Translate

miércoles, 31 de mayo de 2017

MUJERES, VAMPIROS Y OTRAS BELLEZAS...(PARTE 3 FINAL)


                         El nervio vivía consistente, la emoción disfrazaba silencio y su piel ansiaba sentir. Quizás el compromiso era ciego y el riesgo inmaduro, quizás tanta ansiedad lo llevaría a sumergirse a un pozo sin retorno, pero seguro que la intensidad escribiría hoy un nuevo capítulo en su vida y quizás también, en esa mujer y en aquel hombre.
                         Ya relame bizcocho el deseo, el frenesí aturde sienes y vive suave, una elegante música de fondo. Media luz, cama tendida en su casi perfección, aromas compungidos entre jazmines y maderas, el champagne llena sus copas y bailan las fresas en sus burbujas. Se desviste aquel hombre y muestra brillo en sus rasurados pectorales, el candado de su incipiente barba deja ver blancura en sus dientes y sus carnosos labios piden acción. Tierno mira. La prostituta asume el primer reto con su “chulo”. Se vigoriza el bíceps y rasga la blusa, lo besa, el candor arranca el cinturón y desprestigia el botón de sus jeans, las manos poseen muslos, el beso es más intenso y recorre garganta en su dulce saliva. Tierno se excita. La mano se desliza suave dentro de su trusa y tienta la vigorosa y afeitada erección. El “chulo” suspira, eriza sus pezones la mujer y deja espacio para que los posea el hambre del erotismo. Caen en la cama, deshacen sábanas, su mano no se separa y siente crecer la humedad entre sus dedos. Tierno se desnuda. Ayuda el “chulo” y con una mano desliza trusa y pantalones. Muestra a Tierno la excitación de sus muslos.
                         El calor es más y más intenso, se enredan los suspiros y tiembla el pecado porque ya va a ser poseído. Tierno vierte champagne en la espalda del “chulo”, ella no deja de entrelazar dedos en sus cabellos y también se humedecen. Tierno besa sus dedos, ella los abre, quita la mano y saborea la entrepierna de Tierno. Siente el primer escalofrío y su lengua recorre el champagne en la espalda del “chulo”. Se contorsionan los cuerpos. La mujer invita a Tierno y lo acuesta a su lado. Lo besa, se pone encima. El “chulo” no aguanta, muerde y abre los muslos de la mujer, máxima lubricación, enchina intensidad su cuerpo, penetra Tierno, también el “chulo”, sublime contorsión, el gemido es grito, la mordida intensa, fluye la sangre por la garganta de Tierno, la mujer pone sus ojos en blanco, el orgasmo es múltiple, avasallador, constante y eterno. Se desguanza la mujer y la hacen a un lado. El “chulo” muestra no entender pero quiere, Tierno lo abraza, lo siente, siembra una fresa en su boca y el “chulo” lo besa, lo come y lo desea. Se tocan vigorosos los penes, revienta piel tanta ansiedad y vive el oral. Emana la eyaculación, salpica miedo el sentimiento y se atreve Tierno: Muerde sus testículos, fluye la sangre, el “chulo” dice “¡Si!”, sus ojos quedan en blanco, llega vanidoso el orgasmo, no cede, no se desguanza, Tierno piensa, tiembla la cama. El “chulo” tiene nuevo vigor, abre la boca y de una mordida arranca el pene de Tierno…”El chulo” era vampiro y Tierno no lo sabía.