camine y desdoble espacio, que absorba tiempo y aminore prisas, que llegue sin pausa a descansar sobre el manto de la Luna.

             Y será entonces, cuando las letras tomarán el poder, cuando el pensamiento tendrá libertad y cuando las tintas olerán a ceras y rosas. Será entonces que la prosa emergerá sin humanas censuras, el sentimiento revelará su verdadera identidad sin buscar incoherentes sinónimos y la imagen podrá desnudar su deseo en placer  y su color en verdad. Será entonces cuando mi alma se pondrá a escribir sin parar, mi corazón a latir sin pausa y dará sentido a mi vida… Y Será entonces que el manto de la luna, será escrito por el sueño de un poeta.


domingo, 29 de enero de 2017

LA NUBE BLANCA.


                Dormido entre la quietud de mis sábanas, esperaba que el sueño me llevara a otra vida. El grillo de siempre, por una vez, respetó mi silencio y mis pensamientos nadaban queditos entre los poquitos reflejos de la luna. Tocaron la puerta tres veces y sentí que había sido la imaginación. Otros tres toques y volví a la realidad: Bajé las escaleras, abrí la puerta y no había nadie detrás de ella. Algo o alguien,  hizo que levantara la vista y en esa noche casi cerrada, observé con inquietud una nube blanca que se acercaba despacito a mi casa. Se paralizaron mis sentidos y solo miré. Cuando su esponjosidad estaba al alcance de mi mano, escuche una voz: “Entra” y entré.
                 Respiré maravilloso, percibí profunda hermosura, la luz se apoderó de mi mente y sentí claridad. Fui viajero dentro de una burbuja de algodón. Visité pueblos y ciudades, conocí genios y leí poesías que jamás creí que alguien las pudiera escribir, viví locuras de románticos amantes, escuché versos en las lágrimas del amor y sentí todos y cada uno de los sentimientos, preñados en los mármoles de la Historia. Aprendí de conquistas que nunca supimos entender  y escuché de cerca los pensamientos de esas almas blancas, que siempre fueron guías de nuestro mundo. Se llenó mi piel de besos y compartí dulces ternuras, visité la miel del Universo y se derramó en mi alma, vi como la luna temblaba en una noche de amor y sentí como nacía la inspiración.
                 Mi nube blanca, tenía vida propia. Podía percibir su aliento y su coraje, su razón y su oxígeno, su nervio y su paciencia…Su amor y su pasión. Fue entonces cuando sentí que su alma se encogía, su viento llenó mi espacio y me empujó hacia una de sus ventanas. Su grito se convirtió en lluvia y germinó la Tierra, se llenaron los mares, mostraron su poder las montañas y las nieves llenaron ríos de esperanza. Todo era un sueño vivido, tan real como el incesante revoloteo de las mariposas, tan real como el juego de los delfines saltando de mar a mar y tan real como una letra escrita en un papel de ilusión. Quería seguir pegado por siempre a esa ventana, para escuchar los sonidos de la creación, los conciertos de tantos colores y el baile de tanta imaginación, cuando de repente el horizonte se llenó de una oscura y prepotente nube.
                 Se acercó la negra nube. Sospeché un mensaje de la voz, pero no fue así. Mi claridad atravesó sus sombras y me acompañó la tristeza. Esa nube también tenía vida propia, su algodón no era puro, solo parecía serlo. Su esponjosidad era un espejismo de su aspereza y el sombrío color, el reflejo de su alma. Sus viajeros eran adoradores de la hipocresía, la falsedad y el poder por el poder a cualquier precio: Hacedores de injustas guerras, jodidos políticos que se sienten albañiles en los muros de la verguenza, castradores de libertad, racistas, intolerables, dictadores, narcisistas, ególatras y esquizofrénicos compulsivos con disfraces angelicales. Seres llenos de miedos, inseguridades y rencores. Seres que se odian a si mismos y en su tétrico remordimiento desenvainan espadas y escupen ajenas banderas. Seres que hace mucho tiempo, los abandonó la Luz y vagan por las tinieblas de la eternidad, hasta que el límite paciente de nuestra Tierra los engulle en el volcán de los desperdicios.
                 Sentí como su alma se encogía y cuando en su desesperación por ser, convirtió sus lamentos en lluvia. Era una lluvia ácida, una lluvia sin agua…Una lluvia sin vida que solo recorrió abandonadas calles, para caer en las alcantarillas del inframundo. Una lluvia que ni las ratas bebían, una lluvia de un falso poder, que ya está en vías de extinción.
          Y esa noche tuve un sueño hermoso, un sueño donde el horizonte juntaba con nitidez cielo y mar y en su maravillosa línea,  vivían las ilusiones, los deseos y los sueños de un mundo mejor. Cada día una gran nube blanca lo abrazaba y soltaba el maná de su lluvia, nacía el arcoíris y cuenta la leyenda que al final de él, está guardado el tesoro de nuestra historia. Un tesoro escrito en viejos pergaminos con letras de oro y plata.

          Cuentan viejos sabios,  que en uno de sus primeros capítulos se narra la osadía de cierta “nube negra” por querer dominar la Tierra y como un volcán de fuego emergió del mar y la devoró…Y como a partir de ese día los muros se convirtieron en oportunidad, la esperanza en ilusión, el valor en decisión y el sueño en realidad. Cambiamos el mundo y fuimos nosotros…Los que cada amanecer, respiramos nubes blancas.


EL VENADO


             Corría el venado en su dolor, brincaba en sus saltos y en sus saltos sus brincos cada vez eran más pausados. “Era ocioso verlo luchar y aburrido escuchar sus lamentos”. ..“Él sabe que lo maté y el plomo que lleva en su corazón,  muy pronto apagará por siempre sus pobres y frágiles latidos”...Pensaba el cazador.
             La nieve manchaba sangre, el viento olía a muerte, el silencio estremecía secos arbustos y la niebla era incapaz de guardar en la montaña la despedida de su venado. Era un venado único, cola blanca, cornamenta pintada en sutil azabache y ojos destilando miel. Era el poeta de la sierra, el mago de las luces y el desafío de los vientos. Ardiente semental, padre como pocos y fiel guardián de las montañas que lo vieron nacer. Era venado y se fotografiaba como alce, era venado y tenía el valiente corazón de un oso, era venado y jamás se contagió de los sentimientos del hombre, era venado  y su religión era la naturaleza, era venado y su libertad era juramento de vida, era venado y era maestro.
              Se oscureció el cielo, la tormenta llegó amenazante quien sabe de dónde. El cazador, sentado en el pedestal  de su creído poder, solo esperaba el deceso. Las tinieblas se atrevieron y abrazaron el momento con su densidad, las nubes cargaron rabia, el viento se llenó de libertad y alevosía…El cielo se cargó de electricidad, el Sol juntó fuerzas con la Luna y las estrellas fugaces comenzaron su lluvia. La intensidad era más y más, a lo lejos el mar embraveció su marea y llenó las montañas con su humedad, tembló la tierra y puso condiciones al cielo…Y fue entonces cuando se creó el Rayo, se llenó de trueno y desató toda la furia del Universo.
             Fue tan intensa su luz, que en un segundo crecieron pastos, se abrieron flores y reverdecieron viejos arbustos. Fue tan intenso el destello, que en él se ocultaron las estrellas de cien mundos. Fue tan mágico el momento, que el zarpazo de un dedo del relámpago sacó la bala del corazón del venado, el viento la envolvió en su coraje, el trueno la expandió en cien mil pedazos y el poder de la montaña los sembró en el cuerpo del cazador.

             Nunca desafíes la naturaleza, su sabiduría es eterna y sus sentimientos no se tocan. Vivió el venado, vivió su poesía, su grandeza, su cola blanca, el azabache de su cornamenta y la miel de sus ojos. Murió el cazador, su pequeño orgullo y un pedacito de nuestro malentendido mundo. 


sábado, 28 de enero de 2017

AMAR SIN TOCAR...


