Translate

martes, 28 de febrero de 2017

AVE DE RAPIÑA...


            Ave de rapiña que recorres vidas y las disfrazas de falsas ternuras. Sembradora de dolor que prostituyes querencias y duermes ilusiones. Espejo sin reflejo de un ansiado deseo, de una añorada pasión, de un perverso verso que un día escribí en tu piel, sólo por poseer tu hermoso cuerpo. Engaño de ser que llenas de dudas mis sueños y los envuelves en tus  sombras.
            ¿Por qué existen personas como tú? ¿Por qué la razón sobrenatural, te dejó todavía con vida? ¿Por qué tengo que ser yo, el que absorba tus infiernos?
            Mientes y en tus ojos vive la mentira. Mientes y en tus labios se moja la profunda hiel, engañas y en tus versos vomitas ira…Engañas, porque tu alma no es fiel.  Vives amargura y la transpiras en tu piel, crees en tus mentiras y nunca rasguñas perdón, avergüenzas tu existencia porque un día conociste el verdadero amor y ahora solo robas ajenas sangres, para que pueda latir tu corazón.
            Creaste un mundo donde la verdad vive en el olvido, donde la ternura solo es parte de un interés. Permitiste que el dinero abrazara tu líbido y en la pobreza de tu alma, solo sembraste vejez. Escribiste el guión de una corta película, viviste salivas que envenenaron tu piel, llenaste de lujuria tu orgullo y recibiste la soledad de la gula…Empeñaste tu corazón y lo convertiste en infiel.
             Quizás vivas para que el perdón algún día alcance tu alma, quizás vivas para que algún día, el verdadero amor llegue a tu vida, quizás tanta mentira no se muestre en la hipocresía de tanta calma, quizás la verdad solo sea la razón de tu existencia suicida…Mientes y lo sé, porque conviertes versos en negras metáforas, envenenas sueños con la promesa de tus caricias, embargas anhelos con tus abrazos de contadas horas y en medio de tanta elegancia, solo abres la puerta a tus avaricias.

             Mientes y lo sé…Y en el camino sufres y permites tu destrucción, cosechas sombras porque nunca sembraste amor ni ternura, abrigas miedos y en tu doble cara, exhalas falsa ilusión. Por siempre cargarás el bagaje que escribiste porque acaricias tantas apariencias, que a tu paso, los espejos estallan en mil pedazos. Deshaces ajenas vida y explicas que no las viviste y mientras tanto, vuelas bajo, como el ave de rapiña que eres…En busca de un cuerpo que al sentirte pudra su alma, para que sea manjar de tu maldito apetito.


lunes, 27 de febrero de 2017

EL LIENZO...


                  Te abrazo desnuda y te cubro de sedas. Dejo que las transparencias expliquen el  porqué del dulce erotismo, provoco el gran espasmo de una pasión y someto tu sueño,  a los brazos de mi luna. Cuento cada uno de tus latidos, su fuerza y su frecuencia, el volumen expandido de sangre y la contracción del músculo, cuando respira tus miedos.
                  Hipnotizo tu esencia, robo tu fragancia para que la piel solo permita tu sudor. Suelto mis labios y les exijo ternura en cada uno de sus besos, libero mis manos  y  les explico que tu cuerpo es un altar, corrijo mi timidez y la lleno de atrevimiento,  apago ajenas leñas y dejo que ardan tus ceras…Recojo en mis puños tus recuerdos y dejo que su hiel, vomite entre mis dedos.
                  Quiero entrar en ti. Quiero que me muestres ese rincón de tu cuerpo que nadie conoce, quiero penetrar la membrana de tu silencio y quiero llorar, una de tus lágrimas. Quiero sentirte como te siente el cielo, quiero gozarte como te goza el viento, quiero tocarte como te toca el agua y quiero poseerte como te posee tu aliento.
                   Sé que en tu sueño me escuchas, sé que mis caricias están abriendo tu orgullo, sé que tus ojos desean las miradas de tanta excitación…Sé que estás abriendo tu alma, para que en ella, pinte mi poesía. Te siento plena, libre y desnuda de prejuicios, te siento pegada y embriagada del poder de un sentimiento…Te siento pura, ansiosa y húmeda.
                   Exhala tu grito mi gemido, corre tu corazón por mis venas…Ya el nervio es deseo y la contorsión, ya rasguña las profundidades de la pasión. No te detengas, abre tu cuerpo, deja que sea la expresión de tus ojos, la que hable…Deja que sea tu boca la que absorba mi vaho, que sea mi piel la que reciba tu pecado, que sean tus cabellos los que se enreden en el reflejo de mi luna y deja que sea mi corazón, el único que penetre, la membrana de tu alma.
                   Se pierden las palabras y no encuentran un verso de refugio, se pierde la poesía y no encuentra una rima que la sostenga…Se pierde el habla, porque en el puro amor, no hay voces, solo miradas.
                   Y te muestras, te muestras tal y como eres. Y te dejas, te dejas como el mar se deja mover por la luna, como el cielo cambia de color con sus nubes y estrellas…Como tu alma resplandece cuando arranco de ella tu espíritu y lo dejo vivir en mi corazón.  Me estás dando lo más precioso de ti, la explicación de tu historia y la llave de tu destino.

                   En mis manos tengo tu Alma pura, en mis manos tengo el lienzo más hermoso que jamás alguien haya osado pintar…El lienzo de tu Alma.


domingo, 26 de febrero de 2017

...Y CALLÓ LA LLUVIA.


           Incesante lluvia. Se cierra la noche, cae el sentimiento sentado entre los retorcidos hierros del banco de una estación de tren. Ilumina el rayo y grita el trueno, se acercan las tinieblas y palidecen las farolas de los suspiros. Ladran roncos los perros, diluyen viejos vahos las ventanas y el aire solo respira leñas de toscas chimeneas. Divaga el vagabundo en mojada basura, muerde la rata la cárcel de su alcantarilla, difuminan los espejos tristes alientos e imagina la calle, un amanecer sin frío.
            Un alma espera el primer tren, ese fin de viaje que la abrigue de calor, esa trémula silueta que llene de escalofrío su piel, esa ser que dé razón, a la vigilia de su vida. Anuncian demora y casi desfallece la ilusión. Ya son negras las sombras y son lanzas, las gotas de lluvia. Ya el viento desenvainó su espada y el frío afiló sus dientes. La espera estremece la razón, el deseo se funde en el corto latido de un cerrado corazón, el anhelo duerme ansias y el silencio mella quedito, en cada mirada al vacío.
            Crepitan los rieles, un pequeño ruido encoge las vías, grita el vapor y aparece un tren. Rechinan mojados los frenos. Silueta fantasmal que atraviesa niebla y levanta viejos orgullos. De repente el andén de llena de piernas y pisadas, de risas y palabras, de sorpresas y también de tristezas. La altivez de sus ojos desmorona rostros, desdibuja siluetas que no son la suya y descarta por completo la magia de un milagro…¡No bajó de ese tren!
        Y sintió el dormir del alma, el profundo entumecimiento de sus manos y el resbalar furioso de la lluvia entre sus cabellos. Los incipientes nudos del miedo, apretaban su garganta sin cesar. Las preguntas no eran opción, pues el infierno del desamor no tiene respuestas.  Ya no tienen cabida las lágrimas, pues caerían diluídas en las aceras de aquella tormenta. Ya no hay razón para que la espera tenga un sentido, solo queda apretar la mojada gabardina, dar la espalda a ese tren  y despechar un anhelo.
        De pronto, una mano acarició su hombro y una voz tapó la lluvia de sus oídos: “Soy yo a quien buscas”…Giró sorpresa su cuello y sus ojos dieron crédito a la sublime hermosura.
       -¿Perdón? Creo que se confunde…Yo estaba esperando a…
       No lo dejó terminar.
       -Soy yo. Te reconocí en cuanto te ví. Estás igual que tu foto.
       -Pero tú…Tú no eres quien tantas veces soñé, quien tantas veces desveló mis noches, quien…
       Calló su boca, con el beso más profundo que jamás había sentido.
       -Ahora, ¿Sabes quién soy? ¿Sentiste mi alma? ¿Escuchaste mi corazón recitar tus letras?
       -¡Si! Eres tú. En tu beso había poesía, esa poesía que enamoró mis noches, esa poesía que desvaneció tantas veces mi soledad…Esa poesía que enamoró mi alma.
          Por primera vez la Luna besó a un hombre…Y calló la lluvia.


