sábado, 25 de febrero de 2017

SI...


            Si me susurras al oído, hazlo despacito, porque en ellos todavía vibra una vieja música. Si deshaces tus labios en mi boca, hazlo con lujuria, pues solo así entenderé el miedo al pecado.  Si dejas tus manos sobre mi pecho, exígeles que naden en él, porque en sus caricias revivirá mi corazón…Si mis ojos se cierran, que los abra tu alma.
            Si escribes en mi vida, hazlo con intensidad, pues mi historia ya caminó vagas pasiones. Si abrigas mi noche, sé capaz de encelar mi luna, porque en su reflejo veré tu verdad. Si buscas mis humedades, deberás besar todo mi mar, porque he sido playa y otras mareas solo besaron mis pies…Si quieres todo de mí, primero deja que conozca un poco de ti.
           Si un día ves que mis ojos lloran, no dejes que las lágrimas recorran mis mejillas, pues en ellas todavía vive la sonrisa. Si mi piel tiembla, solo deja que tus ternuras la calmen, porque en ella solo se enchina la soledad. Si se agrietan mis labios, deja que tu saliva los envuelva de miel, porque en sus comisuras están mis deseos…Si mis cabellos se convierten en plata, deja que la experiencia, invente pasión.
          Si el cielo oscurece sus estrellas, nos llenaremos de arcoíris y conoceremos la transformación del puro Amor. Si el volcán apaga sus cenizas, sembraremos lava en nuestro nido, porque en la fusión de nuestros cuerpos, el calor, embriagará nuestro sudor.  Si el viento no grita en las esquinas, convertiremos aliento en gemido y contorsión en excitación…Si la literatura no encuentra sus letras, escribiremos poesía en nuestro sueño.