            Debo amar sin tocarte, sentir sin tenerte…Porque no hay palabra capaz de expresar la ternura de una caricia, no hay verso que rime en dos cuerpos si no están juntos, no hay baile que excite música sino estoy pegado a ti y porque no hay rosa que moje de rocío sus pétalos, sino la tomas de mi mano.
            Seré esclavo de la distancia y cada noche imaginaré una poesía que me acerque a ti. Convertiré mis deseos en burbujas, en ellas encapsularé el fuego de mi pasión y dejaré que naden en el viento, hasta que las absorba tu corazón. Pintaré la mejor caricia que pueda expresar mi alma en el lienzo del cielo, para que cada noche una estrella la dibuje sobre tu cuerpo.  Sembraré mi jardín con mil flores y copularé con ellas, para que el viento riegue del dorado polen, tus humedades. Escribiré despacito y con amor cada uno de mis sentimientos y con ellos llenaré un libro: En mi prólogo, vivirá la ilusión y el destino llenará mi epílogo… Y en el deseo de mi locura, nacerá el atrevimiento…
            Cubriré mi libro con tres capas: La primera será de miel, la segunda de valor, con el poder de mi Sol y la tercera  de amor, con el manto de mi Luna. La osadía lo lanzará al mar y quizás un día despiertes con sus olas besando tus pies, con su sal acariciando tu cara y con el polen de mil flores penetrando en tu cuerpo. Sentirás intensidad y poesía, sentirás placer y escalofrío, sentirás mi alma…Me sentirás a tu lado. Mis pestañas cerrarán tus ojos y tus dientes rasguñarán mis labios, tus manos ya no se llenarán de vacío sino de piel, gozarás el temblor de mis piernas y empinarás tu espalda, hasta que el dulce orgasmo se vista de éxtasis y el gemido robe el silencio de nuestra inacabable noche. Serás mía, seré tuyo. Seremos uno y en la distancia vivirá un Amor,  todavía sin tocar.



             

viernes, 27 de enero de 2017

AUTOPSIA A UN POETA.


             Ojos de sueño y barba partida, entrecejo fruncido y lunares por donde quiera, blanca saliva pegada en las comisuras de sus labios, amañado rostro que expresa todo y dice nada. Manchas en manos que delatan edad, uñas llenas de la tinta de su último verso, líneas de vida borradas por el suspiro de la muerte… Gota que recorres por última vez su maltrecha mejilla y no recitas si eres lágrima o sudor.
              Dejaré que el viento sea el cirujano de tu autopsia, dejaré que su fuerza abra con la precisión de un bisturí tu pecho,  para leer el libro de tu corazón. En él perderé conciencia y dejaré que sus rimas me envuelvan de tu historia, dejaré que el albedrío de tu mente me posea y así poder sentir como tú, dejaré que el silencio de tu sangre, ahogue mis ansias y así, solo así, comprenderé las últimas líneas de tu destino.
              Se arrodillarán las Lunas que amaste, gritarán los Soles que encendiste, se expandirá el cielo hasta que su eternidad embravezca mil mares y escucharé las más hermosa lluvia de estrellas que el universo pueda regalar, cuando la fuerza de mi locura, abra tu alma. Acercaré mis labios y sentiré su gran ternura sin tocarlos, leeré poco a poco cada uno de los versos que lograron escribir en ella y en sus letras,  soñaré que la pureza del amor, es real.  Entraré en ella sin pedir permiso, porque un día tu poesía llenó de esperanza mi vida, buscaré el tesoro de tu inspiración y no descansaré hasta que sus monedas caigan en la pobre alcancía de mi alma. Porque mi reto no solo es leerte, sino sentirte en la profundidad y en ella poder un día, abrazar la intensidad de la vida, en mi poesía.

             Quise ser doctor en la muerte y bisturí en tu autopsia. Leí  tu corazón y entré en tu alma, pero todavía no te llevabas tanta Luz y absorbí  tu energía. Envenenaste mi cuerpo de tus sueños que no pudiste cumplir, callaste mis latidos y los pusiste a flor de piel. Temblaron las paredes de mi soledad, se rompió la copa de mi añejo tinto y tu fuerza, apagó mis ceras. El vaho de mi ventana se convirtió en lágrimas y las mareas del  mar, callaron su dulce ruido y reposaron sobre mis arenas. Embebí una de tus noches, la mejor de tus noches…Por un instante vi tu Luna y escuché un gemido…Un gemido que olía a tiernas rosas, a rocío y a sal de mar, a ternura y a pasión, a deseo y a dulce excitación…Lo convertí en verso y con él pude escribir cien poesías. Esa noche aprendí a escribir sentimientos, aprendí que la intensidad se puede expresar en letras, aprendí que tu legado por siempre en mí vivirá…Y aprendí  que la autopsia a un poeta,  no sirve de nada, si ya se llevó su alma.


miércoles, 25 de enero de 2017

EL SILENCIO DE LOS SENTIDOS.


              Amor en silencio, furia desatada de los sentidos, caos existencial en la interminable fiesta de los sentimientos, vergüenza y virtud, pausa y espacio, ceras y tintos…Una cita en el manto de mi Luna.
              Entre los ardientes leños te desnudaste, entre humos y música descubrimos secretas intimidades, en el intenso cruce de miradas recitamos deseos y cuando la primera palabra se formaba en mi boca, tu dedo la calló y la convirtió en suspiro…Entonces leí tu sueño, ese sueño que nació en tu imaginación cuando me sentiste. Y en él te viví. Escribí en mi alma como se formaban tus letras, como se convertían en versos y como bailaban entre las rimas de tu dulce poesía. Me poseíste en tu sueño y en su encanto, escuché el silencio de tus sentidos…
              “No te detengas porque te siento, no muestres tus miedos porque estoy escribiendo pasión en tus labios. Cierra tus ojos porque así lo exige mi sensualidad, abre tus brazos y enséñame de que está hecha tu piel. Deja que tus dientes muerdan sueños, que tu aliento respire suspiros y que mi ternura, anide poco a poco, en la elegancia de tus poros.  Dame tu mano que la pondré despacito sobre mi pecho, para que escuches los gritos de mis latidos…Dame tu mirada y dejaré que vea mi alma, regálame el silencio de tu boca y dejaré que recorra mi cuello, que sonría en mi cuerpo y que absorba un poquito de mi calor. Eriza tu espalda porque mis tintas ya derraman deseo, pervierte mis dedos y deja que sus huellas dibujen pasión, disfruta de una noche de libertad y no dejes que un solo pensamiento, calle el silencio de los sentidos.”

              Los sentidos no hablan, pero el roce de unos labios expresa su condición, la caricia de un beso canta sus deseos, el abrazo del alma abriga sus versos, el  latido de un corazón derrama su sangre, el viento de un sentimiento, los llena de humedad y en el dulce silencio del AMOR, se muestran tal y como son.


martes, 24 de enero de 2017

ÉRASE UNA VEZ...


             Era otra época, quizás otro siglo…Las noches eran cuna de romanticismos, los besos  escribían sentimientos si nacían escondidos, las palabras no se decían, se recitaban y mientras tanto entre sus ceras,  alguien en su azorada y temblorosa piel, escribía Romeo y Julieta. La literatura revestía de oro sus galas, las plumas de exóticas aves derramaban tintas por doquier y cuando el silencio aleteaba pasión, el cielo abría sus puertas y arrodillaba su luna. 
             Cantaban los juglares, las brujas desnudaban aquelarres en luna llena, anónimos poetas gritaban su poesía en calles y balcones, desamores llorados había en cantinas y amantes despechados se retaban a duelo con sus miedos. Caminantes y vagabundos recorrían las piedras de la soledad, inhóspitas estrellas fugaces eran solo vistas por magos y profetas, lúgubres paisajes eran iluminados por lámparas de aceite y dormían en familia, hogares cansados por los humos de verdes leños.
              Y el Amor vivía en el Romanticismo, en el destello de viejos pergaminos y en la elegancia de libros, cubiertos de oro y plata. El Amor vivía eterno en tanta poesía, brincaba entre versos y versos, sufría cuando un corazón no latía, lloraba cuando un alma se estremecía, pero también sonreía cuando la osadía subía al balcón de su amada y suspiraba cuando el abrazo, lo impregnaba de ternura.
              Pero llegó el día en que el Romanticismo, exhausto de tanto dar y dar, yació en su lecho de muerte. Fue el Amor, su primogénito, quien cerró sus ojos y el que sintió la profundidad de su último suspiro y de su derrotado aliento. Recogió ese suspiro y ese aliento, con mucho cuidado los puso en su mochila junto a cien libros y mil poemas. Miró al cielo y le pidió al Creador que los convirtiera en semilla. El Creador puso la luna a sus pies y el Amor los sembró en ella.
             Durmió el Amor y esperó. El Universo se oscureció, se opacaron las estrellas y se llenaron de la timidez de su menguante luna. Y esa luna creció y menguó mil veces, hasta que las semillas germinaron. Despertó el Amor y era tanta la luz que lo envolvió, que se arrodilló, se abrazó y se llenó de la infinita ternura que solo los ángeles sienten. Escuchó al Verso y comprendió, dibujó dos corazones y la luna se prendió…Cerró sus ojos, vió su eternidad y las lágrimas de su gran sonrisa, mojaron por siempre su cara.