       
      


sábado, 25 de febrero de 2017

SI...


            Si me susurras al oído, hazlo despacito, porque en ellos todavía vibra una vieja música. Si deshaces tus labios en mi boca, hazlo con lujuria, pues solo así entenderé el miedo al pecado.  Si dejas tus manos sobre mi pecho, exígeles que naden en él, porque en sus caricias revivirá mi corazón…Si mis ojos se cierran, que los abra tu alma.
            Si escribes en mi vida, hazlo con intensidad, pues mi historia ya caminó vagas pasiones. Si abrigas mi noche, sé capaz de encelar mi luna, porque en su reflejo veré tu verdad. Si buscas mis humedades, deberás besar todo mi mar, porque he sido playa y otras mareas solo besaron mis pies…Si quieres todo de mí, primero deja que conozca un poco de ti.
           Si un día ves que mis ojos lloran, no dejes que las lágrimas recorran mis mejillas, pues en ellas todavía vive la sonrisa. Si mi piel tiembla, solo deja que tus ternuras la calmen, porque en ella solo se enchina la soledad. Si se agrietan mis labios, deja que tu saliva los envuelva de miel, porque en sus comisuras están mis deseos…Si mis cabellos se convierten en plata, deja que la experiencia, invente pasión.
          Si el cielo oscurece sus estrellas, nos llenaremos de arcoíris y conoceremos la transformación del puro Amor. Si el volcán apaga sus cenizas, sembraremos lava en nuestro nido, porque en la fusión de nuestros cuerpos, el calor, embriagará nuestro sudor.  Si el viento no grita en las esquinas, convertiremos aliento en gemido y contorsión en excitación…Si la literatura no encuentra sus letras, escribiremos poesía en nuestro sueño.



            

viernes, 24 de febrero de 2017

ROBARÉ POR SIEMPRE TU ALMA...


            Mucho tiempo, escondí miedos, guardé ternuras y reprimí deseos.  Pasé largas noches sin ahogar una pasión, sin libar en otras humedades, sin merecer más caricias que las del reflejo de una triste luna. Endulzaba mis labios en el bouquet de un buen cabernet y al calor de una vela, escribía unos  sentimientos que solo rimaban, cuando  lograban expresar,  el anhelo de una perdida pasión. Pasé oscuras horas intensificando mis letras, pero solté lastre, clasifiqué recuerdos, restauré memorias y en la batalla contra la soledad, sentí madurar mi alma.
            Creció la capacidad de reflexión, aminoró el orgullo su inflexión, y mis tintas se volvieron a cargar de aquellos sentimientos que un día, enarbolaron mis dotes de amante. Ahora cierro mis ojos y veo con ternura el interior de un buen hombre, dejo que los  dientes aprieten mis labios y no siento rencor, solo ganas de volver a mamar pasión, abro mis manos y en sus líneas ya no hay vacío, solo emerge con todo su poder,  la nueva poesía de mi vida.
           Y es por eso que te escribo, y solo te escribo porque no te conozco, no te miro pero te siento, porque sé que estás.  Quizás estés sentada en un rincón de nuestra amada Tierra, leyendo mis palabras, quizás nunca las leas o quizás cuando las leas no me comprendas o no sientas que ahí estoy , con la desnudez de mi alma, queriendo abrazar  tu luna.

          Te necesito. Róbame las manos, para que mis dedos puedan respirar en cada poro de tu piel. Róbame los ojos, para que sientas la intensidad de cada deseo guardado. Róbame los labios, para que mis caricias escriban ternuras en tu cuerpo. Róbame mi silencio, porque cuando el grito del Amor, deshaga tus sábanas, lo convertiremos en gemido. Róbame el aliento, para que mis versos solo se alimenten de ti…Dame una esperanza y brincaré mi océano, dame una razón de existencia y cambiaré de luna, dame un pedacito de tu corazón y robaré por siempre tu alma.


jueves, 23 de febrero de 2017

OBLIGACIÓN POR CONTRATO...


           Cuando naciste, firmaste un contrato...Un contrato con la vida. ¿Y sabes qué? Te tengo dos noticias, una buena y una mala. La buena es que no te morirás hasta que no sirvas para algo y la mala es que no leíste la letra pequeña de tu contrato.  Te explicaré que a veces en lo pequeño está lo más grande, lo sublime y lo interesante. No llegaste solo a respirar, hazte un favor y ponte a vivir. No llegaste a esperar, no estás de adorno…Actívate y vive.
           En la mediocridad vive el vicio, la ignorancia destella sus malentendidos orgullos y el ser humano ahoga tanto tiempo, que se llena de nada. Te envuelve la poderosa desidia, te sientas en el sillón de la televisión y estrujas tu mente en novelas y películas para sentir que hay otras vidas más jodidas y así olvidarte de la tuya. Porque tu vida, no sirve sino sientes tristezas y desilusiones ajenas, porque tu vida no tiene sentido sino lloras otros sentimientos que alguien más inventó y cobra por ello. Y así pasan los días y duermes tus noches.
           De tu casa al trabajo  del trabajo a tu casa… ¿Cuándo vives?... ¿Vives cuando te dejan o cuando quieres?...Tienes el poder de vivir, tienes el don de ser, tienes que ser diferente, porque si todo lo sigues haciendo igual, nada cambiará. Haz cosas diferentes, inventa tiempo distinto, abraza otros espacios y poco a poco sentirás que eres otro. Cambia la televisión por la lectura, lee sentimientos, poesías, biografías, relatos de vida, historias, cuentos…No escuches políticos porque aparte de aburridos no te dejan nada, al contrario te quitan tiempo, dinero y paciencia. Cambia la comida de la calle por la de tu casa, cambia la cerveza por un buen y refrescante vaso de agua...Cambia!!! Te aseguro que te sentirás diferente. Ahorra y viaja. Conoce mundo, porque es muy grande y merece ser vivido. Siente otras costumbres, aprende tradiciones y valores que te enseñarán a ser mejor…No te encierres en tus miedos. Abraza libertad…Vale la pena. Si se puede.
            Ah!!! Se me olvidaba leerte lo que dice la letra pequeña de tu contrato con la Vida: “Si no eres capaz de vivirme, te cambio por otro. Cuídate”.


      

          

miércoles, 22 de febrero de 2017

FAUNA HUMANA.


           El perro ladra y el humano grita. El perro es fiel, el humano, no. El burro rebuzna cuando el humano dice que piensa , el águila vuela cielos cuando el humano respira alquitranes, el búho entiende y vigila noches mientras el humano las desperdicia, la rata devora alcantarillas y el humano las llena.
          Merecimos nacer en una jaula y nos la cambiaron por una vida de emergencias sociales. Merecimos nacer sin palabra y cuando nos la dieron, la llenamos de ignorancia. Merecimos nacer sin manos y cuando nos las dieron, las llenamos de unos dedos que solo señalan inquisiciones y culpabilidades. Merecimos nacer sin alma y cuando nos la dieron, no supimos que hacer con ella.
          Juzgamos y señalamos, pero nunca nos comprometemos. Opinamos y según eso, razonamos, pero nunca sentimos. Besamos sin abrazar labios, acariciamos preguntas sin dar respuestas, nos llenan de placer y solo relinchamos supuestas pasiones…Nos regalan un acorde y deshacemos música, cuando un simple pájaro compondría la más hermosa melodía.

          ¡Mundo salvaje, que tanto excitas naturaleza, que tanto privilegias al ser humano por ser distinto!... Llegará un día en que los perros ya no se lamerán solos, los burros ya no engendrarán mulas, el águila volará entre Universos, el caballo hablará y la hormiga dejará de trabajar. Y ese día, el día de la evolución, el día del equilibrio…El humano seguirá ladrando cuando hable, seguirá rebuznando en su razón, seguirá oliendo alquitranes, seguirá relinchando cuando sienta pasión y seguirá trabajando para desquitar su don…Ese don que se llama “alma” y que no sabemos qué hacer con ella.


