Translate

miércoles, 22 de febrero de 2017

OBLIGACIÓN POR CONTRATO...


           Cuando naciste, firmaste un contrato...Un contrato con la vida. ¿Y sabes qué? Te tengo dos noticias, una buena y una mala. La buena es que no te morirás hasta que no sirvas para algo y la mala es que no leíste la letra pequeña de tu contrato.  Te explicaré que a veces en lo pequeño está lo más grande, lo sublime y lo interesante. No llegaste solo a respirar, hazte un favor y ponte a vivir. No llegaste a esperar, no estás de adorno…Actívate y vive.
           En la mediocridad vive el vicio, la ignorancia destella sus malentendidos orgullos y el ser humano ahoga tanto tiempo, que se llena de nada. Te envuelve la poderosa desidia, te sientas en el sillón de la televisión y estrujas tu mente en novelas y películas para sentir que hay otras vidas más jodidas y así olvidarte de la tuya. Porque tu vida, no sirve sino sientes tristezas y desilusiones ajenas, porque tu vida no tiene sentido sino lloras otros sentimientos que alguien más inventó y cobra por ello. Y así pasan los días y duermes tus noches.
           De tu casa al trabajo  del trabajo a tu casa… ¿Cuándo vives?... ¿Vives cuando te dejan o cuando quieres?...Tienes el poder de vivir, tienes el don de ser, tienes que ser diferente, porque si todo lo sigues haciendo igual, nada cambiará. Haz cosas diferentes, inventa tiempo distinto, abraza otros espacios y poco a poco sentirás que eres otro. Cambia la televisión por la lectura, lee sentimientos, poesías, biografías, relatos de vida, historias, cuentos…No escuches políticos porque aparte de aburridos no te dejan nada, al contrario te quitan tiempo, dinero y paciencia. Cambia la comida de la calle por la de tu casa, cambia la cerveza por un buen y refrescante vaso de agua...Cambia!!! Te aseguro que te sentirás diferente. Ahorra y viaja. Conoce mundo, porque es muy grande y merece ser vivido. Siente otras costumbres, aprende tradiciones y valores que te enseñarán a ser mejor…No te encierres en tus miedos. Abraza libertad…Vale la pena. Si se puede.
            Ah!!! Se me olvidaba leerte lo que dice la letra pequeña de tu contrato con la Vida: “Si no eres capaz de vivirme, te cambio por otro. Cuídate”.


      

          

No hay comentarios:

Publicar un comentario