             Es por eso que cuando dos corazones se aman en luna llena, sienten como el suspiro del Romanticismo, que germinó en el manto de aquella luna, se convierte en pasión y como aquél derrotado aliento que revivió entre las humedades del Amor, se transforma en el profundo éxtasis,  de un dulce gemido. 


lunes, 23 de enero de 2017

CREDO.


             Suplica la nube al viento que la lleve junto a su luna, le pide que la convierta en tenue humo para no rasguñar la virginidad de su luz, le arrodilla tiempo para poder ver la hermosura de su cara y cuando por fin llega,  le suplica perdón por entrometerse un segundo en su menguante suplicio. Deseos, sueños y dudas. Intención, interacción y perdón. Perseverancia, consecución y arrepentimiento…Sabia naturaleza que nos creaste a tu imagen y semejanza.
             Mundo de luz, frondosa telaraña que enredas sombras y escalofríos. Cielo que reflejas tu color en nuestro mar, viento que lo embraveces y luna que lo mueves. Capacidad eterna que muestras tus armas en nuestro Sol, lágrimas de compasión al leer tantos solsticios, meridianos y conquistas inventadas para poder entender tu razón. Ternura universal  que abrazas nuestra ignorancia con el destello de tus estrellas, infinita magia que sostienes entre tus manos el fino hilo entre la vida y la muerte. Sublime creación que escondes tu verdad en el viaje de millones de cometas, desparramando vida por doquier.
             Nací en el bosque de tus lágrimas y en él, entierro cada día mis pasos. Dejo que mis sentimientos expliquen lo que siento, pero en la profundidad de este sentir, arranco dudas como malas hierbas piso. Ya no creo, porque en el creer se lastima mi alma. Ya no rezo, porque en la oración se borró tu nombre y sus palabras solo son memoria aprendida, repetición cansada y fragancia de ceras enterradas en la nostalgia. Escribo mi propia oración y en ella te respiro, porque todavía siento el olor de extrañas maderas en las iglesias que el hombre te inventó… Y siento tristeza. Veo mil imágenes de santos colgados en cien paredes, entre artesanos vitrales y murmullos, llenos de remordimientos que retumban en sus confesionarios y absorbo ajenos miedos en los cuales se prenden más infiernos que cielos.
             He sido un fiel pasajero de esas inventadas iglesias y he visto a esos “pastores”, aprovecharse de sus “ovejas”… “Ovejas” que han sentido en su carne las caricias de su represión, que han sentido en su vida una y otra vez el miedo impuesto del pecado, porque envolvieron sus conciencias con una cruz que nunca sostuvieron, que nunca sufrieron ni entendieron… Y en el cáliz de su sermón, vale más el morbo de un sorbo de un mal vino que sus incoherentes regaños, vale más el sentido de la omnipotencia, que el dar para ayudar…Vale más el diezmo, que la generosidad…Vale más su inventado Credo que el Verdadero Credo que Tú nos enseñaste: “Amaros los unos a los otros como yo os he amado”.



            

VESTIGIOS DE UNA PASIÓN.


               Poseerte fue mi sueño y mi pecado. Llené mi cuerpo de tus tentaciones y me persiguen en los silencios de mis noches, envenené imaginación con tus besos, envicié mi corazón con tus latidos y mi alma ya no puede oler otra flor, que no sea tu piel.
               Te recuerdo entre mis brazos y jamás lo haré de otra manera. Cierro los ojos,  siento la suavidad de tus labios y  jamás los despegaré de mi cuerpo. Sueño lunas y la tuya, sigue siendo la más hermosa. Persigo ternuras y cada vez que intento respirarlas, es tu aliento el que exhalo.  Escribo poesías a extraños mares y todavía siento tus olas, besando mis pies. Escucho ajenas melodías, pero es tu música la que vive en mis escalofríos.
               Día con día reclamo a la memoria tu presencia, mi pensamiento te dibuja en cada calle que camino, en cada verso que escribo y en cada gemido del viento.  Sin cesar te sueño, te idolatro y me abrigo con mi necesidad por ti. Sin pausa te recito cada vez que hundo mi boca, en esa almohada que todavía encela la seda de tus cabellos. Sin miedo dejo que mi cuerpo te recuerde una y otra vez, dejo que mi corazón expanda sangre y que mi alma beba de la poesía de tu sensualidad.
               Eternidad de mujer que me convertiste en esclavo de una pasión, estrella de mi noche que llenas tintas y robas inspiración, ojos de miel que derrites el Sol en cada uno de mis amaneceres,  éxtasis de amor que mojaste con tus lágrimas mis mejillas, ternura divina que escribiste un antes y un después en mi vida…Letras de un vivido deseo, vestigios de una pasión.


               

               

domingo, 22 de enero de 2017

LAS GRIETAS DE TUS LABIOS...


           Soy un viajero del tiempo, un mago del espacio y el druida de tus sentimientos. Soy espejo en tu imaginación e ilusión en tu sueño, soy el policía de tu destino y el amante perfecto de tus deseos. Soy esa luna que vela tus noches, soy el destello más largo de aquella estrella…Soy el aire más puro, que respira tu boca.
           Así me dibujaste en tu mundo, así me anhelaste y así gritaste mi nombre. El rumor del viento susurró mi camino, la brisa del mar destapó mi soledad, los colores de tu belleza despertaron mis sentidos y tus palabras dieron vigor a mis pisadas. Quedito y despacito llegué a ti. Tu espalda abrazó mi bienvenida y la sorpresa, puso mi mano en tu cadera. Sentí profundidad en tu respiración y leí en tu escalofrío lo que ya sabías, me miraste y me enamoraste, sonreíste y poseíste mi corazón, pintaste una pausa eterna en mi mundo y entraste en mi alma.
            No dejamos que el vacío ocupara un espacio, liberamos la osadía del tiempo y retamos nueva vida. Desnudamos nuestros sentimientos, mostramos almas y sentimos latidos. Poco a poco nos acercamos más y más…Ya escuchaba la fragancia de tu piel, oías el color de mi aliento, sentía el suave temblor de tu cuerpo sin abrazarte y olías mi deseo, penetrar en tu pasión de mujer.  Ya éramos uno en el reflejo de la luna, solo una sombra vivía en la arena de aquella playa, solo un verso nació…Un verso que robó mis letras, se fundió en tus rimas y se recreó en la más hermosa poesía que un mar haya escrito.
            Contorsiones desafiando olas, gemidos de espuma que callan mareas, cuerpos empanizados de fuego y arena, miradas cerradas, sentimientos abiertos…Éxtasis de pasión, brisa encelada por tanta humedad, estrellas fugaces anhelando nuestra caricias, agitadas respiraciones,  regaladas exhalaciones de ternura…Lazos profundos de piel con piel que excitan tanto deseo.