EL SABIO Y LA MOSCA...


          Una vez había un viejo y anciano sabio que estaba inmerso en unas letras, en esas letras que algunos llaman poesía y otros prosa poética. En sus comas, advertía pausa y en sus puntos, solo pedía que la inspiración siguiera llenando espacios. 
         Inmerso como siempre en la intensidad de su tarea, algo lo distrajo. Algo llamó su atención de una manera tan poderosa que dejó a un lado su pluma, entornó los ojos y sintió que el poder de la impotencia estaba pegado en uno de sus ´preferidos cristales: Era una mosca, una mosca estaba volando en su ventana. Iba y venía, no encontraba salida y la luz era su pecado, porque en ella poco a poco moría.
          Y pensó el sabio: “Pobre mosca, no tiene salida. Puedo abrir la ventana o terminar con su corta vida, puedo hacer que vuele o que acabe como una mancha en el suelo o puedo jugar con ella hasta que sus alas se cansen o esperar que duerma en el olvido de mi noche.” Arrepentido de sus malos sentimientos, se levantó y poquito a poco se dirigió a la ventana. Con esfuerzo y desafiando el intenso frío la abrió, pero la mosca no entendió. La ayudó con su mano y la mosca no quiso. Sopló, manoteó otra vez, abrió y cerró y la mosca seguía empeñada en guardar su ventana.
           Ya la inspiración había abandonado sus versos, ya la paciencia juzgaba su espalda y el entendimiento estaba en un verdadero juicio por una mosca. Cansado de abrir y cerrar, de soplar y de manotear, decidió sentarse y fue entonces que la mosca le guiñó uno de sus dos grandes ojos y se fue por una rendija, por la rendija que el sabio nunca vió en su puerta de madera y por donde el frío cobijaba su casa.

            Al día siguiente, el sabio mandó reparar su puerta y ya el frío no entró a su casa. Le dio gracias a la mosca y se dio gracias a él por no haber terminado con una vida que solucionó el frío de su hogar. “Arrieros somos y en el camino andamos”…Nunca desprecies ayuda de nadie… Aunque sea,  una simple mosca.


USTED....


             Usted quiere romper mi libertad y le tengo dos noticias, una buena y una mala, la buena es que no lo va a conseguir y la mala es que cuando Usted no esté, seré más y más libre. Usted tiene dinero y poder, yo tengo alma y corazón. Usted tiene  cuentas por saldar y nos envuelve en ellas, yo tengo mis cuentas saldadas. Usted  no sabe lo que vale un kilo de pan, solo siente sus centavos llenar su cartera, cada vez que se vende uno…Yo sé lo que vale el sudor de amasarlo, el calor de hornearlo, el arte de barnizarlo uno por uno y el olor que expide su maná a las 5 am. Usted y yo somos diferentes, gracias a Dios… Y Usted y yo, jamás veremos la misma Luna, quizás compartamos el mismo Sol, pero le aseguro que su calor lo sentiremos diferente.
              Usted nació como yo, lloró como yo  y todo el mundo vio sus genitales como me los vieron a mi…Y no eran ni más grandes ni más chicos. Y todo el mundo vio su color y no era más oscuro ni más blanco que el mío. Y todo el mundo vio sus miedos, sus inseguridades y su karma…Y sí eran superiores a los míos.  Todo el mundo sintió nuestras palabras, las suyas eran miedo, las mías poesía, las suyas daban paso a la ignorancia del verbo, las mías las recitaban personas que quizás no conozco pero vivo cada día el amor de sus almas. Sus gestos ya son negocio de parodias y humoristas, mis gestos solo los lleno de pasión en mi vida.
              Como Usted puede ver, somos diferentes. Para que Usted llegue a ser lo que yo soy, debería de morir y volver a nacer, debería de oler un pan a las 5 am, debería cambiar de alma y escribir sentimientos, debería ver en su espejo que su piel es de otro color, debería escuchar su sangre y ponerse falda escocesa sin calzones y en la dulce gaita, dejar que su respiración, inspire música. Pero como esto es solo imaginación, mejor renuncie a su vida y deje que el mundo libre se abrace, se ame y se llene de un cielo que por cierto no es el que Usted , es el nuestro…Un cielo donde el color siempre es azul, donde la piel solo refleja luz, donde la religión es libertad y donde los muros son viejos recuerdos de mentes esquizofrénicas.
              Usted, no debería de estar. Usted, no debería de ser…Usted, mejor renuncie a su poder y lo dejaremos que se llene de tanto dinero como quiera…Y aún así, Usted,  jamás podrá comprar nuestra libertad.




martes, 21 de febrero de 2017

ESCRIBO TU NOMBRE...


               Naciste para ser el primer destello de vida y en tu dulzura, rendimos sentimientos. Existes por razón, palpitas por pasión, respiras en la eternidad de un instante y en tu muerte, explotas humedades en nuestros cuerpos.
               A veces fingido, en el teatro de la vida…A veces olvidado en la compañía de la soledad…A veces envidiado  en versos ajenos, y a veces pagado en las calles de nuestra ignorancia. El Universo te llenó de su miel, la luna de su deseo y el volcán de su erupción.
              Se estremece el alma al sentirte, late con fuerza el corazón al vivirte, se enchina la piel en tu orgullo y muere el tiempo en tu expansión. Eres gemido y a veces grito, eres suspiro y a veces gota de lágrima, eres  profunda poesía  y la tilde de la extrema pasión.
              Firma en el óleo del deseo, saliva de la suprema excitación, maná de lenguas y miembros, tormenta en el éxtasis y vergüenza en los golpes de pecho. Religión para los amantes e inquisición, para los enfermos del alma. Juego de luces cuando la noche pinta infinito entre dos cuerpos, castillo de fuego en la playa del placer cognitivo, cruce de caminos y marea alta en la imaginación de un sueño.
              Te creó el Amor y sufriste de la oscuridad, de la intolerancia, de la represión y del impuesto pecado. Encarnaste sangres entre los cilicios de la vergüenza por poseerte, reescribiste una y mil veces tu historia entre hábitos y muros de hipócritas decencias…Pero siempre, te dejaste sentir, porque tu semilla es placer, tu ternura es pasión y tu elegancia, es Amor.
              Te rindo tributo, desde el fondo de tu alma y en ella, escribo tu nombre: Orgasmo.



     

lunes, 20 de febrero de 2017

POR SIEMPRE...


Por siempre, amaré ese pedazo de vida que me regalaste
Por siempre, leeré en mis manos las caricias de una pasión
Por siempre, llevaré el último verso de tu poesía, escrito en mi alma.

        Por siempre sabré, que cuando mire la luna, tus ojos la estarán preñando de recuerdos. Comprenderé que el  noble azul del cielo ya no será tan intenso, pero en cada una de sus nubes,  imaginaré tu elegancia. Entenderé que quizás las tijeras del Tiempo recortan vida, pero jamás rasgarán tu sonrisa.
        Por siempre mis dedos encelarán tus sedas, pues son ellas, las que ahora abrigan las huellas de tu piel. Dejaste huérfanas a mis tintas porque tus sentimientos ya no se mojan en ellas, dejaste frías mis sábanas, porque tu sudor ya no las impregna, dejaste sola a mi almohada y ahora sólo tiembla entre mis piernas.
        Por siempre mis paisajes, abrazarán la soledad de tu vacío, se iluminarán solo de un color y el amanecer, ya no explicará nuestras noches. El mar recogerá su marea, el viento perderá fuerza, las estrellas pedirán prestados sus destellos y mi corazón robará latidos, entre ceras y añejos tintos. Ya mi primer café no será el mismo, pues extrañará tus transparencias. Ya mis labios recitarán grietas, pues día y noche, nadaban entre las burbujas de tu boca. Ya conoceré el silencio, pues sin ti, se acabó la palabra.