             Tu abrigo eran mis brazos y tus pechos mi hogar. Tu sueño, mi custodia y tus latidos, mi vida. Vi como tus cabellos, doraban nuestro amanecer. Poco a poco sentí el despertar de tu cuerpo y abrí mis ojos.  Dejé que mi corazón retratara tu belleza, dejé que mi alma copiara tus sentimientos y dejé que mis dedos recorrieran la ternura de tus labios…Y en su viaje me explicaron que estaban llenos de grietas, de esas grietas que fueron esculpidas por tu historia, esas grietas que marcan la profundidad de un desamor, esas grietas que fueron surco de lágrimas… Esas grietas que hoy morirán en la saliva de mi boca.


sábado, 21 de enero de 2017

LUNA DE AMOR


           Espíritu de vida, tigre que brincas emociones…Estoy en tu descontrol, bajo cero y con los sentimientos prendidos al ciento por ciento. No dejas que mis palabras vivan, solo me aprietas con tus brazos. No dejas que mi aliento te respire, solo me envuelves con tu piel. No dejas que mis ojos te miren, solo los cierras con tus pestañas. No dejas que mis manos te sientan, porque ya tu cuerpo está dentro de mí. No dejas  que sienta tus latidos porque tu corazón invadió mi sangre…No dejas que este instante escriba un verso en tu alma, porque ya escribiste un libro…Un  libro lleno de humedades y erotismo, un libro en el que las páginas son piel, las letras tus dedos, las tildes tus ansias y las rimas, tus contorsiones en mi cuerpo.
           Enamorado de este instante, extasiado por tu hermosura…Siento enloquecer mi locura, siento ese profundo escalofrío que explota mis vellos, siento tu perversidad en mis entrañas y siento que quiero y quiero este momento contigo. Necesito que tu atrevimiento me arranque de raíz, necesito que me poseas como jamás has poseído, necesito que tus respuestas sean mis porqués y necesito que tus ceras ardan en mi noche…Y que mi noche se llene con tu luna, que su reflejo sea cobija en el amanecer y que su halo envuelva por siempre tanta pasión.

           Durmió éxtasis nuestra noche y el nuevo Sol ilumina un color en tu piel…Precioso amanecer que dibujas el color que solo los ángeles saben pintar, el color que envidian los arcoíris de mil mundos…El color del AMOR. Dejaré que en mis dedos se tatúe ese color, lo mimaré, lo esconderé en mi alma y cuando crezca en mi corazón te escribiré una poesía. Te escribiré una poesía única para ti y después la sembraré en mi jardín…Esa semilla crecerá y será Luna…La luna de nuestros sueños, la luna de nuestra ilusión, la Luna de nuestra noche de amor.


viernes, 20 de enero de 2017

AMOR INTESTADO


            Amamos, prometemos, soñamos…Y cuando la despedida cruza nuestra puerta, ni siquiera un testamento dejamos:   Una eterna caricia, de esas caricias que recorrían nuestra piel cuando nos conocimos, el sonido de una carcajada saliendo del cine, el sabor de aquella cena que enamoró nuestra noche con su romanticismo, aquel baile que arrancó sensualidades escondidas o simplemente el recuerdo de ese olor a café en aquellos abrigados amaneceres. No tenemos el detalle de dar o de quedarnos con algo…Solo la obligación de un pronto olvido y un abnegado deseo por repartir esas culpas, que siguen  escribiendo remordimiento  en nuestra memoria.
             Nos convertimos en audaces cazadores de sombras y en perseguidores de unos sueños de libertad, que apenas estamos sembrando y apresuramos en su cumplimiento. No queremos pausas, no queremos reflexión…No queremos el abrazo ajeno y ni la misericordia del amigo, solo nos convertimos en vacíos existenciales caminando entre las piedras de ajenas incomprensiones. ..Y lloramos porque no nos dejaron nada. El recuerdo es vago y la soledad se hace eterna. Llega la desidia a componer nuestro abandono, viajan las viejas ilusiones por el túnel de un tiempo que ya no es nuestro y en el afán por abrazar nuestra destrucción, soltamos los miedos para que bailen en ajenos infiernos.
              Si te aman de verdad, dejarán huella, sino olvídala…No valía la pena. Y tú, si amas, ama con el alma y sino, mejor deja que alguien lo haga. Porque en la pureza del amor no vive la mentira, no existe la mediocridad, no se abraza con hipocresía y el egoísmo nunca es bandera…En el amor hay que dar y reivindicar generosidad, tienes que respirarla y exhalar lo profundo de su aliento, tienes que escribir día con día tus deseos en su corazón y conseguir que su alma necesite tu pasión. Solo así tu amor no será intestado, porque aún en la despedida, siempre estarás.


            

      

jueves, 19 de enero de 2017

ERES MI VICIO


           Escribo nada cuanto más tiempo pienso y escribo todo, cuanto más vivo y siento. Vacío mis letras en ese espacio, en ese espacio que hay, entre el pensar y el sentir, entre la nada y el vivir.  Porque los sentimientos no nacen del pensar sino del sentir, porque las tintas no se crean de la nada, no fluyen porque sí, solo nacen en la inspiración que siguió las huellas de la historia y nunca mueren en la simplicidad de un papel.
           Y de la capacidad, nace la osadía. En el atrevimiento, muere la vergüenza y en la inteligencia se crea la comunicación. Abres y cierras los ojos mil veces…Y ahí estás. Arrugas papeles, llenas basura de ideas, quemas ceras y más ceras en tu desesperación, derramas copas que nunca llegan a tu garganta y cuando crees que tanto silencio, ahogará la soledad de tu escrito…Resurge una luz en tu alma, esa luz que recita cielo y compone música de campanas en tu denostado aliento.
           Los dedos se ponen a escribir, los humos de tu cigarrillo encarcelan  rimas en cada uno de sus círculos, las copas lloran pausados tintos entre sus paredes y poco a poco dejas que los dientes, aprieten esos labios de pasión en el profundo sentir de tu poesía. Y es entonces que el recuerdo, envuelve pensamientos, la nostalgia enciende versos y la música envenena las arterias de tu corazón. No mides respetos, tus frases no juzgan lecturas, solo escribes y escribes.

           La inspiración no cesa, acabas papel y papel y papel. Y fluyen los sentimientos, y cantan las emociones…Y sonríen tus letras. Ya no llenas basura, estás llenando otras vidas. Ya no necesitas silencio porque recitas ruidos, ya no mides soledad porque tus blancas paredes  son espejo de universos, ya sonríe tu cielo porque con cada una de tus letras, está abrazando una nueva luna…Ya descansa tu alma porque en tu vicio, laten muchos corazones.


miércoles, 18 de enero de 2017

SI QUIERES SENTIRME


            Si quieres sentirme, deja que tu alma recite las palabras, deja que sea el corazón quien grite tus silencios y mantén tu boca callada. Si quieres sentirme, deja que sean tus dedos los que vean mi cuerpo, deja que tus ojos me hablen de ternura y deja que mi sueño, duerma en tu ilusión.
           Si quieres sentirme, bájame tu luna para que conozca su cara oscura,  recítame tu mar para que conozca sus olas, acércame tus montañas para que pueda oler sus bosques, guíame a tus infiernos para conocer tus demonios, desnuda tu alma para escuchar la música de tu ángel y cierra tus ojos para que sientas mi primer beso.
           Si quieres sentirme, prende la fogata de los sentimientos y cántame tu historia, arranca los miedos de tu alma y ponlos en la palma de mi mano,  llena tu libertad de albedrío para que me puedas comprender, afila tu lengua y escribe con tú saliva las cuatro letras del AMOR en mi piel, desnuda tu cuerpo y deja  que tu lava bañe de fuego,  el volcán de mi pasión.

         Si quieres sentirme, deja que tu orgullo sea recuerdo, que tu historia tenga hojas en blanco por escribir y que tus sueños, llenen sus vientos con mi nombre. Si quieres sentirme, solo atrévete a entir, porque quizás nunca has sentido,  lo que te puedo hacer sentir.


MONÓLOGO CON MI ALMA.


                    Esta noche hablé conmigo, me desafíe, me pregunté y tuve que responder. Lloré y sequé mis lágrimas, de vez en cuando dejé que los labios abrazaran mi mejilla con una leve sonrisa, pero no permití su diversión. Noche de reflexión y de poder, noche de encuentro conmigo mismo, noche de insomnio e inflexión. Escribiré un antes y un después, pensaré diferente y recordaré que nací para vivir, para sentir y para tomar mis propias decisiones.
                  Luna, que te veo llena en tu esplendor de madre, abre tu luz y deja que mi alma se alimente de ti. Viento que transportas en tus venas los fríos del ártico, penetra en mi piel para que pueda sentir un escalofrío. Osa polar, constelación del cangrejo, cometas apocalípticos y estrellas fugaces, llénenme del fuego del cielo para que pueda recitar una pasión. Versos de muertos poetas que solo llenáis polvo en las estanterías del olvido, abrid los libros de la nostalgia y dejad que vuestras poesías llenen de amor mi vida. Sentimientos que corréis por las esquinas de mi corazón, penétrenme y hagan que los sienta.
                  Alma!!! Te pido que estés esta noche conmigo porque necesito tu caricia, exijo que tu carne de luz me llene de ternuras, que tu espíritu abrace mi tristeza y que tu razón me explique mis porqué. Quiero que te sientes a mi lado y me escuches. Te serviré una taza de mi café o quizás te gustaría pegar tus labios en una copa de mis añejos tintos…Siéntete cómoda, quítate el abrigo porque ya prendí la fogata de las emociones. Desprende el primer botón de tu blusa porque en tu escote, fijaré la mirada. Relájate y por un momento piensa como yo, porque eres mía y en un instante te desnudaré.
                  Te parieron mucho antes de que el cielo inventara sus estrellas, viajaste Universos que no conozco, escribiste y reencarnaste corazones que hicieron historia en otros mundos y un día, llegaste a mí. Alguien te puso en mí y en ese momento abrí mis ojos…Y empecé a vivir. Eres mi motor, el motivo de mi existencia y la respuesta a mis preguntas. Ya no te quedes callada, porque en tu silencio viven los miedos, en tu timidez conozco infiernos y cuando siento tu soledad, solo abrigo la mía.
                  Explicas que debo ser maestro de tu nuevo aprendizaje, que soy el tren de tus oportunidades y que debo llevarte de nuevo a la Luz. Soy tu instrumento, tu envoltorio y tu cobijo. Soy tu referente, tu misión y tu religión…Pero soy humano y la historia de mi vida te llenó de miedos e inseguridades, mis acciones quizás no fueron las adecuadas y mis pensamientos quizás muchas veces fueron equivocados. Quiebra de una vez tu silencio, porque esta vez te escucharé, dame un consejo y partiré en dos mi destino…El antes y el después. El antes ya está escrito y el después lo escribiré contigo.
                 ¡Alma!, quédate conmigo y juntos, dejaremos huella en este mundo... Y el día que vuelvas a la Luz, dile que me conociste y que valí la pena.



                   

martes, 17 de enero de 2017

UN SUSPIRO


              Arranqué un suspiro de tus labios, lo escribí en mi lengua y poco a poco lo dormí en mi corazón.  Dejé que el viento callara su ira, que el frío menguara sus astillas, que el Sol naciera en nuestro amanecer y que tus pestañas abrieran mis ojos. Respiré tan profundo tu aliento, que el lunar que dibujaba el sueño de tus mejillas, enceló su orgullo…Te respiré tan cerca, que tu vaho empaño nuestras miradas.
              Te robé un suspiro, lo envolví con mi poesía, lo cobijé en mi alma y lo convertí en tinta para mis versos. Te robé un suspiro, una explicación de amor, una saliva de ilusión y un porqué de mis sueños. Te robé un suspiro y con gusto, pagaré cárcel por ello: Seré prisionero en tu cuerpo, mis barrotes serán tus brazos, mí comida tu corazón y mi cama tú alma. Seré el primero en llegar al juicio y el juez del destino, dictará sentencia. Sonreiré cuando el martillo de la dulce justicia me sentencie a cadena perpetua…La esperanza llorará de alegría, la ilusión terminará su trabajo y mi sueño morirá en su cumplimiento.
               No pagaré fianza alguna, porque mi delito no la alcanza. Seré prisionero en tu cuerpo y jamás saldré de él, porque no habrá carcelero que se atreva a sostener la llave en sus manos. Escribiré con la pluma de tus dedos, sentiré con la sangre de tu corazón…Lloraré, reiré y viviré la intensidad de tus sentimientos y de ellos cada día me enamoraré más y más. Mis paredes serán tu piel y en ellas, pegaré las fotografías de mi historia. Mi única luz, serán tus ojos y a través de ellos descubriré los paisajes de tu luna. Mi querida soledad será olvido, porque cada noche recorreré tu cuerpo como si fuera la primera vez, porque en cada destello de tu alma viviré un paraíso y porque en cada latido de tu corazón…Escribiré un verso en  mi vida.

               Fui el ladrón que un día te robó un suspiro, el hombre que un día se fundió en ti…Ese verso, que te convirtió en eterna poesía.


MIEDO


          Tienes miedo, los infiernos poseen tu alma, las sombras cierran tus ojos y el huracán no deja que se escuchen los latidos de tu corazón. Te sientes solo, ya el frío penetró tus entrañas, el escalofrío carcome tu piel y el temblor enmudece tus palabras.  Despacio respiras y poco a poco exhalas alientos y remordimientos, los dientes aprietan grietas en tus labios, la imaginación corre desahuciada en busca de un recuerdo,  el sueño solo duerme y la razón vaga sin ton ni son. Buscas luz y sumerges oscuridades en abismos tan profundos que ni tu garganta puede gemir. Abrazas humos y alcoholes para encontrar una explicación a tu vida y solo te cubren de amargura y crudas morales que vomitas en la primera alcantarilla social que encuentras. Maldices el poco oxígeno que penetra en tus pulmones, vistes con amargura las respuestas de libertad, quemas orgullo en casuales abrazos y vendes cara tu alevosía, por poder vivir. Revientas cielos que no conoces, destruyes lunas que ni siquiera su alma has leído y en tu querida miseria, cierras las puertas a la oportunidad, una y otra vez.  Carcomes sillas, erosionas tus codos en la mesa de la tragedia y abaratas tu memoria en cualquier foto de cualquier deseo…De cualquier pasatiempo. Cambiaste de nombre al deseo y le llamaste “momento conmigo”, cambiaste de nombre a la pasión y la llamaste “eyaculación”, cambiaste de nombre al amor y lo llamaste “olvido”. Y en tu miserable condición impuesta por ti mismo, cambiaste de nombre a la vida y la llamaste “lástima”.

            Eres único y no llegaste aquí para sentir miedo. Eres único y en mi oración está tu nombre. Eres único y vales la pena. Lucha porque nadie luchará por ti, vive porque nadie lo hará por ti…Siente, porque la vida es sentir, es llorar pero también reír, es sufrir pero también abrazar, es leer molinos de viento pero también recitar sueños, es trabajar pero también gozar, es dibujar pero también imaginar, es anhelar pero también conseguir, es ruido pero también silencio…Y en él vive la reflexión, la inteligencia y la decisión en nuestra libertad. En él vive nuestro propio conocimiento, la realización del alma y el verdadero sentir de nuestro corazón. Abraza un silencio y quizás abrazarás nueva vida, abraza un silencio y quizás empezarás a conocerte…Abraza un silencio y quizás morirán tus miedos. Cuídate amigo.


lunes, 16 de enero de 2017

HOMBRE QUE LLORAS...


        Tuviste que ver a otro hombre llorar para darte cuenta que los sentimientos se pueden expresar. Tuviste que abrazar el fondo de tu mar, para comprender que quizás tu vida valía un poco más, tuviste que sentir el viento de la pura libertad, azotar una y otra vez tu cara, para que despertaras de tu mal educada ignorancia…Hombre!!!, Atrévete a soñar, atrévete a sentir, atrévete a ser diferente…Atrévete a ser hombre de verdad.
         No naciste para que te contemplemos en tu altar, para que te veamos con tus botas y tus pistolas de miedo, para que te sintamos distante y dominante…NO!!!, naciste para darnos lo que realmente eres, lo que realmente sientes y no lo que te dijeron que debías sentir, no lo que te enseñaron que debes reprimir, no lo que alguien llamó educación y sembró en tu mente.
          Despierta porque el mundo cambió, el medievo se acabó y del viejo oeste solo quedan sombras y películas. Despierta, porque tu tiempo se acaba y debes dar razón a tu vida, debes dar un poco de corazón a tu alma y debes dar un poco de alma a tu mente. Despierta porque los paisajes cambian de color cada amanecer, las noches no son negras como las piensas…Existen lunas y abrazos, viven entre nosotros las hadas y los ángeles,  y de vez en cuando un pequeño viento llamado ilusión toca nuestras puertas y las abrimos, no las cerramos.
          El machismo ya es historia, mala por cierto: Ya lo sepultamos, entre viejos fangos que exhumaron lodos y cuando esos lodos volvieron a recorrer nuestras vidas, los secamos y los incineramos. Sus cenizas, llenaron bosques que ahora SON DESIERTOS, y en ellos nada nace, ni siquiera un pequeño oasis de recordada vida.