Por siempre, caminaré desnudo en las playas de la memoria.
Por siempre, respiraré profundo la exhalación de mi desamor.
Por siempre, explicaré al destino, que me faltas tú.





domingo, 19 de febrero de 2017

...Y MI ÁNGEL ME CONTÓ


              Como quisiera que un día, alguien me dijera lo que soy, a que vine y a donde voy. Como quisiera que me explicaran, que me mostraran razón, que me comprobaran vida y que me llevaran al límite de la muerte…Y como la exigencia cae en vacío, dejaré mi destino en manos de un sueño: Cerraré mis ojos, me cubriré con mi sábana y una cobija, recogeré mis piernas en posición fetal, pondré una mano debajo de mi almohada y dejare que mi ángel me cuente…
              Cuentan viejas lenguas, que existen mil mundos como el nuestro, dos mil lunas y tres mil soles. Que el morir es un viaje al segundo mundo y que en él, viviremos el hogar que teníamos que haber vivido, seremos lo que teníamos que haber sido y veremos como poco a poco van llegando las almas de quienes nos dieron amor y las almas a quienes dimos luz. Porque en nuestro camino, en Luz nos convertiremos y en los atajos de esos mil mundos renovaremos karma hasta que seamos tan perfectos como Él nos creó. La muerte ya no vivirá, el dinero no será dádiva y jamás conoceremos una oscuridad,  porque en esos mundos hay dos lunas y tres soles.  Si fuiste creado para escribir, escribirás. Si fuiste creado para cantar, cantarás.  Si fuiste creado para crear, crearás. Si fuiste creado para cosechar, sembrarás y cosecharás…Si fuiste creado, fue por algo y en ese algo, trascenderás, evolucionarás y serás Luz.
             Tu primera y única muerte, será un sueño, un corto viaje. Te esperarán seres queridos que ya superaron la primera frontera, seres con alma de ángel que tomarán tu mano y te guiarán, seres de Luz que supervisarán tu evolución. Aprenderás a desdoblar Espacio, a olvidarte del Tiempo y poco a poco a prescindir de tu cuerpo. Porque en tu segundo mundo tendrás el cuerpo de tu juventud, el cuerpo que te dio el máximo esplendor aquí en la Tierra, un cuerpo que fue alguna vez deseado y otras veces envidiado. Darás felicidad y te la darán, cerrarás los ojos y sentirás el éxtasis del puro Amor sin tocar, abrirás tus manos y llenarás abrazos de libertad…Verás paisajes que aún no existen en tu imaginación y te llenarás de sus colores, nadarás tantos mares y conocerás tantos viajes que el libro de tu vida, doblará páginas para que puedas escribir tanto conocimiento.
           No dormirás, solo soñarás. No comerás, pues sus vientos te alimentarán. No sufrirás, pues no existe el pecado, no vive el dolor y no hay religión. No harás el Amor, pues él se hará en ti cada segundo… Y verás a los que un día,  conociste enredados en sus miedos, verás a políticos y pacifistas compartir el estambre de una flor, verás a petroleros y ecologistas beber de la misma agua, verás a musulmanes, católicos, budistas y protestantes volando los cometas de la misma libertad…Verás a los que un día fueron pobres, llenar de experiencia, a los que un día fueron ricos y a esos ricos, aprender que el dinero, solo fue un mal invento para poder subsistir en un pobre mundo.
           Y será entonces que tu imaginación se llenará de poder, del poder querer ser luz y más luz. Pasarán cien años del tiempo eterno y conocerás el tercer mundo, soñarás nuevos cielos, rebasarás las fronteras de cien Universos y llegarás a resplandecer. Aprenderás  que el Amor existe por sí solo, que la ternura nace en el alma y se expande en la piel de tu fuego, que el deseo abraza infinitos y que la pasión trasciende por el gran poder de los sentimientos. Y será entonces que te convertirás en ángel, porque en él se pinta cada día el Amor, la ternura compone música, el deseo es viento cada vez que mueve sus alas y la pasión, es su forma de vida…Y cuando seas ángel contarás este mismo sueño a esa alma que está llena de preguntas, a ese cuerpo que sufre respuestas en silencio…A ese corazón que ya no late, porque se olvidó de amar, de transcender y de vivir.



            

EXCÍTAME...EL ALMA


           Excítame el alma y absorberé tu piel, abrázame el corazón y mis besos, cerrarán tus ojos. Ven y escucha en silencio mis deseos, exhálame en tus labios, recoge en tus manos mi pasión y construye caricias. Imagíname de cerca, huele fragancias en mi pecho, deja que tus dientes saboreen mis cabellos, que tu lengua recorra mi cuello y se pierda en el umbral de mis temblores.

           Hazme tuyo, como jamás has sentido, cúbreme con ternuras de luna, que te llenaré con la espuma de mi mar. Expande libertad y escribiré fuego, sentiré tu lava fundirse en mi piel y la erección del Universo atravesará tus humedades. Te llenaré de miel y en con ella embriagaré tu sudor, recorreré tu espalda con el sabor del chocolate fundido y tatuaré siete fresas en el pubis de tu amor…Siete fresas que dormirán  por siempre, los pecados del alma.


           Serás mía y guardaré ese cielo en la memoria de la suprema pasión. Seré tuyo  y en tu gemido, abrazaré mi orgullo, el sentimiento rozará infinitos, la intensidad dorará el cristal de tus ojos y en tu primera lágrima, escribiré mi poesía. No vivirá un escalofrío ni una mentira, dormirá nuestra noche y esperará el amanecer. Del abrazo, nacerán ternuras, esas ternuras de viento y profundo  calor, esas ternuras que provocan nuevos latidos…Esas ternuras que excitan alma.


sábado, 18 de febrero de 2017

MANZANAS Y SERPIENTES...


                 Estaba escribiendo, oliendo mis ceras y degustando un excelente añejo tinto. De repente, un viento azotó mi cara. Las ventanas estaban cerradas y las paredes sólidas en su quehacer. Devolví cien miradas al cielo y no sentí respuesta, busqué una explicación en mi luna y solo ví su pequeño reflejo escondido tras una nube, intenté escuchar mi mar y solo me llené del ruido de viejos autobuses azotando polvorientas calles.
                 Y otra vez tronó el viento  y otra vez miré al cielo y esta vez te sentí. Era tu viento, ese viento que nació en el rocío de tu piel, ese viento que embraveció su poder con tu calor, ese viento que arrancó el sentimiento de tu alma, ese viento que se llenó de la sangre de tu corazón…Ese viento que nadó hasta mi rincón.
                  Lo abracé y transfiguró el instante. Le dí imaginación y la intensidad me llenó de tus curvas. Sentí tu contorsión y me perdí en tu sensualidad. Caminé despacito por tu cuerpo y el aire, ese aire del sutil viento, seguía mimándome. Me fundí en ti, te leí y me enamoré. Entré en tu laberinto sin importar si había salida, sin importar las enredaderas de tus miedos y sin importar el frío de tus sueños.
                   Embalsamé tu cuerpo con mi humedad, dejé que mi ternura poseyera tu espalda, escribí libertad en mi lengua y la obligué a lamer tu piel, encarcelé tus manos y las sometí a sentir la erección de mi vigor. Con denostado orgullo me diste tu manzana y la mordí hasta que mis dientes perdieron la virginidad en sus jugos, hasta que mi saliva perdió su identidad y supo a ti, hasta que mis labios convirtieron sus grietas en miel.
                   Tu viento enredó la dulce tentación del pecado, llenó mi paisaje con el árbol de la vida, del placer, de la pasión y de la muerte. Fui el Adán de tu manzana y dejé que la serpiente poseyera mi cuerpo, para poder penetrar tu alma.



                 

viernes, 17 de febrero de 2017

CALEIDOSCOPIO...