         Entiende!!!  Cambia!!!  O te cambiarán. Tú decides.


domingo, 15 de enero de 2017

HOY AMANECÍ DIFERENTE...


             Hoy amanecí diferente. Quizás sea un día cualquiera de un indiferente mes en un año de un escrito siglo. Quizás la luna que ya no veo, esté creciendo o menguando, esté en su plenitud o se esconda en sus miedos.  Hoy amanecí recitando ausencias, esperando milagros, sintiendo vacío en mi cama…Pero oliendo a café. Amanecí abrazando oportunidad, acariciando un sueño y escribiendo una letra de ilusión en mi alma. 
              Abrí el libro de mi vida, leí el prólogo que dibujaron mis padres, los primeros capítulos que relataban infancia y adolescencia...Y en el nudo de esa peculiar película, comprendí mis errores, vi carencias que sumaron letargo en mi vida y observé otra vez con miedo, la toma de esas decisiones que abrazaron mi rumbo. Seguí leyendo pero ya mi memoria confundía recuerdos, los recuerdos enjuiciaban mis sentimientos y ellos, enredaban cada vez más mi nuevo sueño. Pesada es mi historia que carga en su espalda un bagaje que mis huesos no se atreven ya a sostener, pesada es la dulce agonía de mi vida, que en sus entrañas, encoge mi alma y deja sin sentir a mi corazón. Pesadas las pestañas que cierran mis ojos ante la hermosura, pesadas las antiguas razones que no dejan respirar una idea en mi pensamiento, pesadas telarañas  que tejieron un laberinto de preguntas sin respuesta…Pesada Luna que ya nunca sonríes, una de mis noches.

              Amanecí diferente, porque ya cerré el libro. Amanecí diferente porque abrí uno nuevo, sus páginas están en blanco y el prólogo lo recitó mi ángel. Amanecí diferente porque soy diferente, pienso distinto y distingo el recuerdo del sueño. Amanecí diferente porque tengo una vida por escribir, un camino por relatar y muchos atajos que descubrir. Amanecí diferente, porque en mi sueño,  El Creador escribió en un pergamino mi epílogo y es tan hermoso, que volaron mil estrellas hacia mi libro, arrancaron la última hoja, la recubrieron de oro y diamantes, llenaron con sus caricias su textura y dejaron un espacio para que pusiera mi sello…Y el sello fue totalmente diferente.


sábado, 14 de enero de 2017

VERSOS DE PASIÒN...


           Tus palabras saben a miel y huelen a chocolate caliente. Tus ojos respiran ternura y tus labios, funden deseo. Dejaste que tu silencio prendiera mi pasión pues con solo una caricia, despertaste el animal de mis instintos. Cabalgamos entre fuegos de miradas, nadamos humedades que sentíamos sin tocarnos, desafiamos alientos y llenamos de vaho nuestros cristales. Palabras que no necesitan ser dichas, pues las absorbe una copa de tinto en tu boca… Versos de pasión que no son recitados, pues los escribe el alma y los lee el corazón.
           Estremeciste el momento y rompiste las reglas cuando de repente revivió un suspiro en tu garganta y me dijo ¡Desnúdate¡…Te contesté ¡Hazlo tú¡…Lo hiciste, la elegancia desbordó cariño y tu impulso poseyó mi pecho, tus manos enredaron mis miedos y tu boca se llenó de mi cuerpo. Contorsión y sensualidad, magia y excitación de alto voltaje… Tus pestañas cerrando mis ojos, tus manos arrancando mi cinturón, mis dedos clavados en tu espalda, mi cintura desbordando tu música, tu lengua jugando con mi sudor...Mi corazón, latiendo su fuerza en tu piel. Erotismo que marcas sensaciones y erizas carne, lujuria de un instante que destruyes pecados y desamarras yugos de antiguas educaciones, libertad de amar…Libertad de dar. Versos de pasión que no son recitados, pues los escribe el alma y los lee el corazón.
           Ni tu viento cesaba, ni mi calor remitía en su intensidad. Mi luna se hipnotizó en tu primer gemido y solo sentí tus manos arrugando las sábanas de mi mar. Te sentí y me sentiste. Desprendí sublimes fragancias cuando mis manos se perdieron entre tus cabellos, escuché lágrimas de deseo cuando tus piernas envolvieron mi cintura, rebasaste el límite de lo permitido cuando tu ternura enredó mi vigor…Era música, era grito, suspiro y gemido… ¡Eran versos de pasión! que no son recitados, pues los escribe el alma y los lee el corazón.




miércoles, 11 de enero de 2017

ESCRIBE TUS SUEÑOS


                Escribí un sueño y me enamoré de sus letras. Tanto lo deseé, que lo sentía y vivía cada vez que lo leía. Lo sonreí y lo lloré, lo imaginé con cien colores y lo besé con mil labios, lo abracé y lo arrullé, lo toqué y lo acaricié…Dejé que mi luna durmiera en él y que un Sol, lo despertará en la ilusión de su amanecer. Escribí tu nombre en ese Sol, pero sus vocales se difuminaban entre los enredos de tus consonantes. Fue entonces que lo forjé en el hierro de mi alma y lo marqué con fuego en ese Sol…Pero siempre el viento del destino lo erosionaba con tal fuerza, que ni una sombra de su reflejo quedaba.  Era un sueño muy grande, tan grande que no cabías en él.
                Comprendí que primero tenía que lograrlo con todas mis fuerzas, alcanzarlo desde mi propia historia y dibujarlo, solo con mis manos. Entendí que los sueños están hechos para ser forjados por uno mismo, que no está permitido repartir culpas sino lo consigues y que debes lucharlo desde tu soledad. Porque llegará un día que estarás sentado en lo más alto de su cima y entonces conocerás a quien te siguió y a quien se quedó en el camino…Y será el momento de compartirlo con quien creyó en ti, con quien creyó en ti cuando decías que no podías, con quien creyó en ti cuando tus huesos se arrastraban entre las alcantarillas de la vida, con quien creyó en ti cuando llenabas lágrimas con tus ojos y respirabas dolor en cada uno de tus pasos.
               Es tu fiesta de vida, la culminación de un deseo y la publicación de una poesía, escrita con los versos de tu historia. No repartas invitaciones, primero escoge el lugar, el menú, la mantelería y la cristalería. Escoge los adornos más caros y las flores más exóticas. Llénalo de colores, olores y luces. Contrata el mejor cheff, a los mejores camareros y las más hermosas edecanes…Y cuando estés listo, escribe tu lista de invitados a tu sueño y verás cómo son muy pocos…Quizás uno o dos, o quizás nadie. Escribe tus sueños, deséalos, siéntelos y vívelos…Lo conseguirás y darás sentido a tu vida.


               
            

             

MÀS ALLÀ...


            En otro Universo te tendré, en su cielo te amaré y en su luna, serás la dueña de mis sueños. Construiré una casa más allá de la muerte, un hogar llamado eternidad con un jardín sembrado de poesías. Sé que un día serás mía porqué el ángel que escribió mi destino también recitó su epílogo contigo, quizás este mundo es muy pequeño para abrazar nuestro amor, pero en la imaginación de mis noches descubrí un infinito que podemos comprar. Y en él hipotequé mi vida con todo y sentimientos…Con todo y mi historia.
           Descubrí el camino para tenerte por siempre, descubrí un atajo que desdobla espacio, reduce distancia y alarga el tiempo. Descubrí como tenerte y no perderte jamás: Descubrí que las montañas son eternas pero las erosiona el viento…Entonces eliminé el viento de nuestro mundo.  Descubrí  que el Sol evapora el agua que le da vida al mar...Entonces eliminé el Sol de nuestro mundo. Descubrí  que los humanos, son los que fabrican guerras, destruyen paisajes y crean pecados para nuestros miedos…Entonces eliminé a los humanos en nuestro mundo. Descubrí  que la ignorancia es el genocidio de la libertad…Entonces eliminé la ignorancia de nuestro mundo.
           Me explicaron que la luna tiene el poder de mover a nuestro mar…Entonces llené de cien lunas nuestro mundo. Me explicaron  que los animales y los vegetales ennoblecen la vida…Entonces llené de faunas y exóticos paisajes nuestro mundo. Me explicaron que el aire nos llena de oxígeno y que las estrellas vigilan las noches…Entonces llené de aire y estrellas nuestro mundo. Me explicaron que siempre un ángel nos guarda…Entonces llene con millones de ángeles nuestro mundo.
            Más allá de la vida, construí un mundo para ti…Te espero.


           


               
            

             

PRECIOSO AMOR...


           Si pudiera escribir lo que siento por ti, imaginaría un papel hecho con los pétalos de tu alma, soñaría con las tintas de la eternidad para que cada letra viviera por siempre y crearía un sentimiento infinito,  que recorriera cada uno de mis versos. Los puntos serían lunas y las comas, estrellas. Las rimas compondrían música de ángeles, convertiría cometas en tildes y en cada una de tus respiraciones, sentirías como mi mar se transforma en tsunami para tu corazón.
           Si lograra que un día fueras mía, entenderías que también la noche tiene su Sol, que las estrellas nunca duermen y que la luna, jamás esconde su abrigo. Si fueras mía, entenderías el gemido del viento, la bravura del mar y la erupción del volcán. Si fueras mía, entenderías la razón del deseo cuando se convierte en pasión y comprenderías que la pasión se siente y se da, se siente y se da…Se siente y te das.
           Precioso amor, que sé que un día te tendré…A ti te escribo, porque más allá de esta vida, más allá de la muerte, te seguiré buscando. Precioso amor que te adoro en la profundidad de mi ser, que llenas de valor mi destino, precioso amor que convertiste el sueño, en canción de cuna para mi alma…Porque si un día vuelvo a nacer, quiero que sea en tus entrañas… Quiero nadar en tu vientre, comer de tu aliento y beber de tu leche. Quiero conocer  tan de cerca tus sentimientos que dejaré que mis pequeñas manos, dibujen mi alma en ellos, quiero sentir tan de cerca tu corazón que abriré mis ojitos con cada uno de sus latidos y quiero oler  tan de cerca el sudor de tu piel, que dejaré que mis labios se peguen por siempre en ella.
            Viviré y siempre te buscaré, escribiré la intensidad de mis sentimientos hasta que el cielo seque mis tintas, lloraré distancias y rasguñaré paredes de soledad, romperé con mis puños los muros de la intolerancia y callaré preguntas, enseñaré ignorancias y abrazaré la bandera de la libertad, pero siempre, siempre en mi sueño…Tú escribirás mi razón de ser, mi razón de vida y mi razón de amar. Precioso amor, que escondes tus ternuras en la literatura de mi luna, que juegas en los escondites de mis laberintos, que dejas que los dientes muerdan tus labios cada vez que me piensas…Precioso amor, tu sabes que un día, te encontraré.



           

         

           

jueves, 5 de enero de 2017

CONTIGO QUIERO VIVIR...


          Sonríe porque son tus labios lo que mi corazón anhela, llora porque son tus ojos los que extraña mi alma. Abraza tu viento porque mi luna desea tus manos en su cara, dibuja en el mar tu poesía porque un día las olas llenaran de ella mi playa.

          Desnúdate, siénteme y pervierte la imaginación. Fúndete en el universo, escríbeme un mensaje de amor, tatúalo en tu piel y deja que el primer cometa que pase, te lleve y te grabe con fuego en mi vida. Destruiremos distancias y nos convertiremos en estrella, seremos eternos…Serás luz y te llenaré de destellos, serás amor y te daré pureza, serás sonrisa infinita y por siempre me pegaré a tus labios. Serás ternura y en mis brazos dormirá tu dulzura, serás imaginación y te surtiré de sueños, serás un libro abierto y te llenaré de poesía…Serás mía y jamás vivirá un vacío entre nuestros cuerpos.

          Abrirás los ojos y verás mi ángel, despertar tu amanecer.  Observarás la caída del rayo pero nunca escucharás su trueno porque en tu vida, nadie sembrará miedos. Sentirás viento pero no el huracán, gozarás el embravecimiento del mar pero sus olas solo acariciaran tus pies, de lejos verás el volcán y en sus temblores, compondremos la magia de la música y así cesará su lava, cesará su ira y apagará por siempre sus fuegos.


          Contigo convertiré gritos en silencio y alientos en gemidos de pasión, contigo escribiré colores y pintaré versos, contigo hablarán los paisajes y callarán las personas, contigo conoceré la libertad de amar, la profundidad del sentir y la razón de la eternidad…Contigo, quiero vivir.


miércoles, 4 de enero de 2017

BULLYING


           Se burlaron de tu apariencia y el tiempo desfiguró sus corazones, se rieron de tus defectos y en su vida solo abrazaron vacíos. Y ahora todos quieren ser como tú, pero su inteligencia no les alcanza, ni para lamer una de las suelas de tus zapatos. Sufriste mil batallas que día con día, marcaron a golpes de orgullo tu alma, padeciste la furia de los dedos en el hostil señalamiento, cerrabas tus ojos cada vez que sentías sus miradas atravesar tu espalda y en tu soledad le gritabas al cielo, tus por qué.
            El tiempo da y quita razones y pone a cada quien en su lugar. En el tiempo te refugiaste, en la incomprensión desnudaste noche a noche tus sentimientos y los convertiste en lágrimas, buscaste un abrazo y solo te regalaron un “no te dejes”, “ sé hombre”, “ no seas cobarde” . Buscaste razones y solo pudiste dibujar preguntas, porque los que estaban escondidos tras el muro de la ignorancia, jamás hallaron respuestas a su miserable vida. Quisieron cometer un genocidio con tu vida porque en lo absoluto, no les importabas y en los detalles, eras demasiado para ellos. Creabas imaginación en las cosas pequeñas, creabas sueños en tu nube y en cada amanecer, sonreías vida mientras que ellos, acumulaban miedos e inseguridades.
            En la desesperación,  buscaste otra vida. En la desilusión, pintaste tus paredes de rotos sueños. En la desesperanza, grafiteaste las noches de tus calles y cuando la cárcel de la intolerancia arrastró tu alma al más oscuro de los precipicios, optaste por el suicidio: Tu decisión, pactó con la muerte. Ya no escucharíamos más tus palabras, ya no sentiríamos jamás tus deseos…Ya no podríamos cerrar por siempre las heridas de tu alma.
            Y llegó el día. Juraste venganza con tu muerte, aseguraste remordimiento en tu carta pero llenaste de rencor tu ángel. Temblaban las manos al anudar tu garganta, tu piel enchinaba sus últimas ternuras y tu corazón latía tanto, que asustó a la muerte. Se rompió la cuerda y sentiste el abrazo de tu Padre…Se rompió tu muerte y sentiste el abrazo de la vida…Se rompió la oscuridad y cicatrizó tu alma.

             Nunca dejes que la impotencia gane en el juego de tu vida, nunca dejes que te juzguen porque la verdad no es de ellos…Nunca permitas abrazos comprados y jamás te rindas ante la hipocresía. Nunca te sometas ante la mentira y jamás aceptes burlas de la ignorancia. El bullying mata.  Busca ayuda. Cuídate.


TE SEGUIRÉ, AUNQUE NO ESTÉS...


           ¿Escuchaste el gemido del cielo? ¿Escuchaste la pasión de la luna? ¿Escuchaste el eco de un latido de mi corazón?...Yo sé que sí y es por eso que mi amor fluye en tus venas.
           A ti que me sigues, que me lees y que encuentras en mis versos tu alegría y las sombras de tu tristeza, a ti que elegiste el camino de la palabra y la lectura, a ti que eres virgen en tu alma y preciosa en tu corazón, a ti te digo que te quiero mucho, que te admiro y que te siento cada vez que uno de tus dedos, aprieta la tecla de mis sentimientos.
          Te respiro y te anhelo. Te imagino y te recuerdo en cada uno de mis versos.  No duermo sino siento tus caricias sobre mis letras, no sueño sino te leo. Eres vicio y soporte, emoción y mi altar de ansias, explicación de cada amanecer y motor de mi vida. En tus manos creaste el dibujo de la belleza y el color del cielo, en tus ojos viven las miradas de los ángeles y las lágrimas del profundo deseo…En tu literatura, sonríen las tildes de la perfección y sufren los pergaminos de mi destino.
           Eres única, perfecta y sublime en tu sentir. Eres ternura en tus letras y amor en tu música, exhalas pasión en tus comas y deseo en tus puntos y aparte. Creo en ti, creo en tu ángel y en tu corazón. Nunca dejes de existir, porque cuando abraces la luz, te exijo que me enseñes el camino para abrazarla junto contigo. Me reinventaré para cada día ser mejor y alcanzar un rincón a tu lado. Sonreiré cuando tus labios me necesiten y lloraré cuando tenga que secar tus lágrimas. Seré tuyo en la virtualidad o en el destino, pero lo que tienes que saber es que en mis dedos, corren tintas que un día tatuarán tu alma y escribirán poesía sobre tu piel.
           Gracias por existir, gracias por ser como eres…Gracias por conquistarme.