         Sueña la guitarra con sus ásperas manos, vive la música en viejos y nuevos acordes, suelta sus versos la poesía y enciende pasiones la libertad. Grita melancolía el mar, cuando ve tus ojos llorar, expande el cielo su azul, cuando ve sombras llegar y esconde su cara oculta la luna, cuando ve el sentimiento marchitar.
          Trascienden los caminos en sus destinos, mueren  hipocresías entre las espinas del remordimiento, vive la nostalgia en el recuerdo y sonríe el sueño cuando ve la punta de un amanecer. Y tu…Tú eres la creación suprema, la magia de un libro por escribir, la gota de una tinta que derramará ilusiones cada vez que toque un papel, el sabio que enseñará letras a la Luna y reflejos al Sol.
          Eres miel de paisajes, lava de volcanes y consejo de viejas calles. Eres vagabundo de montañas y pescador de ríos, viajero de sublimes telares y catador de añejos tintos. Eres destello de estrella, cazador de pergaminos, hacedor de historia y amante de piel. Cautivador de miradas, diseñador de caricias, constructor de deseos y arquitecto  de enseñanzas…Eres algodón de nube, terciopelo de viento, rocío de brisa y verde en las esmeraldas del Universo.
          Vistes mundos de colores, bailas paisajes y los llenas de curvas y hermosura, escondes aflicciones y derrumbas los muros del “no puedes”, sin hablar. Envejeces sin vergüenza, con la cara altiva y ojos seniles. Te miras en el espejo de lo vivido, arrancas tu imagen y la pones en el fondo de un caleidoscopio que solo el cielo te regala…De ese caleidoscopio que llena tu historia de colores, tus memorias de bonitos recuerdos, tus sentimientos de escalofríos, tu piel de polvo de estrellas y tu eternidad de Luz. Un caleidoscopio que será el capullo de tu transformación, el túnel que guiará tus pisadas, para que tus huellas escriban infinito.
         Viviste porque eras razón para hacerlo y renacerás como ser de Luz, porque la eternidad te necesita.



            

jueves, 16 de febrero de 2017

AMOR BAJO PRESIÓN: DIÁLOGOS


SITUACIÓN: DESPUÉS DE UNA INTENSA NOCHE DE AMOR…SÓLO PARA UNO DE LOS DOS.
      Ella:  Mi Amor, que rico te quedó el café. La verdad es que eres único, qué buena mano tienes.
      Él: Si claro. Tengo buena mano…
      Ella: Huele rico. ¿Será la mezcla que pedimos?
      Él: Quien sabe, pero tengo buena mano…De eso estoy seguro y…¡ buena mano para todo!.
      Ella: ¿Qué quisiste decir con eso?
      Él: ¡Nada! Solo que mi mano es buena, es más,¡ diría yo, que excelente!
      Ella: Creo que no me entendiste. ¡Estoy hablando del café!
      Él: Yo también
      Ella: ¡Si, claro! ¡Pues si hablamos del café, acuérdate que nos lo recomendó mi mamá!
      Él: “ ¡Ajá!”
      Ella: ¿Qué quieres decir con “¡Ajá!”?
      Él: Que sí.
      Ella: Qué si…¿Qué?
      Él: Que ella nos los recomendó, que sabe mucho de café y que es la mejor gourmet que he conocido en mi vida.
      Ella: ¡Ya estuvo!...¿Que tienes en contra de mi mamá?
      Él: Nada mi amor, solo es que…..
     Ella. Es que…¡Nada! Nunca la soportaste y ahora no puedes reconocer, que eligió el mejor café.
Mientras tanto, Él se perdía en las transparencias de sus sedas, veía entre fuego cruzado como se erizaban sus pezones, como se dilataban sus pupilas y cómo se movían sus manos.
     Él: Reconozco el poder de tu mamá en la elección del café, entre tantos, escogió al mejor. ¡Que sublime aroma!
     Ella: No seas mentiroso. Jamás vas a reconocer un acierto de mi mamá.
     Él: ¡Claro que sí! Su textura es única, el cielo se acostó en él.
     Ella: Si, tienes razón. Quizás también, la cafetera que nos recomendó mi papá , tiene algo que ver.
     Él: Por supuesto, la cafetera es maravillosa. ¡Se enseñó sola!
     Ella: ¿Qué quisiste decir?
     Él: Nada, que la cafetera es muy buena.
Y Él sentía la calentura natural de ese dulce amanecer, oliendo a café. Tenía ganas de un abrazo, de romper transparencias, de saltar encima de la mesa y poseerla…Pero…¿Cómo lo haría?
     Ella: Bueno, ya veo que sigues igual que siempre, odiando a mis padres…Pero aprovechando sus consejos, sin querer admitirlo…Ya me voy a vestir, tengo cosas que hacer.
    Él: ¿Sabes?, creo que le falta un ligero aroma a chocolate y vainilla a nuestro café y….
   Ella: ¡Ya vas a empezar otra vez! ¡Ya me dijiste que este café no sirve!
   Él: ¡Yo nunca dije eso!, solo te estoy dando una idea de sabor, de algo diferente, de algo excitante.
Y comprendió que la palabra “excitante”, devolvió sentido a ese café.
   Ella: Hummmm, ¿Crees que le daría un tono diferente?
Y el erotismo hizo mella en su mente…
   Él: Mira, primero fundo chocolate y lo acaricio en tu espalda. Dejo que mi lengua, absorba el exceso y lo deposito en el fondo de tu taza de café…Deshago una varita de vainilla, tomo una gota en la punta de mi lengua y la deposito en tus labios…Y cuando me beses, tomaré una gota de tu saliva y la pondré con mucho cuidado en el borde de tu taza de café, por donde tus labios tomarán el primer sorbo.
Obnubilado en su ataque final, no se había dado cuenta que las sedas ya no existían, que enfrente suyo estaba una piel ardiente y un cuerpo deseoso de ser poseído.
   Ella: ¡Ven!
   Él: ¡Joder!, Son las ocho, no llegaré al trabajo.
   Ella: Siempre igual, trabajo y más trabajo…¿Por qué no un día eres puntual conmigo? ¿Por qué no me dedicas más tiempo a mí que a tu trabajo? ¡Ya vete!...¡No sé a qué hora llegaré en la noche, voy a salir con mis amigas!
   Él: ¿Y los niños?
   Ella: Los dejaré con mi mamá
   Él: ¡Joder!...¿Los mandará a comprar más café?






   

miércoles, 15 de febrero de 2017

INCOHERENCIAS...


            Día con día, el viento erosiona montañas, el mar come rocas y devora playas. Noche tras noche, la naturaleza se renueva, renacen viejos bosques y la Tierra nos da nuevos paraísos. Las preguntas cuestionan nuestra inteligencia, la razón las desenreda y la experiencia las responde. Abrazamos latidos y nunca nos preocupamos por sentir la sangre que los mueve, respiramos ajenos alientos y desechamos su oxígeno, abrazamos cuerpos y solo sentimos el orgullo de nuestro placer.
           Sublimes porqués, malditas posesiones que ahogan libertad, sarcasmo de fuego que marcas piel y fundes tatuajes no queridos en mi alma. Grita el cielo mi renovación, viven brasas en la membrana de mi piel y resbala nieve en el latido de mi corazón. Presiento y no pienso, escribo y no recito, ahogo aliento en mares sin nadar, tumbo puertas sin puños y araño paredes con las lanzas de mis ojos.
           Amor y desamor, discernimiento total de sentimientos, orgía de sensaciones y versos expuestos a la primera mirada que pasa por tu calle. Revientas sábanas y mojas pasiones en tus almohadas, trepas noches como enredadera buscando luz, acaricias de reojo tu vieja luna y encelas  tu alma, con esas estrellas que palpitan sobre una desnudez, que ya no está a tu lado.
          Inventas un nuevo silencio y en él construyes tu caparazón. No serás lastimado, pero no volverás a ser vivido. Ya jamás tu sonrisa llenará las comisuras de otros labios pero tampoco una caricia, tocará tu piel. Quizás nunca vuelvas a escuchar un adiós, pero  tus brazos ya no olerán a ternura. Respirarás poca vida y solo exhalarás el aliento de la soledad…Y cuando por fin te toque llenar la última página de tu vida, solo escribirás incoherencias, porque no viviste, porque no te atreviste con un nuevo amor…Solo quizás, por el miedo de enfrentar un nuevo desamor.
         Ya tus ojos no podrán llorar cobardías, pues serán sellados por las pestañas de la muerte. Ya tus labios no abrigarán humedades, pues serán secados por la guadaña del tiempo perdido. Ya tus manos no cerrarán puños, pues las llenaste de vacíos. Ya tu corazón exprimirá sus últimos vientos y tu espíritu atormentará un cielo, que no te llenará de música, pues en ti no vivió el Amor…Tu alma, esa alma que vivió única en tu cuerpo, esa alma que nació para sentir…Morirá de nada y en su epílogo, solo dibujará una lágrima, una lágrima de incoherencia.



           

martes, 14 de febrero de 2017

EL TREN DE LOS DESEOS.


             Si mis deseos viajaran en un tren, no se pararían en cada estación. Dejaría que se alimentaran de los más hermosos y bellos paisajes, que se adueñaran de diversos soles y que bebieran los reflejos de cien lunas. Primero dejaría que fueran, que nacieran en mi corazón y se educaran en mi alma, que aprendieran lecciones en la experiencia y que abandonaran miedos en la libertad. Los sentiría en propia carne para ver si son reales, para examinar si ya crecieron, para ser compartidos y para sentirlos exigir, para que no mueran solos.
              Los cargaría en mi mochila, no sin antes obligarlos a comprar su billete de viaje. Estaría atento cuando el irreverente revisor del tren, marcara sus billetes y revisaría sus pertenencias para saber cuando se les terminaría el agua, la comida y las ganas de ser. Hecho esto, les enseñaría a escribir su diario, ese pequeño libro donde recordarían sus humedades, sus caricias y sus momentos de pasión.
             El viaje es muy largo y la vida de los deseos puede ser corta. Por lo tanto, exigiría al tren, una cama a mi lado para que mis deseos pudieran hacer el amor y asegurar descendencia. Podrían copular dos veces al día, cuando vaya al vagón restaurante al mediodía o cuando duerma a medianoche, pero en silencio, pues normalmente mi sueño no es muy profundo y de tanto en tanto me levanto a escribir, con lo cual sería una situación desagradable. No soy un buen voyerista.
            Impondría mis condiciones: Yo decido en que estación me bajo y en cual no. Aunque estén excitados, yo decido cuando tener pasión y cuando es sabia decisión retirarse a tiempo. Si los someten a chantaje, no me metan, arréglense solos, que para eso los cargo. Si de repente son enfriados sin explicación alguna, solo guarden energías para la próxima estación y si sienten competencia, nos reuniremos en junta de estado mayor y veremos si vale la pena el desgaste que eso implica.
            El orgullo es cosa mía, no se metan si no quieren salir lastimados. La envidia siempre los rondará porque son parte de mí. Si juego, jueguen. Si lloro, esperen. Si río, pregunten, no se precipiten. Si dudo…!Quietos!... Y si estoy serio…!Duérmanse!

           Y llegó el tren a su estación, a esa estación en la que uno espera todo y nada se da, a esa estación a la que te bajas lleno y subes otra vez al tren con el alma vacía, el corazón dañado  pero con los deseos bien aprendidos.


lunes, 13 de febrero de 2017

QUIZÁS, ESTÉN TOCANDO TU PUERTA...


           Siento como el amor, poco a poco se va alejando de mi vida, siento ese dolor que desgarra mi alma por no poder contener su adiós, siento como se pudre mi corazón. MI piel seca sudor, mis pestañas ya no contienen lágrimas, mi garganta traga hiel, mi boca no da vida a la saliva y mis labios están muriendo entre grietas de soledad…Ansias y desesperación, recuerdos que rompen páginas y páginas, marchitas rosas que solo llenan de viejo ocre, el beso de unas fotografías.
          Cierro ventanas, cuando antes las envenenaba de gemidos. Deshago y hago camas, cuando antes las llenaba de humedades. Rompo viejos perfumes, maldigo silencios, regalo ropa y zapatos que fueron dados, lleno mis puños de bailadas músicas y dejo que escurran sus melodías lentamente entre la sangre de mis dedos, lleno de coraje golpes de pecho e invento culpas, me lleno de falso valor y compro condones por si alguien se acerca y puedo vengar tanto dolor.
          Lleno mis días de camino, lleno mis horas de rencor y los minutos, son un continuo remordimiento. Las noches…Simplemente no son y el reflejo de mi luna, está enterrado en la maceta de un balcón, de unas flores muertas, de una habitación que nunca ve su calle. La ropa se lava sola, el trabajo es inercia, el alimento no se come solo se traga, el whiskey es vida y el agua, solo un recuerdo.

           Y en ese momento, en ese momento que tu vida no vale, en ese momento que la oscuridad es tu abrigo, el silencio tu único amigo, tu almohada el dulce abrazo de la noche…En ese momento, quizás alguien está tocando tu puerta y eres incapaz de saltar de tu cama, vestirte, bajar las escaleras y abrir…Y es entonces que el consejo se convierte en sabio y la vida te enseña: No saltes de la cama, solo despierta despacito; no te vistas, baja desnudo; no te peines, solo pasa la mano por tus cabellos y cuando abras la puerta, solo dile : Así soy yo..


domingo, 12 de febrero de 2017

¡VIVE MADRE TIERRA!


         La ilusión crece cuando miro al cielo, su amanecer, su atardecer y cuando la luna lo llena de hermosos reflejos en su anochecer. Pienso e imagino, medito pero no me atrevo a soñar, porque cuando veo mis manos, solo leo líneas de vida y destino, manchas de historia y durezas de silencio, suaves arrugas y letras que todavía no escribo. Por más que intento profundizar en ellas, lo único que veo en sus palmas, son las sombras de mis dedos y el vacío de unos miedos, que encarcelan mis sueños. Las abrazo entre puños y dejo que se anuden en mi espalda. Bajo la mirada y escucho el lamento de la Tierra, descalzo mis pies, los desnudo y la piso. Siento su vibración, su poder, su frescura y su música. Tiembla mi alma cuando su energía recorre mis piernas, abriga mi estómago, desanuda mi garganta y envuelve mi espíritu…Destroza mi mente con sus dibujos y sin querer empiezo a recitar sus versos, sus nostalgias, su naturaleza, sus abrazos con olor a cielo… Y con ella recuerdo conquistas y las sucias pisadas de aquellos seres, que no tenían por qué dejar su huella escrita en su corazón.
          ¡Vive madre Tierra!, deja que tus temblores, destruyan los muros de la intolerancia, que tus volcanes limpien de malas hierbas nuestros sueños de libertad, que tus paisajes llenen de poesía nuestros corazones y que la luz que reflejas del Sol y la Luna, sea nuestro motor de vida.
          ¡Vive madre Tierra!, deja que nuestros ojos lloren cuando estés seca para que humedezcan tu alma, deja  que nuestra desnudez pervierta tu fango y se convierta en lodo de pasiones, deja que el oxígeno del aire penetre tu dulce manto para que cada día nos sorprendas con rocíos de vida, deja que te amemos, que en nuestras caricias te escurras entre dedos y que en nuestros errores, detengas el viento de tanta erosión.
          ¡Vive madre Tierra!, porque nuestras cenizas un día se fundirán en ti, volarán por mil mundos las almas pero siempre escribirán tu recuerdo, dormirán los deseos pero nunca olvidarán sus raíces…Tendrá un sueño quien te ha vivido y cuando abra las palmas de su mano, siempre encontrará un grano de tu arena, un grano que explicará el porqué de una existencia, el porqué de una vida…El porqué,  de un eterno sentimiento de amor contigo.



         

UN DESTELLO...


              Noche cerrada sin luna, nubes ahogando estrellas, frío viento sabor a sal, manos vacías escurriendo arena, ojos perdidos en la sombra de un horizonte sin vida… De pronto un destello recorrió el mar, lo seguí y me perdí en una mirada.
              Pureza y transparencia, iris de cielo, pupila encerada en azabache, sonrisa de esmeraldas y rubíes, hermoso café, surreal óleo de ternuras. Como quieras pintarla, esa mirada, ese destello, cautivó mi corazón.
              En su lejanía explicaba sentidos, rompía conocimientos, desataba suspiros en mis labios  cada vez que cerraba sus ojos, escribía el silencio de un verso y de tanto en tanto, murmuraba un deseo. Era una mirada noble y tierna, audaz y transparente, penetrante y amable, pensante y todavía distante.
               Me acerqué despacito para no inquietarla, la miré con los ojos de una ilusión y quizás con esos puños que aprisionan sueños. Caminé quedito a su lado y entendí que serían las miradas las creadoras de palabras. La ví, fijé mi vista en sus ojos, desnudé mi alma, abrí mi corazón y cuando liberé mi espíritu para entrar en ella…La sentí dentro, tan dentro de mí que tembló el alma, se colapsaron los sentimientos, brincaron en su fe los anhelos, sudaron mis ansias, resurgieron sueños y el egoísmo selló mi piel para que jamás,  jamás saliera de mí.
              Cuando veas un destello, síguelo, quizás encuentres esa mirada que abrigue por siempre tu alma.