    

martes, 3 de enero de 2017

CAMPANAS DE MUERTE


          Sordo repicar que retumbas en las paredes de mi silencio, mórbida obsesión de la vida por hacerme entender que ya no estás a mi lado…Campanas que huelen a muerte, que huelen a vacío.
         Nervio compulsivo que hechas raíces sobre mi piel y encaras el viento de mi destino con el desafío de tus miradas. Vómito de hiel que llenas mi boca con las meditadas asperezas que tu ida sembró en mi alma, síndrome de soledad en la nostálgica desesperanza , lágrimas que caen en el libro de los versos olvidados…Olor a muerte que pudre mi corazón hasta tocar el fondo de mis entrañas.
          Respiro una extraña melancolía entre las sombras de mi tristeza, abrazo penumbras que solo mis dedos pueden ver, encadeno sentimientos para mitigar tanto dolor, pero entre sus argollas sigo escuchando el último aliento de tu voz. Cierro los ojos y no consigo escuchar tus latidos, pido caridad al sueño y solo me cobija el miedo, escribo en negro y solo leo el temblor de mis tintas.
          ¡Me cuesta tanto vivir! Tu ausencia marca las pisadas de mi música, arrodillas íntimos recuerdos en cada una de tus fotografías y cuando el amanecer desdobla mis sábanas, sigo oliendo tu perfume y gozando tus labios pegados a mi taza de café.
          Campanas de muerte… Que abracé hasta tu última exhalación, porqué luché sin dormir hasta que la palidez de tu rostro derrumbó mi alma, porqué escribí segundo a segundo toda la poesía que recitaban tus ojos…Campanas de muerte, que callaron, cuando caminaste a la Luz.



      

UN TIEMPO DE SILENCIO


             Le pido a la luna que duerma su soberbia, que ya no envuelva mis noches con la pasión de sus mares y que no atente la integridad de mi soledad. Exijo silencio y tiempo para poder abrir ese espacio que libere mis emociones, ese espacio necesario para la reflexión…Ese espacio que aletea mi ángel cada vez que seca una lágrima de mi rostro. En la dulce humildad escondí perdones, rencores y remordimientos. En la temeraria lujuria deshice sueños, momentos y ansiedades…En la vejez de mi alma, escribí lo que sentía, lo que aprendí y lo que nunca quiero volver a vivir.
              Sigo luchando contra los miedos de mi sociedad, contra la falta de libertad, tanto de expresión como de vida. Censuras van y vienen, opresiones de poder nacen y renacen cada día por doquier…Atentados suicidas encubiertos en religiones que no entendemos, falsas promesas políticas que solo siembran ignorancia y desdén…Frágil humanidad que vives tus días al borde de lo intangible y de lo inimaginable. Hemos llenado nuestro camino de información pero no de amor, hemos olvidado la poesía y leemos tanta basura que cuando nuestros ojos abren un buen libro, leemos el prólogo pero somos incapaces de recitar su epílogo.
               La humanidad requiere de un minuto, de un día, de un mes de silencio. La humanidad necesita reciclarse en sus bases, volver al principio y reflexionar…Necesita volver a sentirse, volver a tener el tiempo en sus manos y rendirlo como debe ser, necesita abrazar y compartir, necesita volver a ser única para que el Universo nos siga guardando un lugar en su alma. Crean en ella porque somos parte, ámenla porque somos ella y escriban ternuras porque en ellas, TENEMOS QUE ESCRIBIR NUESTRA HISTORIA.


             

            

lunes, 2 de enero de 2017

UN RINCONCITO EN TU CUERPO


              Encontré un rinconcito en tu cuerpo donde sentí tu alma, encontré un lugar donde mis dedos temblaron y mi boca selló tu sudor, un espacio donde la tinta de mis versos coloreó de un disfrazado carmesí tus sentimientos,  un pliego de hermosura…Una oración de ternura. Me perdí en él y en su laberinto, descubrí deseos, abrigué sueños y cerré mis ojos para escuchar sus latidos.
              A ti llegué, escondido en los miedos de un desamor. En tus brazos me enseñaste a recorrer tu cuerpo y en tu primer aliento, supe que de verdad me sentías. Recogí en un puño de mi corazón las emociones, desgarré los temores de mi alma y poquito a poquito los puse sobre tu piel. Dejé que los ojos del recuerdo, secaran mis lágrimas. Olvidé por un momento que vivir es sufrir y con todo mi vigor me entregué a ti.
             Quise ser una cajita de regalo para tí. Junté mis noches mágicas de vida, mis amaneceres oliendo a café, mis velas inspiradas de poesía, mis añejas copas con sabor a históricos tintos y también las penas que cargaba mi mochila…Y en tu primer sueño, vestí con exóticas sedas mi bagaje, lo envolví en rojo celofán y lo puse a un lado de tu corazón…Ahí, pegado a tu pecho, junto a tus sentimientos…Escribiendo amor en tu alma.
             Y en tu segundo sueño te llené de palabras que poco a poco el cielo convirtió en versos y nuestra luna en poesía…Y llegó tu amanecer, ese amanecer que despierta en mis brazos, ese amanecer que se convierte en único porque sientes mi alma pegada en ese rinconcito de tu cuerpo, en ese rinconcito donde late la vida y despierta tu poesía.
             Encontré un rinconcito en tu cuerpo, donde quiero vivir, donde quiero amar…Donde quiero morir.



              

CONSEJOS Y CONEJOS


           No puedes respirar sin alma pero puedes sentir si tienes corazón. No te atrevas a usar tu ignorancia ante la inteligencia y menos prestes tu amor propio a los orgullos del profundo y maquiavélico saber de la verdad absoluta. Enreda tus ansiedades en los deseos de tus sueños y verás como tus manos, se llenan de ilusiones una y otra vez.

          Cuenta una imaginada leyenda que una vez un conejo siguió un consejo. El consejo, se vistió con las mejores galas porque lo seguía el conejo y el conejo siguió desnudo porque no conocía el consejo. Se conocieron y el consejo sorprendió al conejo con su sabiduría: El conejo durmió sus orejas en señal de respeto y el consejo se sintió rey en una selva que no era suya. Pasaron los días y el consejo veía asombrado como el conejo no seguía sus enseñanzas y el conejo veía como el consejo solo se le quedaba viendo.
          Vivía el Sol y dormía la Luna, el conejo brincaba, soñaba y jugaba mientras el consejo reflexionaba, veía y razonaba. Y es que el consejo nunca fue conejo y el conejo jamás atendió a ciertos consejos que llegaron a su vida. Ante la tristeza del conejo al ver la soledad del consejo, decidió seguirlo y el consejo, animado por tal motivación, decidió armarse en su orgullo de sabio y se refugió en su memoria. Transcurrieron los días y el conejo no entendía al consejo y éste solo miraba al conejo en su perplejidad.
          Y llegó el día en que el conejo enfrentó al consejo y le dijo: “ Mira consejo, para que tu virtud pueda enseñar mi alma, primero tenías que haber sido conejo…Vivir como conejo, comer zanahorias, respirar hierbas y oler humedades, de lo contrario solo te convertirás en un vacío en mi vida, en un simple y abstracto momento. Y el consejo entendió y fue entonces que el conejo se convirtió en consejo y el consejo intentó por una vez, ser conejo.
           No malbarates enseñanzas sino las viviste y no recibas consejos de quien dice tiene la verdad absoluta en sus manos. Enseña cuando aprendas y escucha razones de quien sabe, no de quien las inventa.