              

sábado, 11 de febrero de 2017

UN NUEVO CIELO.


              Llora el suicidio su razón, sonríe el cobarde porque vive… Y tiembla la soga, porque fue incapaz de anudar una muerte. Enredan telarañas el nacimiento de un sentimiento, se ahoga el aliento  y desaparece la ilusión. Duerme el sueño, sufren los ríos porque no llegan al mar, extraños soles desvanecen lunas y las estrellas ya no brillan, solo están. El reto se lanza al cielo y éste lo acepta. Se atreve a entrar en el bosque de las hiedras, osa la imaginación y pervierte razón, surge el grito y muere el suspiro, el aire es exhalación y el musgo borra huellas, la senda cubre viejos fangos y su angostura la pintan secas rosas y amargas espinas…Y comprendió el cielo que había entrado el laberinto de la vida, que su azul ya no era azul, que su color era carne, que su corazón solo a veces latía y que la pureza de su alma ya no era tal. Que su piel sentía, que el escalofrío provocaba temblor en sus nubes y que los rayos de su Sol, cegaban ojos y quemaban pestañas.
              Entró al laberinto por la única puerta que era la vida y consciente de que la única salida era  la muerte, cargó el bagaje de su Universo y se atrevió. Saludó a sus cuidadores, centauros y minotauros. Sonrió a los pequeños seres, se divirtió con los gnomos y dejó que las hadas volaran en él. Empapó su manto con rocíos, abrazó puños de tierra y sintió mucha vida, comió nieve y vió como su esencia era derramada por la montaña, bebió agua de río y sintió la sal en que se convertiría, nadó mar y en su espejo recordó su reflejo.
             Cansado se recostó y durmió, esperando que el amanecer sin él, pudiera existir.
             Juntó el viento a cien miel estrellas y dejó que cien mil cometas les hicieran el amor. Convirtió cada caricia en oxígeno, cada poesía en ternura y cada gemido en una gota de profundo azul…Y así amaneció un cielo, un cielo hermoso, vigoroso, limpio y más azul que nunca.
            Despertó nuestro cielo y vio como otro cielo vivía. Llegó la incomprensión y el coraje, sintió que tenía orgullo y lo envolvió la envidia. No comprendía, pero era humano. No entendía pero la razón le exigía espacio, no asimilaba tanta belleza sin él, pero la abrazaba, no toleraba pero lo admitía. Le explicó el viento el milagro, y  escribió en su sensible piel para que no lo olvidara, que fue una magia aprendida de algunos humanos, de esos humanos que cuando hacen el amor, se acarician, convierten palabras en ternuras, deseos en gemidos y tienen el poder de convertir su pasión en un nuevo cielo.
           Y nuestro cielo, como nosotros, llegó al final del laberinto, murió y renació como el mejor cielo del Universo creado. Y aún hoy es caricia en el amor, ternura en la poesía y un dulce gemido que abriga deseos y desata pasiones.


            

              

CRUCE DE CAMINOS...


          La vida es un camino, un hermoso camino. Sendas de colores, paisajes de verde y agua, blancas montañas y desiertos inexpugnables, vigorosas selvas y multitud de atajos que decidimos vivir en nuestro dulce albedrío…Y en uno de ellos, pasaste a mi lado con total indiferencia. No hubo mirada ni olor, no vivió la pregunta y el aire se vació entre nuestras sombras. Cada quien salió de su atajo y abrazó otras lunas, cada quien luchó por sus sueños y en ninguno de ellos se reflejaban nuestros destinos.
          Cruce de caminos, inexplicable osadía escrita por las estrellas y recitada muy despacito por  nuestros ángeles, en el interior más profundo del alma. Alma que nunca muere, alma que día con día graba ese destino ante la impertinencia de nuestra ignorante sordera…Alma que noche tras noche nos regala sueños, escribe nuevos prólogos a nuestra vida y somos incapaces de arrancar la persistente ceguera de nuestra mente.
           Émbolo existencial que nunca comprenderemos, embrión de una naturaleza que poco a poco y a pesar de nosotros, evoluciona en su perfección. Casualidad, destino, magia del cielo o vidas marcadas. Temblor de magmas o discurso de sabios profetas, desafío religioso o nueva explicación de un origen y un final.
           24 horas antes de morir, te cruzaste en mi camino y esa vez no era un atajo, era la senda final de mi vida. Estaba sentado en el túnel de Luz, esperando esas manos que llenaran mi  confianza y deshicieran los miedos…Y te ví, te vi aprisionada entre retorcidos hierros, detenido tu corazón y tu alma en un hilo de plata. Esta vez, clavaste tu mirada en mi alma, tus ojos derramaron su última tinta y en ella escribiste: “Te donaré mi corazón y tendrás vida”.
           Dona vida y fluirás amor en la eternidad. Dona vida y sentirás como tu sangre da nuevas oportunidades…Dona vida y tu corazón seguirá latiendo después de tu muerte.

          Cruce de caminos, destinos en silencio…Vidas compartidas.


miércoles, 8 de febrero de 2017

UN LIBRO INCOMPLETO...


                  Vírgenes y trabajadas ceras se funden en una vieja botella que un día contuvo la miel de un añejo tinto. Vista cansada que lloras al ordenar los papeles de tu vida y terminas por estrujarlos y hacerlos simple basura. Vagan tus pies entre las estanterías del conocimiento y solo ven pieles leídas, sombras que acumulan polvo y maderas carcomidas por el tiempo. Esculcan tus manos las búsquedas de un sentimiento, agrietas ansias en tus dedos y sientes el rasguño de uñas al separar libro por libro. Perviertes tu imaginación en un sueño que no puedes  alcanzar porque tu libro aún no acaricia tu alma, fustigas de esperanza tu viejo corazón y dejas que el presentimiento guie tu razón.
                   Por fin tu perseverancia da fruto, mengua la ilusión y late con fuerza la pasión por leerlo. Preparas ambiente, desvaneces artificiales ruidos,  llenas una copa, prendes un cigarrillo y te sientas en su prólogo.  Gritas y esperas soledad, oras para que calle el grillo y arrodillas lo que te queda de fuerza,  para que el sueño espere. Bailan las letras en su difuminación, se esconden las comas  y reverberan ecos las tildes…La timidez de tus ojos esconde el infierno del tiempo, discute mente y vista, orgullo y edad, razón y realidad…Y surge la diosa inteligencia y viste de claros cristales tu mirada. Tu alma sonríe, tu corazón asiente y tu orgullo muere.
                   Vestida tu mirada, alma preparada y corazón perceptivo, te dispones a disfrutar una bendecida lectura. Viajan los capítulos y tu cielo se emociona, brinca el suspenso por doquier, viven dudas y poco a poco ves como mueren los desperdicios de la novela. La emoción no cesa, el tiempo es corto pero todavía hay muchas páginas, respiras intensos alientos de ansias, no puedes levantar tu mirada ni tu cuerpo, es un imán para tus sentidos pues parece relato vivido. Muerdes tus labios, prendes otro cigarrillo y ya ves el poso en el fondo de la botella de tu viejo tinto. Despacito, retiras con ternura las gafas de tu mirada, dejas que tus ojos se abran al cielo y respiras profundo…Tu exhalación  desdobla inquietudes y en tu primera respiración te das cuenta que el libro sigue abierto, que reclama tu atención y que no puedes moverte.
                   Te desnudas en la viciada lectura, ya no te importa si son la una, las dos o las cinco de la madrugada. Estás haciendo el amor con tu libro, lo estás poseyendo y lo estás acariciando y te está excitando. Sientes que tu Luna se llena, que las estrellas llueven por doquier y que la fantasía se desdobla en cada poro de su escrita piel. Vas llegando al final, presientes la muerte del protagonista pero su vida impone duda, su experiencia esperanza y  sabes que la fuerza de su alma esconde entre puños, su poder, en las últimas páginas. El presagio es intenso y el nudo de tanta pasión te enlaza en sus sentimientos. Vives similitudes, reconoces miedos, haces tuyas sus lágrimas y sonríes cada vez que sus palabras, copian tu pensar. Ya vas llegando al final, deshaces páginas, devoras letras y arrecia con fuerza el sopor de tu sueño. Quedan dos páginas y están en blanco. El editor no completó la obra de su escritor o el escritor, enmudeció su final.  Y en tu espesura,  intentas recordar el título del libro, porque quizás en él puedas presagiar el final, quizás en él surja una pista…Quizás en él obtengas una respuesta.
                     Tus ansias cierran el libro para que tu alma pueda leer el título. Pasta de polvo y miel, aterciopelada y cuidada vejez, brillo opacado por los años, olor a vida y a reliquia. Tiemblan tus manos al acariciar el relieve de un título marcado con oro, de un título que ahora sabes que nadie escribió, de un título que dice “EL LIBRO DE TU VIDA”. Un libro que te deja dos páginas en blanco para que las escribas, un libro que no tiene epílogo para que los que te vivieron,  un día lo escriban…Un libro que como tú, todavía no escribe su final, solo está incompleto.


                   
                   


UN RECLAMO...


         Este mes cumplo un año, publicando mis poesías o más bien dicho mi prosa poética en más de 80 grupos de Facebook y en más de 50 comunidades de google. En todo este tiempo he tenido más de 190.000 visualizaciones y un montón de likes…La verdad es muy poco. En todo este año dí seguimiento a un libro, a un libro de un autor que no conozco, que escribe excelente y que merece toda mi admiración. Ese libro alcanzó un poco más de 500.000 visualizaciones en un año, más de 300.000 likes y solo 1000 comentarios o interacciones. Pero esto no es lo más terrible, lo penoso es que el 80% de los likes fueron por el título y el 30 % de los comentarios solo se referían a los primeros capítulos. Claro, es un libro electrónico, pero  no deja de ser un buen libro.  ¿Qué nos está pasando? ¿Acaso somos tan imbéciles que preferimos sentarnos frente a una ridícula novela televisada, con cien anuncios y con una pobreza intelectual que asusta, que sentarnos frente a un buen libro y crecer como seres humanos?
        El 95% de los likes que dan en face y en google, son por fotos, pensamientos de dos líneas,  frases de amor y desamor de tres líneas, noticias e imágenes porno o de sangre. Los escritos de más de 25 líneas están por debajo del 0.5% en interacciones. ¿Qué nos está pasando?¿Somos tan superficiales?¿Somos tan poco sensibles?. La verdad es SI.
       Y nos llueven publicidades intentando que leamos 20 minutos al día…Por favor, no insulten la inteligencia de los que leemos. En 20 minutos, no hay reflexión, no hay continuidad, no hay lectura…Solo comedia. Dejen de jugar a las escondidas, dejen que la palabra fluya en las mentes, dejen que la poesía haga magia…Dejen la idiotez a un lado y trabajen en sí mismos.
       Yo no hago publicidad ni milagros, pero les doy un consejo: Si no están acostumbrados a leer,  agárrense a un buen libro, un texto, una historia o una leyenda escrita. Escojan el día que les dé la gana, apaguen la televisión de 9 a 11 de la noche y dediquen dos horas a leer. No admitan interrupciones, que los platos los lave el marido o la mujer y sino que se laven solos, que el perro se calle y el gato se duerma. Verán como a la siguiente semana, esperarán el día elegido con ansias y cuando eso pase, sabrán que su inteligencia renacerá, su experiencia se enriquecerá y su futuro se llenará de sueños…No solo es un reclamo, es un beso, a nuestra inteligencia como seres pensantes.
         Ojalá y lo lean, pues excedí las 25 líneas…



        

sábado, 4 de febrero de 2017

LA CABAÑA


               Dibujó el cielo una cabaña. Bajó la luna y repartió secos leños. Mi guitarra en tus brazos y tus versos en mi boca. Poco a poco, el fuego tomó posesión, el vahó fue intenso en las ventanas  y las artificiales luces, dejaron paso a las naturales ceras. Se destapó el añejo tinto y en su primer aroma temblaron copas y manteles. Se iluminó una sonrisa en tu cara y creció un destello en mis ojos. Ya era mío tu pensamiento y tú jugabas con mis deseos, era tuyo el momento y yo, solo esperaba un sorbo de tu aliento. Mis labios sabían que los tuyos olían a caramelo y tus dientes sentían que mi piel era toda suya. Se acercaban tus manos y sentía escalofrío, viajaban mis perdidos dedos entre los botones de tu blusa y tus pezones me acariciaban con su dulce erección. Cruzamos miradas y cerramos pestañas, acercamos labios y crecimos humedades…Fundimos piel y  dimos libertad al deseo, llenamos de albedrío el fuego y empezamos a escribir una noche de amor.
                Abrimos el libro de la inolvidable pasión, arrancamos sus hojas y dejamos que el viento, cosiera viejos pergaminos entre sus tapas…Esos pergaminos que un día fueron escritos por duendes y románticas hadas, que fueron llenados con la magia de sabios druidas y que fueron hidratados por las humedades de eternos amantes. Nos envolvimos en ellos, para que sus letras fueran nuestro sudor, para que sus tildes fueran gemidos, para que sus rimas fueran latidos y para que se empaparan de nuestros sentimientos.
                 Perdimos razón y ganamos locura, envolví una y otra vez la sensualidad de tu contorsión hasta secar mis brazos, te llenaste de mi vigor hasta que tu alma gritó el éxtasis del corazón, te leí tan profunda que mi cuerpo se llenó de tu tinta, mi corazón se convirtió en pluma de antigua ave, mi alma en eco de sabios poetas y mis dedos en instrumento de las más dulces letras…Y llegó el segundo amanecer.
                 Pidió permiso el Sol y nuestra Luna se lo dio. La desnudez de tu cuerpo pedía mi abrigo y mi piel exigía tu rocío, tus ojos ya explicaban la ternura del sueño  y mis manos de poder,  descansaban sobre tu espalda. Sublime abrazo de ternura, eterna caricia…Olor a café, esperando el nacimiento de otra luna,  en nuestra cabaña de amor.



        

viernes, 3 de febrero de 2017

"TERNURAS"


              Vaga en silencio el viento entre las nubes, sonríe el horizonte ante amenaza de tormenta, frota sus manos el trueno a la espera de su rayo…Respira humedad mi arena, cuando tus pies acompañan la marea. Vive el temblor en mi piel al sentirte cerca, sudan mis ojos por tu belleza, calla mi boca las palabras y solo dejo que los dientes, muerdan mis labios. Se atreve tu dedo y acaricia mi barba partida, trago saliva y escucho un nudo en mi corazón, el nervio invade el alma y poco a poco el deseo nace.
                Tus manos arrancan mi camisa y mi cuerpo toma forma de amante. Tus labios se acercan a mi boca, tu aliento es dulce e intenso, mi respiración se agita, la sangre late por doquier, nace el verso que no se piensa, vuelan miedos y pecados, el silencio se hace eterno en el momento y el Universo expande pasión, cuando mis manos acarician tus pechos. Liberamos ansiedad, permitimos escalofríos y notamos erecciones, tiramos sedas y algodones, apagamos luces e imaginamos reflejos.
                El éxtasis arrodilla mi alma porque lo que siento no es de este mundo, tiembla la poesía al no encontrar letras capaces de expresarla, vibra con tal fuerza el sentimiento que se convierte en música, es tan intenso el calor de nuestros cuerpos que la piel llora miel y los ojos, dibujan sueños en cada mirada. Somos uno, en un solo latido… Se abre el cielo, se llena de estrellas y las convierte en lluvia, nos cubren con su polvo y sentimos el cariño de los dioses abrigar nuestros cuerpos. Llega la Luna, expande su halo y pide a mil cometas que escriban en su manto, una palabra que explique el milagro de esta noche, una palabra que en su sentir tenga el poder de una caricia y el don del alma, una palabra que pueda explicar un gemido y una lágrima…Una palabra que estremezca al corazón y que explique Amor por si sola. Y escribieron: “TERNURAS”.